Fascitis Plantar: ¡Cuida tus pies y camina sin dolor!

Fascitis Plantar: ¡Cuida tus pies y camina sin dolor!
Advertisement

¡Bienvenido a este artículo donde hablaremos sobre la fascitis plantar y cómo puedes prevenir y tratar esta molestia en los pies! En esta ocasión, nos sumergiremos en los conocimientos y la experiencia del Colegio Oficial de Podólogos de Cataluña, y en particular, de su presidente, Josep Manel Ogalla Rodríguez. Descubriremos en qué consiste esta patología y cómo afecta nuestras vidas diarias.

Cuando la planta del pie se inflama

Imagínate una banda de tejido elástico que recorre la planta de tu pie, desde el hueso del talón hasta la base de los dedos. Esa banda es la fascia plantar, y cuando se inflama, experimentamos lo que conocemos como fascitis plantar. Esta inflamación suele ocurrir en la parte más cercana al talón.

La fascia plantar desempeña un papel fundamental en nuestra biomecánica al caminar. Es responsable de mantener el arco plantar, absorber y devolver la energía, amortiguar los impactos contra el suelo y proteger los metatarsianos evitando la flexión excesiva de los dedos.

Habituales en personas con obesidad y en deportistas

De acuerdo con la Asociación Médica de Podólogos Americanos (APMA), el 40% de la población de Estados Unidos padece fascitis plantar. Además, estudios han demostrado que alrededor del 10% de la población en general puede sufrirla en algún momento de su vida.

Las personas con obesidad o sobrepeso son más propensas a esta patología. También es frecuente entre los jóvenes que practican deporte, de hecho, es la lesión más común entre los corredores de fondo. Por otro lado, en la población no deportista, suele aparecer a partir de los 45 años, siendo más común en mujeres. Es importante destacar que el uso continuo de zapatos de tacón puede provocar una relación directa entre la fascitis plantar y el acortamiento de la musculatura posterior de la pierna en mujeres.

Further reading:  Carnivine: el Pokémon planta olvidado y simpático

La pisada es determinante

La forma de pisar influye significativamente en la aparición de la fascitis plantar. Los pies cavos (con un arco más elevado de lo normal) y los pies pronados (que tienden a caer hacia la zona interna) son los más propensos a esta condición. Aunque parezcan completamente distintos, en ambos casos se produce una disminución del apoyo en la zona lateral externa, lo que somete a mayor tensión y, en consecuencia, inflama y causa dolor en la fascia.

Advertisement

Varios tipos de exploraciones para el diagnóstico

Para diagnosticar la fascitis plantar, se realiza una exploración clínica y se observa la sintomatología específica de esta patología en el paciente. Además, se pueden realizar exploraciones radiológicas para evaluar la existencia de otros problemas, como el espolón calcáneo, y ecografías para visualizar la inflamación de la fascia plantar.

Tratamiento en tres fases

El tratamiento tradicional de la fascitis plantar se divide en tres fases.

  1. En la fase aguda, se combina medicación antiinflamatoria con tratamientos de fisioterapia, como la laserterapia antiinflamatoria, con el objetivo de reducir la inflamación en la zona afectada.
  2. En la segunda fase, se realiza un estudio de la marcha y se evalúa si la causa de la fascitis está relacionada con la forma del pie y la manera de caminar del paciente. En caso positivo, es necesario diseñar y fabricar plantillas para «descontracturar» la fascia y el uso de taloneras para relajarla en etapas iniciales.
  3. Una vez superada la fase aguda, es crucial que el paciente adopte buenos hábitos, como realizar estiramientos adecuados y usar calzado adecuado tanto en la vida cotidiana como en la actividad deportiva. Recuerda que mantener un peso adecuado también ayuda a prevenir recaídas. En Una Planta encontrarás más información sobre estos ejercicios y estiramientos sencillos que puedes hacer en casa.
Further reading:  La mejor época para cultivar árboles frutales: Consejos útiles

Solo un pequeño porcentaje de los afectados, aproximadamente el 10% de los casos, no experimenta mejoría con estas medidas de tratamiento y requerirá intervención quirúrgica podológica.

¡Recuerda que cuidar de tus pies es esencial para tener una vida saludable y activa! Pon en práctica estos consejos y mantén tus pies felices mientras caminas sin dolor.

Fascitis Plantar
¡Cuida tus pies!

Advertisement