Cuidados de la planta stephanotis: ¡Un verdadero tesoro tropical!

Advertisement

La stephanotis es una enredadera sumamente hermosa que puede convertirse en el compañero perfecto para cualquier interior. Su espectacularidad no se limita solo a su belleza, con flores blancas ligeramente perfumadas, sino también a su facilidad de cuidado. Cultivada en interiores, esta planta puede alcanzar hasta cinco metros de altura, convirtiéndose en una maravillosa manera de decorar cualquier habitación con la belleza de la naturaleza.

Descubriendo la stephanotis

Antes de sumergirnos en los detalles de los cuidados que requiere la stephanotis, es interesante conocer un poco más sobre esta planta. Originaria de la isla de Madagascar, esta enredadera tropical crece de forma natural en exteriores, alcanzando hasta los 20 metros de altura. Sin embargo, en nuestros hogares la cultivamos en interiores, disfrutando de sus encantadores atributos sin necesidad de viajar miles de kilómetros.

Ahora bien, vamos a adentrarnos en los cuidados que la stephanotis necesita para prosperar y agregue un toque especial a nuestros espacios verdes.

1. ¡La luz es su mejor amiga!

La stephanotis es una planta amante de la luz debido a sus orígenes tropicales. Sin embargo, es esencial encontrar un equilibrio perfecto, ya que la exposición directa al sol puede dañar sus hojas e impedir su floración. Si recibe sol directo, este debe ser máximo dos horas al día y siempre en horarios de menor intensidad.

Further reading:  ¿Qué causa enfermedades en el jazmín?

Jazmín de Madagascar
Los cuidados de la stephanotis no son un impedimento para disfrutar de esta preciosa planta. ¡Consíguela aquí en nuestra tienda online Verdecora!

2. Mantén el calor constante

La stephanotis es una planta tropical que no tolera bien el frío. Su temperatura ideal oscila alrededor de los 18 grados, aunque puede sobrevivir en ambientes más cálidos siempre que no superen los 30 grados. Durante los meses de reposo invernal, es importante que la planta se encuentre en un ambiente fresco, pero fresco no significa por debajo de los 20 grados. Por otro lado, temperaturas por debajo de los 10 grados comprometen su supervivencia. Aunque en algunas zonas exteriores puede aclimatarse, es fundamental evitar los lugares con heladas.

3. El suelo, clave para su crecimiento

La elección del suelo es fundamental para el cultivo de la stephanotis. Esta planta demanda una tierra rica en nutrientes, por lo que se recomienda utilizar humus de lombriz en la mezcla. Además, es importante que el suelo tenga un buen drenaje, ya que el exceso de agua pue de ser perjudicial para esta especie.

Advertisement

Humus de lombriz Verdecora
Un porcentaje de humus de lombriz aportará los nutrientes que demandan los cuidados de la stephanotis. ¡Conoce sus beneficios aquí!

4. Ubicación adecuada para su bienestar

La ubicación de la stephanotis es crucial y debe tenerse en cuenta desde dos perspectivas. En primer lugar, es importante contemplar el espacio necesario para su desarrollo. Aunque esta planta crece como una enredadera, es vital considerar su crecimiento a medio plazo para que pueda expandirse sin restricciones.

Further reading:  Descuentos en Hotel Los Jazmines (Hotel), Torremolinos (España)

Por otro lado, debemos prestar atención a las corrientes de aire y evitar situarla en zonas con humo o gas. Es recomendable mantenerla en un espacio siempre ventilado.

5. Mantén una humedad adecuada

El riego es uno de los cuidados más importantes para la stephanotis. Durante los meses de reposo vegetativo, el riego debe ser esporádico, pero a medida que se acerca el final del invierno y la planta se activa para crecer y florecer, es esencial mantener un riego constante y profundo. Sin embargo, es fundamental evitar el encharcamiento del sustrato, ya que esto puede pudrir las raíces. Además, la humedad ambiental es crucial para mantener las hojas en buen estado. La colocación de un plato con agua y piedras debajo de la maceta puede ayudar a mantener la humedad adecuada.

6. Trasplante para un crecimiento óptimo

Para favorecer el crecimiento de la stephanotis, es recomendable trasplantarla a una maceta ligeramente más grande en primavera. Este trasplante no solo permitirá que la planta crezca, sino también renovar el sustrato y los nutrientes.

7. Fertiliza para un crecimiento exuberante

Con la llegada de la primavera, es momento de comenzar a aplicar un fertilizante líquido una vez al mes hasta mediados del otoño. Esto proporcionará a la planta los nutrientes necesarios para un crecimiento exuberante.

¡Ahora que conoces los cuidados de la stephanotis, anímate a tenerla en tu colección de plantas! Estamos seguros de que no te arrepentirás de disfrutar de la belleza y el encanto de esta fascinante enredadera tropical.

Para conocer más sobre el mundo de las plantas y encontrar productos de jardinería de calidad, visita Una Planta.

Advertisement