Ojos de poeta: la enredadera que cautiva a todos

Advertisement

¡Bienvenidos a este nuevo artículo sobre el maravilloso mundo de las plantas! Hoy hablaremos sobre una especie que seguro te sorprenderá: el ojo de poeta o Susana de ojos negros. Su nombre científico es Thunbergia alata y pertenece a la familia Acanthaceae.

Una especie cautivadora

Originaria de África, esta enredadera se destacada por su gran cantidad de flores amarillas o anaranjadas. En el siglo XIX, fue introducida en América para embellecer los jardines de las casas más acaudaladas de la época. Estas personas buscaban recrear paisajes exóticos en sus hogares, y el ojo de poeta se convirtió en una de las especies más populares en aquel entonces.

Un espectáculo floral

Con tallos que pueden alcanzar hasta 3 metros de largo, esta planta se expande rápidamente y cubre grandes áreas en poco tiempo. Es común utilizarla para tapar tapias, muros y cercas, las cuales, en pocos meses, se llenarán de sus hermosas flores tubulares. Estas flores tienen 5 pétalos con el ápice acorazonado y en su centro una mancha totalmente oscura, que sirve como entrada al tubo. Abejas, abejorros, escarabajos y otros insectos se introducirán en busca del néctar.

Un fruto sorprendente

Los frutos del ojo de poeta son cápsulas redondas formadas por dos valvas y un pico delgado y prominente en el centro, que se asemeja a un ala cerrada. Durante su desarrollo, estas cápsulas acumulan una gran cantidad de energía que es liberada violentamente cuando maduran. Este proceso, similar a una catapulta, expulsa las 4 semillas cafés a una distancia de hasta más de 10 metros de la planta madre, lo que favorece su colonización rápida y eficiente.

Further reading:  25 frases inspiradoras sobre plantas que te harán reflexionar

Cultivo y características

El ojo de poeta se desarrolla mejor a pleno sol, aunque también puede tolerar la media sombra siempre y cuando reciba suficiente iluminación. Le gustan los suelos ricos en materia orgánica, pero no tiene problema en crecer en suelos de baja calidad, taludes o lugares abandonados. Gracias a esta capacidad de adaptación, se ha expandido de forma agresiva y se le considera una plaga en países como Colombia, catalogándola como una de las 100 plantas más invasivas.

Advertisement

En jardines controlados, el ojo de poeta es ideal para cultivarlo junto a balcones, verjas, pérgolas o muros, donde puede trepar y lucir sus impresionantes flores. Estas flores pueden ser de diferentes tonalidades, como amarillas, anaranjadas, cremas, blancas, lilas, rojas y amarillo con rojo, dependiendo de las nuevas variedades creadas. También puede ser cultivada en macetas con tutores o en canastas colgantes, ofreciendo una hermosa mezcla de colores en un solo espacio.

Es importante realizar podas constantes después de la floración para mantener un tamaño adecuado y estimular una nueva floración. En caso de querer eliminarla por completo, se debe cortar los tallos y hacer un esfuerzo adicional para arrancar la mayor parte del tocón y las raíces, ya que tiene una alta capacidad de rebrote.

Datos curiosos

En diferentes países se le conoce con nombres como anteojo de poeta, black eyed Susan vine, ishiPhondo, ojitos negros, ojo de pajarito, ojo de Venus, ojo morado, schwarzäugige Susanne, Susanita, Suzanne aux yeux noirs, swartoognooi, tunbergia, yahazu-kasura y yi ye shan quian niu.

El género Thunbergia fue nombrado en honor a Carl Peter Thunberg, un naturalista sueco y discípulo de Linneo. Además, su nombre específico, «alata», hace referencia a las extensiones laterales de los peciolos de las hojas, que se asemejan a alas.

Further reading:  Calzado ideal para aliviar la fascitis plantar

Espero que hayas disfrutado aprendiendo sobre el ojo de poeta. Si quieres conocer más sobre plantas fascinantes, ¡visita Una Planta!

Advertisement