Kokedama: Decora tu hogar con plantas al estilo japonés

Advertisement

¡Las plantas nos fascinan! Colgantes, llamativas, las que no necesitan luz, ¡no podemos dejar de hablar de ellas! Y es que son ideales para la decoración de interiores. Imagina una casa blanca, pulcra, silenciosa. Ahora, imagina esa misma casa iluminada por el toque natural de las plantas. O al menos, sentir la naturaleza desde el corazón mismo de la ciudad.

Seguro que has visto estas plantas en algún restaurante moderno y «hipster», donde son un elemento imprescindible de la decoración. O quizás en el hogar de algún «millennial» que adora llenar su casa de macetas. Estamos hablando de los kokedamas, una técnica japonesa donde las plantas son las protagonistas absolutas. Pero, ¿qué es el kokedama? ¿En qué se diferencia de otras técnicas?

Descubre el kokedama, la técnica japonesa para decorar con plantas

El kokedama es una técnica artesanal que consiste en eliminar la maceta y el sustrato de una planta, y reemplazarlos por una bola arcillosa que retiene el agua. Esta bola se cubre con musgo, creando una maceta natural muy decorativa y estimulante que rompe los estereotipos convencionales. De hecho, kokedama significa «bola de musgo» en japonés y combina conceptos y técnicas de cultivo utilizadas en Japón, como nearai, kusamono y bonsai.

El kokedama es especialmente interesante por su originalidad, ya que cada uno es único, hecho de forma totalmente artesanal. Cada persona puede crear su propia versión utilizando una mezcla de tierras rodeada por una capa de musgo. ¡La maceta está viva!

Further reading:  Crea tu propia kokedama: una declaración de amor a las plantas

Kokedama: ¿Plantas de interior o de exterior?

En general, las kokedamas se colocan en el interior en lugar del exterior, ya que requieren más atención y cuidado en este último caso. Por lo tanto, si decides traer un kokedama a tu vida, es mejor colocarlo en el interior. Así podrás decorar salas y rincones con diferentes tipos de plantas, como helechos, hiedras, rosas, geranios, ¡y muchas más!

Mantenimiento y colocación de los kokedamas

El mantenimiento de los kokedamas no difiere mucho de las plantas cultivadas en maceta. Se recomienda regarlos sumergiéndolos en agua o rociando la bola de musgo. La frecuencia de riego depende de la época del año, siendo menos frecuente en períodos fríos y más frecuente en períodos cálidos.

Si quieres decorar tu casa con kokedamas, elige un lugar adecuado y bien iluminado, cerca de una ventana y, sobre todo, alejado de calefacciones o corrientes de aire. ¡Y si quieres estar a la vanguardia, únete a la revolución de los kokedamas colgándolos en techos y paredes! Es una forma sencilla de aportar elegancia y naturalidad al espacio. Descubre ahora algunos de los beneficios de tener esta técnica japonesa en tu hogar.

¡Descubre más sobre el maravilloso mundo del kokedama en Una Planta!

Advertisement