La Historia de un Tesoro en el Desierto

Advertisement

El Tamarugo, un árbol que se eleva con orgullo en la desolada pampa del Tamarugal, ha sido testigo de los cambios impresionantes que ha experimentado el desierto a lo largo de los siglos. Situado entre las majestuosas cordilleras de los Andes y la costa, este territorio que alguna vez fue un lago, hoy se ha transformado en una vasta costra de sal. Sin embargo, a pesar de las apariencias, el lago aún perdura bajo la superficie, a profundidades de 15, 20 o incluso 30 metros, en lo que se conoce como el desierto absoluto.

El Tamarugo, valiente y resiliente, ha aprendido a sobrevivir en este entorno inhóspito. Sus raíces se adentran en la sal, absorbiendo el agua que tanto anhela para su existencia. Pero su importancia no se limita a sí mismo; bajo su sombra, se refugian seres vivos de toda índole. El Tamarugo es un centro vital en este desierto, brindando refugio a insectos, reptiles, aves y roedores que han encontrado en estas tierras secas su hogar.

La historia del Tamarugo no se limita solo a su habilidad para sobrevivir, sino también a su generosidad. Durante el periodo en el que produce semillas, atrae a una criatura especial llamada «cebo del tamarugal». Descendiendo desde las montañas cercanas, este pequeño ser es crucial para la polinización y propagación de las semillas del Tamarugo.

Desde que el Tamarugo se estableció en estas tierras lejanas, su valioso fruto de alto valor nutritivo ha sido un recurso alimenticio para el ganado. Su frondosa sombra ha sido vital para aquellos valientes humanos que han decidido adentrarse en este inhóspito desierto. Las historias de antiguos pobladores que se refugiaban bajo el Tamarugo para dormir y observar la luna son testimonio de la importancia vital de este árbol.

Further reading:  Las nuevas generaciones del Toromiro en Rapa Nui | Memorias de Árboles

Sin embargo, la vida del Tamarugo está en peligro. La sobreexplotación del agua subterránea, la cual es esencial para su supervivencia, está amenazando su existencia. La disminución de la disponibilidad de agua pone en riesgo la vida de este árbol y el magnífico ecosistema que lo rodea.

Advertisement

Para aquellos que han vivido en armonía con la naturaleza y han dependido del Tamarugo para su subsistencia, su valor trasciende lo material. Este árbol es considerado como una persona, un ser que tiene la capacidad de proveer alimento y cuidado a sus hermanos. En tiempos antiguos, la gente adoraba a la «pachamama» como una forma de pedir y agradecer por las bendiciones de la vida. El Tamarugo, en su esencia, representa esta conexión entre la humanidad y la naturaleza.

El mundo está cambiando rápidamente, y el Tamarugo sufre las consecuencias de estos cambios. En un lugar donde la vida es frágil, este tesoro en el desierto necesita nuestra atención y cuidado. La supervivencia del Tamarugo no solo es crucial para su propia existencia, sino también para la supervivencia de todas las especies que dependen de él en el lugar más árido de la Tierra.

El Tamarugo, un símbolo de resistencia y generosidad, espera que tomemos medidas para proteger su hogar y preservar su vitalidad. La tranquilidad en la que tanto anhela traer vida al desierto es esencial para su supervivencia. En nuestras manos está la responsabilidad de evitar que este tesoro desaparezca para siempre.

Tamarugo

Conoce más sobre el Tamarugo y su importancia en el desierto en Una Planta.

Advertisement