Cuidando tus Hypoestes: Hojas de Sangre o la Paleta de Pintor

Cuidando tus Hypoestes: Hojas de Sangre o la Paleta de Pintor
Advertisement

Las Hypoestes, también conocidas como Hojas de Sangre o Paleta de Pintor, son plantas realmente atractivas y especiales. Personalmente, les tengo un cariño especial, ya que fueron las protagonistas de mi canal de YouTube. En el artículo de hoy, te presento este pequeño arbusto que solo trae cosas buenas: es fácil de cultivar, multiplicar y conseguir, además de ser un regalo ideal. ¿Estás listo para descubrir todo sobre las Hypoestes? ¡Vamos allá!

Para empezar, te dejo el video en YouTube donde explico cómo las cuido y creo una composición en menos de 5 minutos:

Tipo de planta y origen

Las Hypoestes pertenecen a la familia de las Acantáceas y son arbustos perennes. En este caso, nos centraremos en la especie Hypoestes Phyllostachya o Sanguinolenta, que es originaria de Madagascar, aunque con los cuidados adecuados, se puede mantener en cualquier lugar.

Estas plantas son conocidas por sus bonitas hojas de color verde intenso con manchas de diversos colores, como el rosa, blanco, verde y rojo. Sus hojas son ovaladas con el extremo puntiagudo y las manchas de colores se distribuyen por toda la hoja. El tallo de la planta es delgado pero resistente, de color verde, y es de donde surgen las hojas y nuevos tallos. De hecho, si se le permite, puede convertirse fácilmente en un arbusto de gran tamaño. Para mantener su atractivo, se recomienda podar este pequeño arbusto cuando empiece a perder su forma.

Un consejo extra: a veces, las Hypoestes pueden confundirse con las Fittonias o Fitonias. La principal diferencia radica en las manchas de las hojas. Mientras que las Hypoestes no siguen un patrón definido, lo que les da el nombre de paleta de pintor, las Fittonias o Fitonias presentan diferentes colores en las nervaduras de sus hojas. Aquí tienes mi video de YouTube donde explico mejor cómo diferenciarlas.

Iluminación, ubicación y temperatura

Las Hypoestes son plantas de interior, ya que no toleran la luz solar directa. Pueden soportar la luz solar siempre que no sea demasiado intensa, evitando especialmente las horas de mayor intensidad durante el verano. Sin embargo, es recomendable controlar la exposición directa al sol, ya que sus hojas tienden a quemarse fácilmente.

Further reading:  El vendaje para fascitis: ¿qué técnica es mejor?

Las Hypoestes requieren una buena cantidad de luz brillante, pero sin sol directo. Si tienen suficiente luz, crecerán rápidamente y mantendrán sus colores vibrantes. Por el contrario, si reciben poca luz, crecerán lentamente y perderán las manchas de colores, volviéndose completamente verdes.

Estas plantas son sensibles a las heladas, así que es importante mantenerlas en lugares donde la temperatura no baje de los 10ºC. En caso de necesitar proteger tus plantas del frío, te recomiendo que leas este artículo donde encontrarás diferentes formas de hacerlo.

Las Hypoestes pueden cultivarse tanto en interior como en exterior, siempre teniendo en cuenta su necesidad de luz y su tolerancia a la temperatura.

Riego, humedad, maceta y sustrato

Las Hypoestes requieren un ambiente bastante húmedo. Les gusta que el sustrato y la maceta sean sueltos y drenantes.

Un consejo extra: afortunadamente, las Hypoestes, al igual que las Fittonias y los Espatifilios, nos avisan cuando necesitan riego. Bajan sus hojas y parecen «tristes». ¡Es una señal de que debemos regar nuestra planta!

En cuanto al sustrato, te recomiendo leer este artículo donde encontrarás diferentes «recetas» para tus plantas.

En mi caso, suelo esperar a que se seque la primera capa del sustrato antes de volver a regar. No espero a que se seque completamente, ya que las Hypoestes se deshidratan rápidamente. Durante los meses de calor, suelo pulverizarlas casi a diario, ya que les encanta la humedad. Si quieres aprender más formas de mantener la humedad, aquí tienes el artículo donde hablo sobre cómo conseguirlo.

