Insecticida Casero: El Secreto para una Planta Saludable

Advertisement

¡Hola a todos los entusiastas de los jardines y las plantas! En este artículo, descubrirás cómo preparar un poderoso insecticida casero que no solo te ahorrará dinero, sino que también servirá como un excelente abono para tus plantas. ¿Estás cansado de lidiar con hormigas, pulgones y otros insectos molestos? ¡Entonces sigue leyendo!

Insecticida Casero: El Secreto para una Planta Saludable
Insecticida Casero: El Secreto para una Planta Saludable

Ingredientes necesarios

Para preparar este insecticida, necesitarás los restos de poda de las tomateras. ¡No los desperdicies! Estos restos son perfectos para hacer nuevas tomateras y también para crear un insecticida efectivo. También necesitarás agua reposada o agua de lluvia, hojas de tomate cortadas y unas tijeras desinfectadas.

Tomato Leaves

Preparación paso a paso

  1. Corta las hojas de tomate en trozos pequeños.
  2. Agrega aproximadamente 100 gramos de hojas por cada litro de agua que vayas a utilizar.
  3. Deja reposar la mezcla durante unos días para que los alcaloides tóxicos para los insectos se liberen en el agua.
  4. Filtra el líquido para utilizarlo con un pulverizador o cualquier otra herramienta que desees utilizar para aplicarlo como insecticida.
  5. Si prefieres utilizarlo como abono, simplemente agrega el líquido sin filtrar en una regadera y riega las plantas alrededor, evitando aplicarlo directamente en el tallo.

Beneficios del insecticida casero

Las hojas de tomate contienen alcaloides que son tóxicos para los insectos. Al cortar y remojar las hojas en agua, obtenemos un líquido que ayuda a controlar las plagas de temporada y también puede usarse como un poderoso abono para nuestras plantas. Además, al utilizar los restos de poda de las tomateras, estamos aprovechando un residuo que de otra manera desecharíamos.

Further reading:  Cómo Cultivar Patatas en Casa de Manera Sencilla
Advertisement

Almacenamiento y frecuencia de aplicación

Puedes almacenar el insecticida en un lugar fresco y oscuro, como una nevera o un almacén. Sin embargo, asegúrate de revisarlo periódicamente, ya que puede producirse una segunda fermentación. Si el recipiente parece hinchado, simplemente ábrelo para que respire.

Puedes utilizar el insecticida cada dos o tres días para controlar las plagas y como abono. Si tienes un ataque de hormigas, pulgones u orugas, aplicarlo cada 10 días será suficiente.

FAQs

¿Puedo usar el insecticida en tomates? Sí, puedes aplicarlo en tomates. Además de ser un insecticida preventivo contra la oruga, ayuda a fijar nitrógeno y mejora el crecimiento radicular.

¿Puedo guardar el insecticida concentrado? Sí, puedes guardarlo en un lugar fresco y oscuro. Sin embargo, verifica periódicamente si hay signos de fermentación adicional y deja que el recipiente respire si está hinchado.

Esperamos que este insecticida casero te sea de gran utilidad en tu jardín. Recuerda que «Una Planta» está aquí para brindarte consejos e información sobre el maravilloso mundo de los jardines y las plantas. ¡Disfruta de un jardín saludable y libre de plagas!

¡Hasta la próxima!

Una Planta

Advertisement