Lavanda: La Planta Aromática con Propiedades Medicinales

La lavanda es una planta aromática que se encuentra en la región mediterránea y que ha sido apreciada por sus beneficios medicinales desde tiempos antiguos. En nuestro país, contamos con diversas especies de lavanda silvestre, cada una con sus propias particularidades y propiedades terapéuticas.

Descubriendo la Lavanda

La lavanda es una planta endémica de la región mediterránea y se encuentra en prados secos y malezas. Conocida por su nombre científico Lavandula, esta planta tiene diversos tipos de especies en nuestro país. Una de las más utilizadas en la herbolaria, especialmente para tratar el insomnio y los problemas digestivos, es la lavanda oficinal o espliego, con sus hojas alargadas y olor característico.

La flor de lavanda, de color azul, crece en espigas densas y florece a principios del verano. Las partes más utilizadas para fines medicinales son las sumidades floridas y las hojas de la planta. La lavanda dentata, por otro lado, es muy popular para su cultivo en macetas debido a su resistencia y capacidad decorativa.

Desde tiempos antiguos, los ramilletes de flores secas de lavanda se han utilizado para perfumar la ropa y las estancias. Además, el aceite esencial de lavanda se ha utilizado en baños y masajes, brindando sus beneficios hasta el día de hoy.

Further reading:  Descubre los encantadores campos de lavanda de Brihuega

Lavanda

Descubriendo las Propiedades de la Lavanda

La lavanda posee un aceite esencial rico en linalol, alcanfor y cineol, además de otros compuestos beneficiosos como el ácido rosmarínico, flavonoides, fitosteroles y taninos. Gracias a esta composición, la lavanda se le atribuyen diversas propiedades terapéuticas:

  • Sedante: ayuda a reducir la ansiedad, el insomnio y la tensión nerviosa. Su infusión, extracto fluido y tintura son utilizados para aliviar estos problemas. Además, el aceite esencial de lavanda, aplicado en baños o masajes, tiene un efecto tranquilizante.

  • Antiespasmódica y analgésica: la lavanda alivia las migrañas, los espasmos musculares y el dolor menstrual. Su infusión, tintura y baños de esencia son utilizados para tratar estos problemas.

  • Aperitiva, digestiva y carminativa: la lavanda ayuda a abrir el apetito, facilita la digestión y previene la aparición de gases y flatulencias. Además, alivia la sensación de digestión pesada o lenta (dispepsias) y combate los trastornos hepatobiliares leves. La infusión y la tintura de lavanda son recomendadas en estos casos.

  • Antiinflamatoria, antiséptica y diurética: la lavanda se utiliza para tratar la inflamación e infección de las vías urinarias, como la cistitis. Además, tiene propiedades cicatrizantes y se utiliza para aliviar irritaciones de garganta y afecciones cutáneas. Su infusión, tintura y aceite esencial son aplicados externamente.

Aceite esencial de lavanda

Aplicaciones de la Lavanda

La lavanda puede ser utilizada de diversas formas para aprovechar sus beneficios:

  • Para dormir: la lavanda es útil para calmar los nervios, los ataques de pánico y el insomnio.

  • Para el sistema digestivo: la lavanda ayuda a expulsar los gases y reduce la hinchazón abdominal y el mal sabor de boca.

  • Como ambientador natural: los ramilletes de lavanda se utilizan para aromatizar habitaciones y ahuyentar a los insectos.

Remedios con Lavanda y Cómo Utilizarlos

Infusiones de lavanda para dormir

Se puede tomar una infusión simple de lavanda, dos tazas al día, siendo la última una hora antes de acostarse. También se puede combinar con espino albar, tilo y pasiflora para un efecto aún más relajante.

Further reading:  Lavanda: Un Remedio Natural para Calmar y Relajar

Lavanda contra el sudor y el mal olor de los pies

La lavanda asociada con salvia se muestra eficaz para acabar con el mal olor de los pies. Se recomienda realizar un baño local de pies utilizando la planta seca de lavanda y salvia.

Tisana digestiva con lavanda

Una tisana que combina lavanda, hojas de menta y semillas de hinojo puede ser útil para favorecer la digestión. Se recomienda beberla después de las comidas principales.

Infusión con lavanda para el vientre hinchado y los gases

Recomendamos combinar lavanda con melisa, hierbaluisa y boldo en una infusión para aliviar el vientre hinchado y los gases. Se puede tomar después de las comidas principales.

Loción relajante de lavanda

La esencia de lavanda se puede utilizar en baños relajantes o en masajes suaves para calmar la excitación nerviosa y la tensión muscular asociada al estrés. Además, se puede combinar con aceite esencial de romero para tratar dolores articulares.

Aceite casero de lavanda para masajes

Una opción sencilla es mezclar 50 gotas de aceite esencial de lavanda en 100 ml de aceite de almendras dulces. Este aceite es ideal para masajes suaves en el cuello y hombros, proporcionando alivio progresivo.

La lavanda es una planta con propiedades terapéuticas únicas que podemos aprovechar en nuestra vida diaria. Ya sea en forma de infusiones, aceites esenciales o ungüentos, la lavanda nos brinda una variedad de beneficios para nuestro bienestar.

¡Descubre más sobre los usos de la lavanda en Una Planta!

Asesora: J Mª Teixé, herborista de El Manantial de Salud.