¡Cuidado! A menudo, se confunde la falta de riego con el exceso de agua. Si las hojas de tu Hypoeste están caídas pero el sustrato está húmedo durante mucho tiempo, es posible que estés regando en exceso. Espacia los riegos un poco más.

Further reading:  Pendientes de la Reina: El Encanto de la Naturaleza

Multiplicación, propagación, poda y floración

Durante la primavera y el verano, que es su temporada de crecimiento, las Hypoestes producen pequeñas inflorescencias de color blanco con manchas violetas.

Si tu Hypoeste es muy pequeña, es recomendable podarla para que la planta siga creciendo y no pierda energía durante el proceso de floración.

Verás que cuando las Hypoestes comienzan a crecer, pierden un poco su forma. Algunas personas deci den dejar que crezcan de forma natural, pero si te importa que mantengan su forma original, puedes podarlas:

Advertisement
  • Corta las partes superiores de la planta, dejando al menos 2-3 nudos desde el sustrato para que continúe creciendo.
  • Es posible que la maceta parezca un poco vacía después de podarla, pero si lo haces durante el invierno, comenzará a rebrotar en primavera.
  • Una vez hayas podado tu Hypoeste, puedes aprovechar los esquejes para crear una nueva composición.

Multiplicar las Hypoestes es realmente sencillo:

  • Corta esquejes y retira las hojas inferiores. Los nudos de donde salen las hojas son ideales para esto.
  • Entierra los esquejes en un sustrato y riega abundantemente.
  • En pocas semanas, tendrás una nueva maceta de Hypoestes.

Un consejo extra: es recomendable hacer esta multiplicación a finales del invierno para que las nuevas plantas broten adecuadamente en primavera. También se puede hacer durante la primavera, pero no es recomendable hacerlo en pleno verano o invierno.

Abono y fertilización

Como sabemos, es recomendable utilizar abonos y fertilizantes para el correcto crecimiento de nuestras plantas. En el caso de las Hypoestes, suelo usar abono o fertilizante diluido en el agua de riego, ya que les gusta la humedad.

Hay distintos tipos de abonos y fertilizantes disponibles (palitos de liberación lenta, bolas de fertilizante para el sustrato, etc.). Además, es muy recomendable mezclar un poco de humus de lombriz en el sustrato cada vez que hagamos un trasplante.

Por cierto, ¿sabes de dónde se obtiene el humus de lombriz? Aprende todo sobre él aquí.

Plagas y enfermedades

Las plagas que más afectan a las Hypoestes son la cochinilla lapa y la cochinilla algodonosa.

Further reading:  Posibilidades sorprendentes del cultivo de la alcaparra en España

La Cochinilla Lapa es muy común y se puede identificar fácilmente porque son pequeños puntos marrones que se posan sobre las partes carnosas de las plantas. Si las observas, verás que se pueden eliminar fácilmente rascándolas, aunque hay que actuar con rapidez, ya que se reproducen con facilidad.

La Cochinilla Algodonosa es de color blanco y tiene una forma ovalada. Parece estar cubierta de algodón, de ahí su nombre. Por lo general, se encuentra en el envés de las hojas y en las ramificaciones. Es una plaga común y difícil de eliminar, ya que se oculta en cualquier pequeño rincón.

Para acabar con ambas cochinillas, recomiendo usar un cepillo y una mezcla de aceite de neem y agua. Lleva tiempo y paciencia, pero revisar hoja por hoja de la planta es necesario.

Si no logras eliminar la plaga, puedes repetir el proceso sin problemas. Si persisten, te recomiendo que consultes a un centro de jardinería de confianza para obtener recomendaciones y obtener productos fitosanitarios (con y sin carnet).

Si tu ejemplar presenta un aspecto irregular y no encuentras ninguna plaga, es posible que no le estés brindando los cuidados adecuados. Aquí tienes los trastornos fisiológicos más comunes en las plantas.

Más artículos que te puedan interesar

Espero que este artículo te haya ofrecido toda la información necesaria para cuidar y disfrutar de tus Hypoestes. Si te ha gustado, no dudes en compartirlo con tus amigos amantes de las plantas. ¡Y recuerda visitar el sitio web de Una Planta para descubrir más contenido interesante sobre el fascinante mundo de las plantas!

Advertisement