La importancia del magnesio en el cultivo de plantas

Advertisement

¡Descubre el papel fundamental del magnesio en el desarrollo de tus plantas!

Función del magnesio

El magnesio (Mg) es uno de los tres nutrientes secundarios indispensables para el crecimiento saludable de las plantas, junto con el calcio y el azufre. Aunque se clasifiquen como secundarios debido a su cantidad, su importancia no debe subestimarse. La falta de un nutriente secundario puede tener un impacto tan negativo en el desarrollo de las plantas como la deficiencia de nutrientes primarios o micronutrientes. De hecho, en algunas plantas, la concentración de magnesio en los tejidos es comparable a la del fósforo, un nutriente primario.

Importancia en la fotosíntesis

El magnesio desempeña un papel crucial en la fotosíntesis. Es el átomo central en la molécula de clorofila, el pigmento responsable del color verde de las plantas. La clorofila no solo le da color a las plantas, sino que también activa numerosas enzimas necesarias para su desarrollo y contribuye a la síntesis de proteínas.

Deficiencia y toxicidad

La deficiencia de magnesio se manifiesta principalmente en las hojas más viejas de las plantas, que se vuelven amarillas con venas verdes (clorosis intervenal). La movilidad del magnesio en las plantas hace que los síntomas se manifiesten primero en estas hojas. Aunque el pH del sustrato no afecta significativamente la disponibilidad de magnesio para las plantas en cultivos sin suelo, la deficiencia puede ocurrir si hay altos niveles de calcio, potasio o sodio en el sustrato. Por otro lado, la toxicidad de magnesio en los cultivos es muy rara, ya que altos niveles de magnesio pueden competir con el calcio y el potasio, causando deficiencias en estos nutrientes en el tejido foliar.

Further reading:  La Tusca y sus sorprendentes propiedades curativas
Advertisement

Fuentes de magnesio

La caliza dolomítica presente en la mayoría de los sustratos para cultivos sin suelo contiene cierta cantidad de magnesio, pero generalmente no es suficiente para satisfacer las necesidades de las plantas. El agua también puede ser una fuente considerable de magnesio, por lo que es importante analizarla antes de elegir un fertilizante. Si el agua no aporta al menos 25 ppm de magnesio, será necesario proporcionarlo mediante un fertilizante adecuado.

Revise las etiquetas de los fertilizantes que utiliza habitualmente para saber si aportan magnesio. En caso contrario, puede utilizar sales de Epsom, conocidas como sulfato de magnesio heptahidratado (MgSO4.7H2O). Otra opción es utilizar un fertilizante Cal Mag que contiene calcio y magnesio. Sin embargo, tenga en cuenta que estos fertilizantes pueden elevar el pH del sustrato con el tiempo.

Para más información sobre cómo incorporar el magnesio a su programa de fertilización, no dude en comunicarse con su representante de Servicios al Productor de Una Planta.

¡Asegúrese de brindar a sus plantas el magnesio que necesitan para un crecimiento saludable y vigoroso!

Geranio zonal mostrando síntomas de deficiencia de magnesio en las hojas de abajo. Fuente: Premier Tech

Jose Chen Lopez, Especialista en horticultura en México y el suroeste de los Estados Unidos

Advertisement