Cuidados del geranio en invierno: mantén tus plantas protegidas y florecientes

Los geranios son plantas que disfrutan del sol y del riego abundante durante el verano. Sin embargo, en invierno, experimentan una especie de hibernación que les permite recargarse y renacer con los primeros rayos de sol del otoño. Si quieres asegurarte de que tus geranios pasen el invierno en las mejores condiciones, es importante que les brindes la protección necesaria para satisfacer sus necesidades. En este artículo, encontrarás consejos útiles para cuidar tus geranios durante los meses más fríos del año.

Pasos para mantener tus geranios protegidos en invierno

  • Trasplantar los geranios: Si tienes geranios plantados en el jardín de tu casa y la zona está expuesta a temperaturas cercanas o por debajo de los 0 grados durante el invierno, es recomendable trasplantarlos a macetas que puedas llevar dentro de casa o a un lugar más cálido, como un porche resguardado.

  • Trasladar los recipientes: Si tus geranios están en macetas o recipientes que puedes mover, antes de que llegue el frío, es importante trasladarlos a un área protegida donde no haya riesgo de heladas.

  • Realizar el trasplante adecuadamente: Cuando trasplantes los geranios, asegúrate de aflojar suavemente la tierra alrededor de la planta para extraerla junto con todas sus raíces sin dañarla. Luego, planta cada geranio en una maceta adecuada, con un sustrato compuesto por turba, vermiculita y perlita. No olvides regarlos.

  • Colocar las macetas en un lugar soleado: Durante el invierno, coloca las macetas del geranio en un lugar donde reciban los rayos del sol. Riega solo cuando la tierra esté seca. Las ventanas de tu casa suelen ser un lugar ideal, ya que permiten que los geranios reciban luz solar sin sufrir heladas o temperaturas extremas.

  • Proteger los geranios en una caja de madera: Si no puedes trasplantar los geranios a macetas y vives en una zona con temperaturas frías y heladas constantes, puedes guardarlos en una caja de madera. Para hacerlo, debes sacarlos de la tierra, limpiar cuidadosamente las raíces y sumergirlos en una solución fungicida durante 48 horas. Posteriormente, separa los geranios en grupos, colócalos en una caja de madera y cúbrelos con turba. Guarda la caja en un lugar fresco y seco durante todo el invierno.

Further reading:  Una Guía Práctica para que tu Geranio Brille en tu Terraza

Una vez que las heladas hayan desaparecido y las temperaturas no bajen de los 0 grados, normalmente alrededor de febrero, podrás volver a plantar tus geranios con seguridad para disfrutar de su belleza durante la primavera y el verano.

Recuerda que, al igual que tu jardín, tu hogar también necesita protección y seguridad durante todo el año. En Una Planta podrás encontrar las soluciones adecuadas para tus necesidades y las de tu vivienda. Mantén tu hogar protegido en todo momento.

image

¡Calcula tu precio ahora y protege tu hogar con Una Planta! Una Planta

Autor: [Tu nombre]

YouTube video
Cuidados del geranio en invierno: mantén tus plantas protegidas y florecientes