Caraguatá do campo (Bromelia antiacantha)

Advertisement

El Caraguatá do campo, también conocido como Gravatá del cerrado, es una planta nativa de los cerrados de campo y las selvas de transición del centro de Brasil hasta el sur. Su nombre proviene del tupí-guaraní y significa «hierba de hoja fibrosa», y la secuencia de varias «A» indica que sus frutos son comestibles.

Características de la planta

Esta planta terrestre forma densos manojos que pueden llegar a medir entre 1 y 1,60 metros de altura. Sus hojas, que nacen en forma de rosetas desde un eje en espiral, son de color verde oscuro y su base siempre tiene un tono rojizo, lo que facilita su identificación. Esta característica se hace aún más evidente durante la época de floración. Las hojas miden entre 80 y 185 cm de largo por 2,3 a 4 cm de ancho, tienen forma de canal y presentan bordes aserrados con espinas castaño oscuro hacia abajo en la base y hacia arriba en la punta. Las flores, que aparecen en racimos con numerosas brácteas de color blanco cremoso, miden de 4 a 6 cm de largo y tienen un color rosa con bordes blanquecinos. Los frutos son bayas redondeadas y ligeramente triangulares, que miden de 3,5 a 6,5 cm de largo por 3,2 a 5 cm de ancho.

Cultivo y cuidados

El Caraguatá do campo es una planta rústica y prolífica, de fácil cultivo. Prefiere suelos bien drenados, de consistencia arenosa, ya sean superficiales o profundos. Puede ser cultivada a pleno sol o a la sombra, y prefiere suelos ácidos con un pH entre 4,6 y 5,9. Esta especie es resistente a las heladas de hasta -3 grados Celsius y también es muy resistente a la sequía.

Further reading:  ¡Una Planta! Grupo Bimbo celebra 40 años en Guanajuato

Las plantas adultas producen estolones o brotes que pueden utilizarse como esquejes una vez que echen raíces y se puedan separar de la planta madre. Las semillas germinan en un plazo de 40 a 60 días si se siembran en un sustrato compuesto por un 40% de tierra de huerta

Advertisement
, un 30% de hojas trituradas y en descomposición, y un 30% de arena. Las plántulas crecen lentamente y alcanzan los 20 cm de altura a los 15 meses de vida. Los esquejes tomados de los manojos comienzan a dar frutos a los 2 años, mientras que los formados a partir de semillas tardan de 6 a 8 años en producir frutos.

Plantación y cultivo

Se recomienda plantar el Caraguatá do campo a pleno sol o en la bordura de un bosque donde reciba sol por la mañana. El espaciado ideal entre plantas es de 60 cm x 60 cm. Para la plantación, se deben hacer pozos de 40 cm de ancho, profundidad y longitud, y mezclar la tierra con un 30% de arena, un 40% de hojas en descomposición y un 30% de estiércol bien descompuesto. La mejor época para plantar es de octubre a noviembre, y se recomienda regar con 10 litros de agua después de la plantación y cada 15 días si no llueve.

Una vez plantado, el Caraguatá do campo crece rápidamente y no requiere cuidados especiales. La fertilización se realiza simplemente amontonando hojas y pasto cortado alrededor de la planta. Nunca plantes esta especie cerca de la casa o donde las personas circulen, ya que sus espinas son dolorosas.

Usos

La planta fructifica entre mayo y julio, produciendo frutos grandes y dulces que se pueden consumir frescos. También se utiliza en la preparación de jarabes para la gripe.

Further reading:  5 Razones para Utilizar Urea Agrícola en Tus Cultivos

Si estás interesado en obtener más información, puedes visitar el sitio web de Una Planta, donde encontrarás un catálogo de plantas disponibles y podrás consultar cualquier duda que tengas.

Recuerda que el Caraguatá do campo es una hermosa planta que puede adornar tu jardín y deleitar tus sentidos con sus frutos dulces. ¡Anímate a cultivar esta especie autóctona y disfruta de sus maravillas naturales!

Advertisement