Guía Práctica de los Jardines de París

Advertisement

¡Bienvenido a la encantadora ciudad de París! ¿Estás listo para explorar los hermosos jardines de la ciudad? En esta guía práctica, descubrirás los encantos de los Jardines de París y todos los tesoros naturales que albergan. ¡Prepárate para una aventura llena de plantas exóticas, flores coloridas y senderos serpenteantes!

Los jardines de ensueño

El Jardin des Plantes es un oasis de serenidad en medio de la ciudad bulliciosa. Con una extensión de 2,5 hectáreas, este jardín se divide en dos zonas distintas, cada una con su propio encanto único.

  • Jardines a la francesa: Aquí encontrarás parterres rectangulares y despejados, con amplias perspectivas, que rodean la avenida central. Estos jardines te transportarán a la elegancia clásica de la Francia del siglo XVIII.

  • Jardines de estilo inglés: Sumérgete en la naturaleza mientras exploras senderos sinuosos y parterres irregulares. Aquí también se encuentra el zoológico, donde podrás maravillarte con la diversidad de especies animales.

En este mágico recinto, te esperan innumerables sorpresas. Descubrirás una gran variedad de flores y plantas, estatuas, árboles centenarios y majestuosos invernaderos construidos en los siglos XVIII y XIX. Además, no puedes perderte el jardín alpino, que alberga más de 2.000 especies procedentes de los Alpes, los Pirineos y el Himalaya. Los edificios históricos que enriquecen este museo hacen que sea una visita verdaderamente legendaria.

Algunos atractivos del jardín

¡Prepárate para maravillarte con los principales atractivos de estos jardines, seleccionados especialmente para ti!

  1. Las flores de la avenida central: Cada primavera y otoño, esta avenida se viste de colores con cientos de variedades de flores que florecen en diferentes épocas del año. No importa la temporada en la que visites, siempre encontrarás un espectáculo floral.

  2. El jardín ecológico: En este espacio dedicado a las plantas silvestres de la región, podrás sumergirte en la naturaleza en su estado más puro. Aquí las plantas crecen sin intervención humana, como si estuvieras dando un paseo por la montaña fuera del parque.

  3. Jardín de la escuela botánica: Este jardín, compuesto por cinco parterres en forma ovalada, está diseñado con fines educativos. Te permitirá explorar la diversidad del mundo vegetal desde una perspectiva sistemática y geográfica.

  4. Jardín alpino: Creado en los años 30 del siglo XX, este jardín alberga plantas procedentes de los Alpes, el Pirineo y el Himalaya. Disfruta de la belleza de estas especies en un entorno cuidadosamente diseñado que las protege del viento.

  5. El gran laberinto: Sube por el montículo que alberga esta estructura original del Jardín de Plantas, construida desde su fundación. En la cima, encontrarás una pequeña glorieta circular de finales del siglo XVIII, conocida como la «Glorieta de Buffon», en honor al ilustre naturalista Buffon. Explora el laberinto en espiral y descubre la inscripción en latín que dice: «Horas non numero nisi serenas», que significa «Solo cuento las horas felices». En lo alto del montículo también encontrarás la tumba de Louis Daubenton, el primer director del Museo de Historia Natural.

    Advertisement

Las estatuas que te sorprenderán

Mientras te adentras en los jardines, encontrarás numerosas esculturas que adornan el paisaje. Algunas de las más notables son:

  1. Estatua en bronce de Buffon: Esta obra representa a Georges-Louis Leclerc, conde de Buffon, uno de los más grandes científicos de su tiempo. Buffon dedicó su vida a reunir todo el conocimiento sobre ciencias naturales en su famosa obra «Historia Natural». Fue intendente del Jardín Real de Plantas Medicinales durante 50 años y jugó un papel fundamental en el desarrollo e investigación de este lugar.

  2. Monumento a Bernardin de Saint-Pierre: Este monumento rinde homenaje a Bernardin de Saint-Pierre, el último intendente del Jardín Real de Plantas Medicinales. Durante su gestión, creó la ménagerie, el zoológico que se encuentra en el lugar.

  3. Monumento a Lamarck: En honor a Jean-Baptiste Lamarck, otro destacado naturalista francés, encontrarás este monumento cerca de la explanada que lleva su nombre. Lamarck trabajó en el Jardín de Plantas Medicinales y propuso la creación del Museo de Historia Natural. Además, formuló la primera teoría de la evolución antes que Darwin. La escultura muestra a su hija consolándolo, con la inscripción: «La posteridad os admirará, padre, ella os vengará».

  4. El buscador de oseznos: Esta dramática escultura, conocida como «Le Dénicheur d’oursons», es obra de Frémiet. El autor de esta escultura, Emmanuel Frémiet, también tiene su propia estatua en la que se le ve esculpiendo su obra «El Buscador de oseznos».

Further reading:  Conocimientos Esenciales sobre Plantas de Tratamiento de Aguas Residuales (Módulo I)

La mayoría de los jardines se puede visitar de forma gratuita. Hemos marcado en el mapa las entradas al recinto con flechas verdes para que puedas acceder fácilmente. Los amantes de las flores, las plantas y las maravillas botánicas seguramente disfrutarán de estos jardines. Aunque no sean tan elegantes como los jardines de Luxemburgo, su interés botánico y su importancia histórica los convierten en un lugar imprescindible para los amantes de la ciencia y la naturaleza.

No te olvides de visitar los pabellones y lugares de pago, señalados en el mapa con flechas rojas. ¡Disfruta al máximo de tu visita a los Jardines de París!

Una Planta

Advertisement