Siete prácticos consejos para cuidar tus geranios del balcón en días calurosos y ahorrar agua

¡El calor insoportable de la primavera y el verano ha llegado para quedarse! Cada vez son más largos los periodos en los que las temperaturas parecen superar todos los límites, afectando no solo a las personas, sino también a nuestras queridas plantas. Sin embargo, los geranios, esos embajadores veraniegos provenientes de Sudáfrica, son más resistentes al calor que la mayoría de las flores de balcón. ¿Quieres saber cómo aliviar a tus geranios durante los días calurosos? Los expertos de Pelargonium for Europe tienen algunos consejos para ti.

Riega a tiempo

Los geranios necesitan agua para florecer y crecer en todo su esplendor. Para asegurarte de que la tierra esté lo suficientemente húmeda, simplemente verifica si el abono se siente fresco. Si es así, no es necesario regar. Pero si la tierra está seca y caliente, es hora de sacar la regadera y brindarles un poco de agua a tus geranios.

Elige las mañanas o las tardes

Durante las horas de la mañana o de la tarde, cuando el sol está bajo en el cielo, la evaporación de agua es menor que en el mediodía. Aprovecha estos momentos del día para regar tus geranios, ya que podrán absorber mejor la humedad sin perder tanta agua por evaporación.

Riega directamente en las raíces

Para que el agua llegue donde tus geranios más lo necesitan, sostén la boquilla de la regadera directamente entre las plantas, cerca del suelo. Si tienes macetas con depósitos de agua, aún mejor, ya que las plantas se servirán solas. Recuerda evitar el agua fría del grifo para no dañar las raíces.

Further reading:  El Fascinante Mundo del Geranio Oloroso

Un vaso grande por planta

El objetivo es empapar bien la tierra, para lograrlo, añade aproximadamente un diez por ciento del volumen de la maceta en cada riego. Si no estás seguro de la cantidad exacta, puedes utilizar como guía un vaso grande de agua por planta. Es importante que el exceso de agua pueda drenarse, pero también que la tierra seca tenga tiempo para hidratarse. Por eso, se recomienda regar a sorbos.

Opta por una buena tierra

La calidad del abono para macetas juega un papel fundamental en la cantidad de agua disponible para tus geranios. Un buen compost retiene mucha agua y sigue siendo estable gracias a su equilibrada proporción de poros gruesos y finos. Por lo tanto, asegúrate de utilizar un compost de alta calidad para que las raíces de tus geranios estén sanas y bien hidratadas.

El truco de la fertilización

Debido a la alta evaporación en los días calurosos, es mejor abonar tus geranios dos veces por semana, utilizando la mitad de la dosis de abono líquido en cada ocasión, en lugar de hacerlo una vez con la dosis completa. Nunca viertas abono líquido en un suelo seco, ya que podría dañar las raíces.

¡Reduce el riego!

Si deseas reducir la cantidad de veces que debes regar tus geranios, puedes protegerlos del sol intenso colocándoles una sombrilla o trasladándolos a un lugar más sombreado. Recuerda que las macetas de colores claros se calientan menos que las oscuras, y las de arcilla vidriada evaporan menos humedad que las no vidriadas.

Con estos consejos, tus geranios estarán en pleno esplendor incluso en los días de calor intenso, y además podrás ahorrar agua. ¿A qué esperas? ¡Ponlos en práctica y disfruta de tus hermosas flores en el balcón!

Further reading:  Geranio: La Belleza Mediterránea en tu Jardín

Imágenes:

Geranios en Jardín

Geranios en maceta

¡Una plantita como los geranios puede alegrar cualquier espacio exterior! Si deseas obtener más información sobre estas maravillosas flores, visita Una Planta.

YouTube video
Siete prácticos consejos para cuidar tus geranios del balcón en días calurosos y ahorrar agua