Combatir el nenúfar mexicano en Badajoz: Una solución vegetal innovadora

Advertisement

nenufar mexicano

En la lucha contra la propagación de especies invasoras en nuestros ríos, las autoridades de Badajoz están implementando un método revolucionario para reducir la presencia del nenúfar mexicano. Se trata de una iniciativa pionera en la que se instalarán «mantas vegetales» en el río Guadiana a su paso por la ciudad.

La Dra. María Jesús Palacios, responsable del Programa de Conservación de la Dirección General de Sostenibilidad, explica que este proyecto experimental ha sido utilizado anteriormente para controlar otras especies invasoras en lugares como Monfragüe y Talaván. Las mantas, fabricadas con materiales vegetales como el coco y la rafia, impiden que la luz solar llegue a la planta, evitando así su fotosíntesis y crecimiento, lo que finalmente lleva a su desintegración.

Ejemplares de nenúfar mexicano

Los sitios seleccionados para el proyecto se encuentran cerca del azud de La Granadilla y ocupan aproximadamente 1.600 metros cuadrados. Algunos lugares tienen una profundidad de hasta cuatro metros, mientras que otros están ubicados cerca de la orilla. El objetivo es detener cualquier intento de crecimiento de la planta, ya sea a través de nuevas semillas o mediante el rebrote de partes que hayan quedado en el lodo después de su eliminación.

Aunque este método no puede utilizarse en áreas más profundas del río debido a la necesidad de anclaje, su efectividad beneficiará enormemente a actividades deportivas y de ocio, como el piragüismo y la pesca, al tiempo que preserva la alimentación de especies como la garza.

Durante este proyecto experimental, se probarán distintos tipos de mantas de fibras vegetales para determinar cuáles son más eficaces contra esta planta invasora, la cual enraíza, lo que dificulta su eliminación. Vale destacar que este enfoque nunca antes se ha utilizado contra el nenúfar mexicano en ningún otro lugar de la península ibérica ni del resto de Europa.

Further reading:  El Increíble Descubrimiento del Nenúfar Más Grande del Mundo en Londres

El nenúfar mexicano, una especie acuática exótica originaria de Estados Unidos y México, fue detectado por primera vez en la cuenca del río Guadiana en la década de 1980. Esta planta está incluida en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. En Badajoz, el nenúfar mexicano se extiende por todo el tramo urbano del río, desde la desembocadura del río Gévora hasta el azud de La Granadilla.

Advertisement

Aunque no es una especie tóxica ni venenosa, esta planta puede causar importantes alteraciones en los ecosistemas acuáticos al reducir la entrada de luz en el agua y desplazar a otras especies locales de nenúfares. A diferencia de otras especies invasoras, como el jacinto de agua o camalote, el nenúfar mexicano crece rápidamente y no tiene raíz, lo que limita los posibles daños ambientales.

Hasta el momento, cortar el nenúfar mexicano ha sido la única estrategia utilizada, pero su control mecánico es complicado, ya que puede regenerarse a partir de los rizomas o mediante la germinación de semillas. Aún no se ha descubierto un método de control biológico.

¡Explora más sobre el impacto de las especies invasoras en nuestros ecosistemas y descubre cómo Una Planta está combatiendo este problema en su compromiso con la conservación del medio ambiente en Unaplanta.com!

Advertisement