Los Diferentes Tipos de Marihuana: Una Guía Completa

Advertisement

Marihuana

La variedad de opciones de marihuana en el mercado actual puede resultar abrumadora. ¿De dónde provienen? ¿Cuáles son las más adecuadas para mi cultivo? ¿Cómo distinguirlas? ¿Qué características o diferencias tienen entre sí? Conocer qué tipo de planta estamos cultivando es crucial, ya que cada una presenta características únicas.

La naturaleza nos brinda tres tipos naturales de plantas de cannabis: Cannabis Sativa, Cannabis Índica y Cannabis Ruderalis. Cada una de estas variedades ofrece patrones específicos que nos ayudan a identificar qué tipo de planta tenemos en nuestras manos y cuáles son los efectos al consumirlas.

Tipos de semillas de marihuana

Si buscamos una variedad con efectos «activadores», eufóricos, alegres, creativos, energizantes, antidepresivos o estimulantes del apetito, nuestras mejores opciones son las variedades sativas o los híbridos con predominancia sativa. Las variedades sativas suelen presentar estos efectos o parte de ellos cuando se consumen en la medida adecuada.

Por otro lado, si buscamos efectos más físicos y relajantes, la mejor opción es cultivar una variedad índica o un híbrido con predominancia índica. Estas variedades ofrecen efectos relajantes tanto a nivel mental como corporal. Muchas de ellas tienen un efecto narcótico y sedante muy marcado.

Ahora bien, supongamos que no tenemos experiencia en el cultivo de marihuana o que no disponemos del tiempo necesario para atender nuestras plantas. En ese caso, las variedades autoflorecientes son la mejor opción. Estas variedades provienen de cruces con Ruderalis, lo cual les confiere la característica especial de no necesitar ciclos lumínicos específicos para florecer. Sin embargo, las variedades autoflorecientes solo se recomiendan para cultivos de marihuana en exteriores.

Further reading:  Plantas de Interior Resistentes con Poca Luz

Existen innumerables variedades de índicas, sativas o ruderalis, veamos qué las caracteriza para poder identificarlas.

Cannabis Sativa

Originarias de América (México, Jamaica, Colombia), Asia (Tailandia, Nepal) y África (Congo), las plantas de cannabis sativa son altas y delgadas, con grandes distancias entre los nudos. Sus hojas son finas y alargadas, muy diferentes a las hojas de las plantas de cannabis índicas. Estas plantas crecen y florecen mejor en climas templados y tropicales.

El periodo de floración de las variedades sativas puede variar entre diez y quince semanas, lo cual las hace menos recomendables para cultivadores sin mucha experiencia. Durante la floración, su tamaño suele triplicarse, lo que puede suponer un problema de altura en los cultivos de interior si no se controla su crecimiento o se realiza algún tipo de poda específica.

Las variedades sativas presentan una amplia variedad de sabores, desde el típico y apreciado sabor a incienso hasta sabores más complejos como especias y picantes.

En cuanto a los efectos, las variedades sativas suelen ser principalmente cerebrales. Dependiendo de la variedad, los efectos van desde la creatividad y la euforia hasta la estimulación del apetito. En general, suelen proporcionar efectos sociales y activos, aunque algunas variedades pueden tener efectos algo introspectivos o paranoicos.

Marihuana sativa

Cannabis Índica

Originarias de la India y Pakistán principalmente, las plantas de cannabis índica son de tamaño medio, con distancias entre los nudos más cortas que las variedades sativas. Sus hojas son anchas y con folíolos más cortos que las variedades sativas. En muchas ocasiones, al ver una planta índica en pleno crecimiento, se la compara con una gran lechuga debido a la anchura de sus hojas.

Further reading:  ¿Qué Plantas se Pueden Usar en un Terrario?
Advertisement

El periodo de floración de las variedades índicas ronda las siete u ocho semanas, por lo que su cultivo no es tan complicado como el de las variedades más sativas, lo que las hace recomendables para un amplio número de cultivadores. Durante el ciclo de floración, apenas duplican su altura, lo que facilita su cultivo en espacios interiores. Además, las variedades índicas resisten mucho mejor los climas fríos y húmedos que las variedades sativas.

Las variedades índicas presentan una amplia gama de sabores, predominando los aromas florales y afrutados. Por lo general, tienen un sabor más dulce, aunque también pueden ofrecer sabores profundos y terrosos.

En cuanto a los efectos, las variedades índicas suelen tener efectos principalmente físicos y relajantes. En ocasiones, se utilizan con fines medicinales para aliviar el dolor, especialmente los dolores musculares. Son muy recomendadas para relajarse o conciliar el sueño.

Marihuana índica

Cannabis Ruderalis

Originarias de Liberia y Siberia, las plantas de cannabis ruderalis son bajas y compactas. Esta variedad se caracteriza por no necesitar un ciclo lumínico concreto para comenzar a florecer. Se utilizan mucho para crear híbridos con variedades índicas o sativas y así obtener las variedades autoflorecientes que conocemos actualmente. Desde que germinan hasta que son cosechadas, pueden pasar aproximadamente tres o cuatro meses.

Híbridos

Se considera híbrida a toda variedad resultado del cruce entre variedades índicas y sativas, o entre otros híbridos. Pueden presentar características predominantes de sativa, índica o mantener un buen equilibrio entre ambas. Debido a que es necesario informarse sobre los parentales para determinar los ciclos de floración, crecimiento, producción, etc., es imposible dar más detalles sin conocer la variedad específica.

Further reading:  Cómo plantar una rosa cortada: Guía completa para lograrlo con éxito

En general, los híbridos suelen ser más resistentes que las variedades puras (sativas o índicas) y, en muchas ocasiones, ofrecen mejores resultados. Para saber qué efectos presenta cada variedad en particular, puedes consultar: Efectos de la Marihuana.

¡Explora las diferentes variedades de marihuana y encuentra la que mejor se adapte a tus necesidades y preferencias!

Advertisement