Cuidados del Philodendron Pink Princess: Un Amor Verde y Rosa

Advertisement

Cuidados del Philodendron Pink Princess

Llamativo, ornamental y sumamente hermoso: conocer los cuidados del Philodendron Pink Princess es clave para disfrutar de esta variedad variegada que no deja indiferente. No hay más que revisar su nombre para entender hasta qué punto ha sido capaz de convertirse en una candidata a reina de las plantas verdes originales, y en un auténtico objeto de deseo para cualquier coleccionista de plantas de interior. Y sí: ¡conocerla a fondo es sinónimo de enamorarse todavía más de ella!

Aunque la especie en sí procede de los bosques húmedos tropicales de América del Sur, es fundamental comprender que esta popularmente llamada «princesa rosa» es el resultado de la hibridación de distintas variedades de Philodendron. Un género que cuenta con casi 500 variedades diferentes, todas marcadas por necesidades muy similares. Podríamos pensar que este carácter excepcional hace de esta belleza una planta complicada, pero la realidad es bien distinta. Los cuidados del Philodendron Pink Princess hacen de él una de las plantas más sencillas de cultivar dentro de esta increíble familia botánica.

Pero cuidado: si te estás iniciando en el mundo de cuidar plantas, puedes plantearte tenerla siempre y cuando conozcas bien qué necesita. Sin embargo, si compartes tu vida con animales, es fundamental que sepas que esta belleza rosa es tóxica para perros y gatos. Un detalle sumamente importante a considerar para evitar disgustos.

7 Cuidados del Philodendron Pink Princess Fundamentales para su Bienestar

Antes de ver en detalle qué demanda, es interesante conocer algunas de sus peculiaridades. No cabe duda de que son sus singulares hojas, en las que el rosa es protagonista en mayor o menor intensidad, su principal reclamo. Pero más allá de los colores, también hay otro detalle que denota la edad de nuestra princesa rosa. A medida que nuestra planta se hace adulta, irá incrementando el tamaño de las hojas hasta tener una envergadura más que interesante. Eso sí, paciencia. Es una planta que se toma su tiempo para alcanzar ese tamaño tan significativo que nos cautiva. ¿La razón? Las zonas variegadas de color rosa no tienen la misma capacidad de realizar la fotosíntesis que las hojas completamente verdes. Precisamente por esta razón, nuestra princesa rosa necesita un poco más de tiempo para desarrollarse.

Further reading:  La estrella de mar: Un fascinante ser del océano

Además, como integrante de las Araceae, es una planta trepadora, por lo que es probable que a medida que se desarrolle tengamos que guiarla. Una característica que comparte con otros exponentes más conocidos de esta familia, como el Anthurium.

Comprendidas estas peculiaridades, veamos a fondo los cuidados del Philodendron Pink Princess. Unos cuidados que, más allá de repercutir en el bienestar general de la planta, son fundamentales para que mantenga su atractiva coloración rosa.

1. La luz, la principal responsable de los colores del Philodendron Pink Princess

Como sucede cuando repasamos los cuidados del Philodendron variegado y de cualquier otra variedad de esta familia, la luz juega un papel fundamental en el bienestar de este tipo de plantas. Sin embargo, en el caso del Philodendron Pink Princess, su importancia es todavía mayor: de la luminosidad que reciba dependerá, en gran medida, el variegado rosado de sus hojas. Cuanta mayor sea la cantidad de luz que reciba, mayor será la coloración de su follaje. ¿Cuál es la cantidad de luz diaria recomendada? Al menos seis horas.

Dado que son plantas procedentes de bosques húmedos y tropicales, la luz debe ser siempre abundante y brillante. Pero cuidado: no debe ser directa, ya que podría quemar sus hojas, especialmente en las zonas rosadas.

2. El suelo, fundamental para su desarrollo

El Philodendro es una planta trepadora que, en la naturaleza, tiende a crecer apoyándose en los árboles de su alrededor. Más allá de la anécdota en sí, esto marca en gran medida cómo es el tipo de suelo en el que se desarrolla: muy bien aireado y con un drenaje sumamente eficaz.

Further reading:  Lo que debes saber antes de entrar a una planta de alimentos: Limpiando y sanitizando en el procesamiento de alimentos

Dos aspectos fundamentales para su bienestar que, más allá de procurar mediante una buena capa de arcilla expandida o corteza de pino en la base de la maceta, podemos ofrecerle utilizando un sustrato específico para plantas verdes enriquecido con un porcentaje de perlita.

Advertisement

3. La temperatura, un aspecto que debemos vigilar de cerca

Como buena planta tropical, el Philodendron Pink Princess es friolero. Por eso, lo ideal es que le ofrezcamos un espacio con una temperatura estable entre los 16 y los 26 grados. Y no, la mínima no es negociable, ya que a partir de los 14 grados su vida puede verse comprometida.

Tan importante como esto es evitar exponerla a corrientes de aire, y a fuentes artificiales de calor o frío.

4. El riego y la humedad ambiental, dos de los cuidados del Philodendron Pink Princess más importantes

Fundamentales para su desarrollo, pero sobre todo, para su bienestar. Como buena planta tropical, el Philodendron Pink Princess es un gran amante de la humedad, pero no tolera los encharcamientos. Por eso, además de darle un suelo que nos ayude a evitarlos, tendremos que aprender a medir la cantidad de agua que precisa. Teniendo en cuenta que necesita un sustrato siempre ligeramente húmedo, comprobaremos el estado de las capas inferiores a la superficie antes de regar.

Respecto a la humedad ambiental, es importante saber que si bien no necesita que el porcentaje sea muy elevado, sí la necesita para su bienestar. Si no tiene la humedad que demanda, sus hojas nuevas se enrollarán sin acabar de desarrollarse y presentarán un aspecto alicaído. Más allá de pulverizarla en los meses de verano, durante el resto del año es interesante crearle una atmósfera húmeda. Algo que podemos conseguir agrupándola con otras plantas de necesidades similares, pero también colocando un plato con agua bajo nuestra maceta separado de la base de la misma.

Further reading:  Cultivar el Cocotero en Maceta: Un Reto Tropical en Tu Hogar

Además, es recomendable utilizar agua destilada, mineral o de lluvia para el riego.

5. El abono, imprescindible para su correcto desarrollo

Renovar los nutrientes del sustrato es clave para el crecimiento de las plantas. Y, como no podía ser menos, también es fundamental en el caso de nuestro Philodendron Pink Princess.

Para que cumpla su función, lo ideal es abonar desde el comienzo de la primavera hasta finales de verano administrándole una dosis de abono líquido para plantas verdes cada 15 días, o mediante varitas fertilizantes también específicas de liberación lenta.

6. Las plagas, enemigos puntuales

A pesar de su atractivo, el Philodendron Pink Princess presenta una resistencia natural a las plagas, por lo que no es habitual que posen sus ojos en ella. Sin embargo, no nos relajemos: pulgón y cochinilla algodonosa son sus principales enemigos.

7. La limpieza de hojas, motor de su desarrollo

Y si en cualquier planta mantener sus hojas limpias es sinónimo de mejorar su crecimiento, en el caso de esta princesa rosa todavía más. Recordemos que sus zonas variegadas no tienen la misma capacidad de realizar la fotosíntesis, por lo que mantener el follaje libre de polvo eliminará cualquier barrera para que las partes verdes pongan en marcha el mecanismo de crecimiento propio de las plantas.

¿Y tú, también te has enamorado del Philodendron Pink Princess? No te preocupes: te entendemos perfectamente. Descubre más sobre el cuidado de plantas en Una Planta.

Advertisement