6 consejos para revivir plantas marchitas

6 consejos para revivir plantas marchitas
Advertisement

Si tu planta se ha marchitado, existen algunas formas de devolverle la vida. ¡Descubre cómo aquí!

Es realmente triste cuando recibimos una maceta de flores y, después de unos días, la planta está completamente marchita. Sin embargo, existen cuidados específicos que pueden ayudarnos a revivir nuestra planta favorita. A continuación, te presentamos lo que puedes hacer para ayudar en este proceso:

Analiza los daños cuidadosamente

La mayoría de las plantas enferman y mueren debido a cuidados inadecuados. Por lo tanto, el primer paso para recuperar una planta marchita es observar detenidamente los daños. Si la planta está caída, con hojas amarillentas, puede ser indicativo de que ha recibido demasiada agua. Si está marrón, con hojas y tallos secos, indica falta de agua. Las hojas amarillas o quemadas pueden ser un signo de exceso de fertilizante (si se ha utilizado en un intento de salvar la planta) o de exceso de sol.

Elimina las hojas muertas

Si las hojas muertas están asfixiando la planta, será muy difícil salvarla. Por ello, retira todas las hojas y ramas secas de la planta, así como la vegetación caída. Si no estás seguro de si una rama está muerta, realiza la prueba del raspado: raspa un poco de la capa externa de la rama. Si está verde en su interior, ¡es señal de que todavía hay vida!

Further reading:  Descubre los secretos del colar-de-golfinho

Verifica el suelo

El suelo es fundamental para la vida de una planta. Por lo tanto, evalúa las condiciones en las que está plantada: si el suelo está duro, compactado, agrietado y seco, es probable que el problema sea la falta de agua. Esto es muy fácil de solucionar si se detecta a tiempo. Si la planta está en maceta, vierte agua hasta que salga por los orificios de drenaje en la parte inferior.

Después de eso, con una regadera o un pulverizador, riega todos los tallos y las hojas, ya que las plantas también absorben agua a través de sus hojas (además de las raíces).

Si el suelo está empapado, espera a que se seque

Coloca el dedo en el suelo: si al tocarlo está húmedo, aunque no hayas regado en mucho tiempo, la planta está sufriendo por exceso de agua, ya sea por riegos excesivos o por una drenaje insuficiente.

Advertisement

En ese caso, deja de regar inmediatamente y espera a que el suelo se seque. Verifica si los orificios de drenaje de la maceta están funcionando correctamente o si están obstruidos. Si notas que el drenaje de tu maceta es inadecuado, es hora de trasplantarla a una más grande.

Conoce a tu planta

Algunas plantas prefieren la luz solar directa, mientras que otras prefieren la sombra. Si no estás seguro de las preferencias de tu planta, investiga y conoce mejor sus características. Una vez que lo hagas, podrás encontrar un lugar más adecuado para que se desarrolle correctamente.

Proporciona humedad

Para algunas plantas, simplemente regar no es suficiente. Plantas como los helechos, por ejemplo, necesitan un ambiente húmedo para crecer bien. Por eso, al cultivar este tipo de especies, coloca un plato con piedras debajo de la maceta y añade un poco de agua todos los días. De esta manera, el agua se evaporará y humidificará el aire.

Further reading:  Descubre todo sobre la Muehlenbeckia complexa - ¡el cabello-de-negro, el cabello-de-noiva y la planta-arame!

Recuerda que cada planta es única y puede necesitar cuidados específicos. Si sigues estos consejos y prestas atención a las necesidades de tu planta, podrás revivirla y disfrutar de su belleza una vez más.

Fuente de la imagen

Espero que estos consejos te sean útiles y puedas darle una segunda oportunidad a tus plantas marchitas. Recuerda que las plantas son seres vivos que merecen nuestro cuidado y amor. Si quieres obtener más información sobre el cuidado de las plantas, te invitamos a visitar Una Planta, un sitio especializado en consejos de jardinería y cuidado de las plantas. ¡No te lo pierdas!

Advertisement