Redescubriendo a Manuel Machado: Un Viaje Literario de Dualidades y Autodescubrimiento

Advertisement

Manuel Machado, reconocido poeta español, nos invita a adentrarnos en su obra maestra «Adelfos» para explorar una dualidad fascinante. En este poema, publicado en Alma en 1909, Machado crea un juego de apariencias entre su identidad real y la que se construye en el plano literario.

El Abúlico: ¿Gemelo o Alter Ego?

El protagonista de «Adelfos» es un personaje llamado el abúlico, un ser cuya voluntad ha muerto en una noche de luna. Este personaje puede ser visto como el «gemelo» o el «otro yo» del poeta. Al comparar esta composición juvenil con otros poemas posteriores, podemos observar similitudes y diferencias interesantes.

En Busca de Identidad: La Evolución del Yo Poético

El yo poético de «Adelfos» se define como un «árabe español» y contrasta con el sujeto lírico de «Retrato» en El mal poema (1909). En este último, el poeta se declara medio gitano y medio parisino, llevando una vida apresurada y alegremente iluminada por un destello de sol. Su actitud vital es positiva y revela sus preferencias, confesando su amor por la agilidad y destreza del torero, al cual hubiera preferido ser antes que un poeta.

La Frustración del Poeta y el Cambio de Profesión

El deseo de cambiar de profesión, presente tanto en «Adelfos» como en «Prólogo-epílogo» de El mal poema (1909), muestra la desilusión del poeta ante la falta de interés del público. Esta desilusión alcanza su máximo nivel en «El poeta de Adelfos dice adiós, al fin» en Ars moriendis (1922), donde el protagonista renuncia a la creación poética.

Further reading:  La Belleza Venenosa de la Adelfa

El Nuevo Autorretrato de Manuel Machado

Al final de su vida, Manuel Machado decide escribir «Nuevo autorretrato» en Phoenix (1936). En este poema, el sujeto lírico se observa detenidamente y se compara con su antiguo yo. Aunque ya no es el mismo, la música sigue siendo su consuelo. La musicalidad era un orgullo para Machado, con un estilo propio influenciado por el modernismo y el verlainsmo.

Advertisement

La Magia del Poema «Adelfos»

«Adelfos» destaca por su selección meticulosa de título, ritmo, rima, sintaxis y léxico. Cada elemento se dispone con precisión, como el montaje de un reloj suizo, sin nada que sobre o falle. Sin embargo, al igual que ocurre en toda buena obra de arte, el poema plantea múltiples incógnitas al lector en cuanto a su interpretación.

Interpretaciones Abiertas: Crítica Social, Perfección Estética o Lucha Interna

«Adelfos» puede leerse desde distintas perspectivas. Desde una visión social, se critica la actitud abúlica de la sociedad contemporánea frente a las dificultades de su tiempo. Por otro lado, se puede apreciar su enfoque puramente estético, donde busca la perfección formal. También puede interpretarse como una lucha interna entre ser un «bohemio» y ser un «hombre comprometido» con la sociedad.

Una Planta: Un Vínculo para Explorar Más

Si quieres adentrarte aún más en la figura de Manuel Machado y en el poema «Adelfos», te recomiendo visitar Una Planta. En este sitio encontrarás información y recursos adicionales que te permitirán sumergirte en el fascinante mundo de Manuel Machado.

En conclusión, «Adelfos» nos invita a redescubrir la obra de Manuel Machado y a apreciar la complejidad de su poesía. A través de dualidades y autodescubrimiento, Machado nos sumerge en un viaje literario lleno de intriga y belleza. Es hora de reconocer la importancia y el talento de este gran poeta y devolverle la gloria literaria que merece.

Advertisement