Los Secretos para Cuidar tus Hortensias en Maceta o en el Jardín

Las hortensias son plantas especiales, parte del grupo que yo llamo «las plantas de la abuela». En una época sin Internet ni redes sociales, nuestros mayores las cultivaban con facilidad. Los cuidados de la hortensia son intuitivos y estas flores prosperaban en un clima más estable que el actual.

Las hortensias son plantas acidófilas que pertenecen a la familia Hydrangeaceae, con más de 40 especies originarias de Asia. Se pueden cultivar tanto en macetas como en jardines, pero la decisión dependerá de nuestro espacio, clima y posibilidad de ofrecerles los cuidados necesarios.

Cuidado de las Hortensias

Las hortensias comparten los cuidados típicos de las plantas acidófilas: necesitan sombra o semisombra y riego generoso. Prefieren climas cálidos que les permitan florecer con energía, así como inviernos suaves que no dañen sus raíces. Son arbustos de hojas caducas que despiertan en primavera y crecen hasta que llega el verano, momento en el que comienzan a florecer.

Mapa Visual de los Cuidados de la Hortensia

Aquí tienes una guía visual con los cuidados esenciales para tus hortensias:

Mapa Visual de los Cuidados de la Hortensia

👉 Las 3 Reglas para Cuidar Bien tus Hortensias

Además de los cuidados básicos, debemos tener en cuenta algunos puntos adicionales:

Sustrato

Para ofrecer los mejores cuidados a tus hortensias, es importante elegir un sustrato ácido. Tanto si las colocamos en macetas como si las plantamos en el jardín, las hortensias son sensibles a este aspecto. Cualquier sustrato ácido servirá.

Further reading:  Cómo cuidar tus hortensias como una experta: la guía definitiva

Si las plantamos en el jardín, podemos reemplazar parte de la tierra con sustrato ácido para que se adapte mejor. Este proceso se puede repetir al comienzo de cada primavera. En macetas, podemos regar con agua descalcificada y reemplazar parte del sustrato regularmente para mantener un pH ácido.

Riego y Agua

Para que tus hortensias prosperen a largo plazo, siempre debes regar con agua descalcificada. La cal elevará gradualmente el pH del sustrato y perjudicará el crecimiento y la floración. Puedes recolectar agua de lluvia, utilizar agua embotellada o instalar un sistema doméstico para descalcificar el agua.

Sol y Luz

Además de la luz, el calor desempeña un papel esencial en el cuidado de las hortensias. La regla principal es simple: cuanto más alta sea la temperatura, más sombra necesitarán. Las hortensias necesitan una temperatura mínima de 15ºC.

Por lo general, debemos ubicarlas en un lugar con buena iluminación pero a la sombra. En lugares con veranos suaves, pueden recibir un poco de sol por la mañana. Sin embargo, en lugares con veranos más intensos, es mejor mantenerlas alejadas del sol. 👉 Por eso, es preferible tenerlas en macetas, a menos que tengamos un lugar adecuado en el jardín que cumpla con los requisitos de luz que he mencionado.

Abonado

El abonado es esencial para el cuidado de las hortensias. Si no se realiza de forma regular, es posible que no florezcan adecuadamente durante el verano. Puedes utilizar cualquier abono NPK o específico para hortensias que encuentres en el mercado, así como abono orgánico. Estos estimularán la floración y cuidarán de las hojas.

Further reading:  Cuidados de la Hortensia en maceta: Descubre los secretos para mantener su belleza

Poda y Enfermedades

La poda es fundamental para que las hortensias produzcan flores y se fortalezcan para el próximo año. Es necesario realizar una poda rápida de las flores marchitas si deseamos que florezcan durante el verano. Además, en primavera, es recomendable hacer una poda más intensa, eliminando ramas que no hayan florecido durante el verano.

En cuanto a las enfermedades, debemos prevenir las infecciones por hongos y controlar los insectos, como los pulgones, la araña roja y la cochinilla. Estas plagas tienden a afectar a las plantas que necesitan humedad, como las hortensias.

La Hortensia en Centros de Jardinería

Por lo general, no encontraremos hortensias durante todo el año en las tiendas o viveros. Sin embargo, esto depende de la zona donde vivamos. Es importante entender que la hortensia es un arbusto de hojas caducas estacional y suele comenzar a venderse a finales de invierno y principios de primavera. Puede venderse podada para que el cliente la trasplante, o también se puede encontrar en flor.

Las tiendas de jardinería de nuestro entorno son las más indicadas para asesorarnos sobre la climatología de la zona y cómo puede afectar a nuestras hortensias. Si tienes alguna duda, no dudes en preguntar. Recuerda que cada planta es única y requiere cuidados específicos.

No olvides visitar Una Planta para encontrar más información sobre el cuidado de las hortensias y otras plantas para embellecer tu hogar o jardín.

¡Disfruta de tus hermosas hortensias!

YouTube video
Los Secretos para Cuidar tus Hortensias en Maceta o en el Jardín