Los hongos: clave para el control del carbono en el suelo

Advertisement

Cuando hablamos de cambio global, solemos centrarnos en la cantidad de carbono en la atmósfera y en las plantas. Sin embargo, el suelo contiene más carbono que el aire y las plantas juntas. Esto significa que cualquier cambio, por pequeño que sea, en el carbono del suelo podría tener implicaciones importantes para el clima y la atmósfera de nuestro planeta. En este sentido, una nueva investigación publicada en la revista ‘Nature’ ha descubierto un factor inesperado que controla el contenido de carbono en el suelo: ¡los hongos!

La biología del suelo y su papel en el almacenamiento de carbono

La biología del suelo, en particular la presencia de ciertos tipos de hongos, juega un papel fundamental en el almacenamiento de carbono en el suelo. Estudios previos habían considerado que la degradación del suelo, el clima y la productividad de las plantas eran los factores más importantes en este sentido. Sin embargo, los nuevos hallazgos indican que la biología del suelo tiene un rol mucho más relevante de lo que se pensaba.

Algunos tipos de hongos simbióticos, como las micorrizas arbusculares (MA), las ectomicorrizas y las micorrizas ericoides, pueden aumentar hasta en un 70% el contenido de carbono en el suelo. Sorprendentemente, el papel de estos hongos no se ha tenido en cuenta en los modelos climáticos globales hasta ahora.

Further reading:  Mejorando la tolerancia de plantones de cítricos a suelos salinos con micorrizas arbusculares

Hongos en el suelo
Imagen: Hongos en el suelo

La importancia de la simbiosis entre los hongos y las plantas

La mayoría de las plantas forman una simbiosis con los hongos, intercambiando carbono de las plantas por nutrientes del suelo proporcionados por los hongos. Estas relaciones beneficiosas se pueden agrupar en tres categorías principales: las micorrizas arbusculares (MA), las ectomicorrizas y las micorrizas ericoides. La simbiosis más común es la de las micorrizas arbusculares, que ocurre en aproximadamente el 85% de las familias de plantas. Por otro lado, las micorrizas ectomicorrizas y ericoides se encuentran en unas pocas familias de plantas.

El papel de los hongos en el almacenamiento de carbono del suelo

Un análisis exhaustivo de más de 200 perfiles de suelo alrededor del mundo reveló que los suelos que albergan comunidades vegetales dominadas por las micorrizas ectomicorrizas y ericoides (MEE) contienen un 70% más de carbono por unidad de nitrógeno que los suelos donde predominan las micorrizas arbusculares.

Esta diferencia significativa en los niveles de carbono se debe a la forma en que los dos tipos de hongos micorrícicos obtienen nutrientes. Los hongos MEE producen enzimas que les permiten acceder a las formas orgánicas de nitrógeno, que no están disponibles para los hongos MA. Al reducir los niveles de nitrógeno en la materia orgánica del suelo, los hongos MEE limitan la actividad de los microorganismos descomponedores de la materia orgánica y, por ende, evitan que el carbono regrese a la atmósfera.

Conclusiones y perspectivas futuras

Estos descubrimientos respaldan una teoría publicada en 2011 por investigadores de Reino Unido y Nueva Zelanda y proporcionan evidencia sólida para mejorar los modelos del sistema terrestre. Es fundamental tener en cuenta la influencia de los microorganismos del suelo en el ciclo global del carbono si queremos comprender y abordar eficazmente el cambio climático.

Further reading:  Micorrizas Great White Premium: Mejora el Cultivo Orgánico con Microorganismos Beneficiosos
Advertisement

En conclusión, los hongos juegan un papel crucial en el control del carbono en el suelo. La simbiosis entre los hongos y las plantas es un factor determinante en el almacenamiento de carbono en los suelos de todo el mundo. Este hallazgo destaca la importancia de considerar la biología del suelo en los esfuerzos para mitigar el cambio climático y proteger nuestro planeta.

FAQs

¿Cuál es el papel de los hongos en el almacenamiento de carbono en el suelo?
Los hongos juegan un papel crucial en el almacenamiento de carbono en el suelo, especialmente los hongos micorrícicos como las micorrizas ectomicorrizas y ericoides (MEE). Estos hongos producen enzimas que les permiten acceder a formas orgánicas de nitrógeno en el suelo, lo que limita la actividad de los microorganismos descomponedores y evita que el carbono regrese a la atmósfera.

¿Cómo influye la simbiosis entre hongos y plantas en el contenido de carbono del suelo?
La simbiosis entre los hongos y las plantas permite un intercambio beneficioso: las plantas proporcionan carbono a los hongos y, a cambio, los hongos suministran nutrientes al suelo. Algunos tipos de hongos simbióticos, como las micorrizas ectomicorrizas y ericoides, pueden aumentar hasta en un 70% el contenido de carbono en el suelo.

¿Qué implicaciones tiene este descubrimiento?
Este descubrimiento destaca la importancia de considerar la biología del suelo y la simbiosis entre hongos y plantas en los esfuerzos para mitigar el cambio climático. Mejorar nuestra comprensión de cómo los hongos influyen en el almacenamiento de carbono en el suelo nos ayudará a proteger nuestro planeta y promover un futuro más sostenible.

Further reading:  Cómo se Alimentan las Trufas

Conclusión

Los hongos desempeñan un papel fundamental en el control del carbono en el suelo. Su simbiosis con las plantas y su capacidad para acceder a nutrientes orgánicos influyen directamente en el contenido de carbono en el suelo. Este descubrimiento nos invita a considerar la biología del suelo de manera integral en los esfuerzos para comprender y enfrentar el cambio climático. Al comprender mejor la relación entre los hongos y el carbono del suelo, podremos tomar medidas más efectivas para proteger nuestro medio ambiente y asegurar un futuro sostenible.

¡Descubre más información sobre el mundo fascinante de las plantas en Una Planta!

Advertisement