Cuidados de la aglaonema: La planta exuberante perfecta para tu hogar

Cuidados de la aglaonema: La planta exuberante perfecta para tu hogar
Advertisement

Si quieres darle a tu hogar un toque exótico y llamativo, la aglaonema es la planta ideal. Además de su belleza, los cuidados de la aglaonema hacen que sea perfecta para cualquier interior. A pesar de lo que puedas pensar, no requiere una gran cantidad de luz, lo que la convierte en una excelente opción para espacios con poca iluminación natural. Incluso puede ser cultivada únicamente con luz artificial. Esto la convierte en la opción perfecta para aquellos que quieren disfrutar de plantas de interior en casas con poca luz solar.

Pero antes de adentrarnos en los cuidados de la aglaonema, es interesante conocer más acerca de esta planta. Proveniente de las selvas tropicales del sur de Asia, la aglaonema es una planta herbácea perenne. Su peculiaridad radica en que tiene múltiples tallos y puede alcanzar hasta un metro de altura. Sin embargo, su crecimiento es lento, por lo que requiere paciencia.

Ahora, veamos en detalle los cuidados de la aglaonema y descubre cuál es la variedad ideal para tu hogar.

5 Cuidados de la Aglaonema para mantenerla radiante

Además de ser fácil de cuidar, la aglaonema destaca por sus variados colores. Aunque forme parte de las plantas verdes, existen especies con hojas rojas o fucsias, lo que la convierte en un espectáculo natural para decorar cualquier interior.

Further reading:  Flores y plantas: El toque especial para tu restaurante

Otro aspecto a tener en cuenta es su utilidad: la aglaonema es una planta purificadora que ayuda a limpiar el aire de nuestro hogar. Es una aliada perfecta para tener un ambiente más saludable.

Aglaonema
Los sencillos cuidados de la aglaonema crean una planta perfecta. ¡Consíguela aquí en nuestra tienda online!

Sin embargo, debemos tener en cuenta que la aglaonema es tóxica para niños y mascotas, por lo que no se recomienda en hogares con ellos.

Dejando de lado estos aspectos, veamos los cuidados de la aglaonema, que te permitirán disfrutar de su belleza durante mucho tiempo.

Advertisement

1. La luz, un cuidado sencillo

A diferencia de otras plantas, la aglaonema puede vivir en espacios con poca luz natural. Sin embargo, debemos tener cuidado de que el sol no incida directamente en sus hojas, ya que podrían quemarse.

2. El riego, esencial

El cuidado más importante de la aglaonema es el riego. Esta planta necesita un sustrato ligeramente húmedo, pero no encharcado. Uno de los errores más comunes es regarla en exceso, lo que puede llevar a su muerte. Es fundamental asegurarnos de que cuenta con un buen drenaje.

Durante los meses de calor, debemos incrementar el riego, mientras que en los meses fríos, debemos reducirlo.

3. El trasplante, cada dos años

La aglaonema tiene un crecimiento lento, por lo que el trasplante no es urgente. Podemos posponerlo hasta por dos años. Además, es recomendable realizarlo en primavera.

Sustrato para plantas verdes Verdecora
Un sustrato para plantas verdes es ideal para trasplantar la aglaonema. Conoce las características del nuestro.

4. La humedad ambiental, un aspecto a considerar

Aunque la aglaonema no requiere ser pulverizada, sí necesita un cierto grado de humedad en el ambiente. Esto evitará que plagas como el pulgón o la araña roja se aprovechen de la sequedad ambiental.

Further reading:  Las bayas más venenosas que debes evitar probar

5. El abonado, solo durante los meses de crecimiento

Como cualquier otra planta, la aglaonema necesita un fertilizante para apoyar su crecimiento. Sin embargo, el abonado solo debe realizarse en primavera. Durante el resto del año, cuando la planta está en reposo, no se debe abonar.

¿Te animas a disfrutar de esta preciosa planta verde?

No dudes en adquirir tu propia aglaonema en Una Planta, tu tienda online de confianza.

Advertisement