Cuidados mágicos de los kokedamas

Advertisement

¡Descubre los secretos para mantener tus kokedamas vivos y felices! Los kokedamas son seres vivos que necesitan cuidados especiales para prosperar. A continuación, te revelamos los cuidados mágicos que necesitan:

Ubicación: donde los sueños se hacen realidad

Cada planta tiene sus propias necesidades de luz, temperatura y humedad ambiental. Al igual que nosotros, cada planta necesita su propio clima y microclima para crecer de manera óptima. ¿Cómo saber qué necesita una planta? Imagina qué necesidades tendrías tú en la misma situación.

En el exterior: una aventura al aire libre

Si tu kokedama está en el exterior, su cuidado es tan sencillo como el de cualquier otra planta de exterior. Encuentra un lugar protegido del sol directo, especialmente en las horas centrales del día durante el verano. Evita las corrientes de aire frío o caliente.

Un lugar ideal para tu kokedama es colgarlo de una rama de un árbol caduco. En verano, el árbol proporciona sombra y mayor humedad ambiental, mientras que en invierno deja pasar la luz y el calor.

En el interior: un rincón de paz

Si tu kokedama está en el interior, su cuidado es tan sencillo como el de cualquier otra planta de interior en maceta. Colócala en una habitación luminosa pero alejada del sol directo. Si la planta prefiere sombra o semisombra, una ventana hacia el norte es ideal. Para las plantas que prefieren un lugar más soleado, una ventana hacia el este sería perfecta para recibir el sol de la mañana.

Further reading:  Cómo hacer un kokedama de suculentas

Evita ubicar tu kokedama cerca de fuentes de aire frío o caliente, como el aire acondicionado o la calefacción. Hay muchos lugares para colocar tu kokedama en el interior, como el alféizar de una ventana, una galería acristalada o incluso en el invernadero.

Si prefieres tener tu kokedama en un recipiente, puedes colocar pequeñas piedras y agregar agua parcialmente para mantener un microclima ligeramente más húmedo. Asegúrate de que la bola de musgo esté en contacto con las piedras pero no con el agua.

Riego: el misterio del agua

Los kokedamas se riegan sumergiéndolos en un cuenco con agua. Siempre que sea posible, utiliza agua no clorada. La frecuencia de riego depende de la estación del año y las necesidades de cada planta.

Advertisement
  • Primavera/verano: 3 o 4 veces por semana.
  • Otoño/invierno: 1 o 2 veces por semana.

Sigue estos pasos para regar tu kokedama:

  1. Sumerge la bola de musgo en un cuenco con agua hasta cubrirla y espera 5-10 minutos o hasta que dejen de salir burbujas.
  2. Deja escurrir la bola hasta que deje de gotear o colócala delicadamente sobre una bayeta.
  3. ¡Vuelve a colocar tu kokedama en su lugar!

Pulverización: revive el espíritu del bosque

Si tu kokedama está en el interior, es necesario pulverizar la bola de musgo y la planta para contrarrestar el ambiente seco. Si vives en un clima seco y tienes tu kokedama en el exterior, también debes hacer lo mismo.

Recuerda que no todas las plantas toleran ser pulverizadas, así que consulta la ficha de tu kokedama si lo compraste en Una Planta.

Abonado y fertilización: ¡energía para crecer!

Abonar y fertilizar son dos tareas complementarias. El abonado consiste en añadir materia orgánica al sustrato, mientras que la fertilización restituye los nutrientes.

Further reading:  Kokedama: Decora tu hogar con plantas al estilo japonés

Abonado: mimos para el sustrato

Durante el otoño y el invierno, es necesario abonar para preservar la calidad del sustrato. El humus de lombriz líquido ofrece buenos resultados como abono.

Fertilización: nutrientes para el crecimiento

En primavera/verano, utiliza un fertilizante orgánico que contenga macronutrientes como nitrógeno, fósforo, potasio, azufre, calcio y magnesio, combinados con micronutrientes como hierro, cobre, zinc, entre otros.

En otoño/invierno, utiliza un fertilizante sin nitrógeno o equilibrado hacia el potasio, combinado con micronutrientes como hierro, cobre, zinc, entre otros.

Si tienes alguna duda, ¡no dudes en contactarnos!

¡Recuerda que tus kokedamas son seres vivos llenos de magia que merecen cuidados especiales! Si quieres conocer más sobre kokedamas y encontrar los mejores productos, visita Una Planta.

Advertisement