Helechos de exterior: Guía especializada para cuidar tus plantas de forma óptima

Advertisement

Los helechos son una excelente manera de darle un toque salvaje y natural a tu jardín. Estas plantas, conocidas por su resistencia, se han convertido en una de las opciones más populares a la hora de decorar espacios al aire libre. Si ya tienes helechos en tu jardín o estás pensando en tener algunos, seguramente te estarás preguntando cómo proporcionarles los cuidados necesarios para mantenerlos fuertes, saludables y hermosos. En este artículo, te proporcionaremos una serie de consejos prácticos que podrás aplicar.

Cuidados esenciales para tus helechos

Los helechos crecen en una amplia variedad de entornos naturales, como bosques, selvas tropicales y montañas. Existen más de 12,000 tipos diferentes de helechos, cada uno con sus propias necesidades específicas. Aunque cada planta de helecho puede requerir cuidados particulares, hay algunos consejos generales que pueden aplicarse a todos ellos. A continuación, te presentamos algunos de los tips que debes tener en cuenta al cultivar y cuidar tus helechos.

1. Mantén un riego regular

Debido a su origen tropical, los helechos necesitan ambientes húmedos para crecer adecuadamente. Por lo tanto, es importante regarlos con regularidad. Según los expertos, lo ideal es hacerlo una vez a la semana y, en épocas de calor, aumentar la frecuencia a dos veces por semana. Además, se recomienda pulverizar sus hojas con agua de vez en cuando para mantener un nivel óptimo de humedad. Sin embargo, debes tener cuidado de no excederte con el riego, ya que un exceso de agua podría dañar las raíces y favorecer la aparición de enfermedades fúngicas.

Further reading:  'Entre dos helechos: Una película que te hará estallar de risa'

2. Colócalos en lugares semisombreados

En general, los helechos prefieren la luz indirecta. Una buena opción es plantarlos cerca de una pared, una verja u otra estructura que les brinde sombra pero también les permita recibir luz solar en algunos momentos del día. Si una planta de helecho no recibe suficiente luz solar, puede perder el color de sus hojas y mostrar un crecimiento atrofiado, e incluso llegar a morir. Sin embargo, es más común que sufra por falta de luz que por un exceso. La clave está en mantener un equilibrio adecuado.

3. Utiliza abono orgánico

Para que tus helechos silvestres crezcan sanos y se mantengan en tu jardín durante más tiempo, es recomendable cultivarlos en sustratos ricos en materia orgánica. Puedes utilizar un sustrato compuesto por tierra de brezo y un poco de arena, o incluso un mantillo de hojas o abono elaborado con ramas trituradas.

4. Protégelos de plagas y enfermedades

Aunque los helechos son plantas resistentes, en ocasiones pueden sufrir problemas relacionados con plagas o enfermedades. Entre los problemas más comunes se encuentran la antracnosis, la botritis, el benomilo, el Pythium, los ácaros, los pulgones, las cochinillas, el nematodo foliar y los tisanópteros. Si tu helecho está afectado por un hongo o una bacteria, es importante cortar las ramas secas y retirar las hojas muertas del suelo para evitar que el problema se propague. También debes prestar mucha atención a la cantidad de humedad que recibe la planta y aumentar el riego si se encuentra seca. En caso de que tu helecho esté siendo atacado por parásitos, se recomienda utilizar plaguicidas como el malatión o polvos de piretrinas. Es fundamental ser cuidadoso al utilizar productos químicos para no dañar la planta.

Further reading:  Bajo el hechizo de los helechos arborescentes
Advertisement

5. Realiza podas periódicas

La poda es fundamental por varias razones. En primer lugar, promueve un crecimiento saludable y oxigena la planta, evitando la aparición de plagas y enfermedades. Además, la poda regular permite mantener una apariencia estética agradable y controlar su forma.

6. Reproducción adecuada

La reproducción de los helechos es un proceso sencillo. Todo lo que necesitas hacer es recolectar las esporas que se desprenden de las hojas del helecho, también conocidas como frondes. Puedes utilizar un cepillo para girar las hojas y raspar suavemente las pequeñas protuberancias de color diferente que encontrarás en ellas. Luego, esparce las esporas en un medio húmedo y sombreado con sustrato mineral, como tierra de jardín, y asegúrate de regar abundantemente. Los primeros brotes de tu nueva planta comenzarán a verse después de algunos meses. ¡Ten paciencia!

¡Brinda a tus helechos los mejores cuidados con esta guía!

Los helechos tienen su origen en entornos selváticos y están adaptados para crecer en condiciones tropicales. Siguiendo estos consejos de riego regular, protección contra plagas y enfermedades, y proporcionándoles una dosis adecuada de sombra, podrás mantener tus helechos siempre saludables y hermosos. Si deseas obtener más información sobre plantas y consejos de jardinería, visita Una Planta, un recurso en línea especializado en el cuidado de las plantas.

¡No olvides que tus helechos te lo agradecerán con un jardín espectacular!

Advertisement