Preparación de un baño de hierbas en Umbanda

Advertisement

¡Descubre la diferencia entre las hierbas frescas y secas en la práctica de Umbanda y aprende cómo preparar tu propio baño de hierbas energético!

Las hierbas secas han pasado por un proceso de deshidratación donde se ha extraído el líquido, su esencia acuática. A pesar de esto, conservan sus propiedades originales, solo que más concentradas. Sin embargo, necesitan ser activadas antes de su uso.

No hay diferencia en el resultado final entre las hierbas frescas y las secas, solo varía la forma de prepararlas. Las hierbas frescas se pueden macerar con las manos en agua mineral a temperatura ambiente o tibia. Por otro lado, las hierbas secas se colocan directamente en una olla con agua tibia.

Clasificación de las hierbas

Las hierbas se clasifican en CALIENTES, TEMPLADAS y FRÍAS según su vibración etérea. Al combinarlas, es importante tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • 1 Hierba Caliente + 1 Hierba Templada + 1 Hierba Fría – OK
  • 1 Hierba Caliente + 2 Hierbas Templadas – OK
  • 2 Hierbas Calientes + 1 Hierba Templada – OK
  • 3 Hierbas Calientes – CUIDADO, solo bajo recomendación

Si el baño está compuesto principalmente por hierbas calientes, es importante tener cuidado con los ojos, la nariz, la boca y los oídos. Para evitar irritaciones, es recomendable lavar la cabeza inclinando hacia atrás, hacia los hombros.

Funciones de las hierbas

Cada hierba tiene una función energética que se potencia y se pone en acción durante el ritual de preparación del baño. Estas funciones pueden ser:

  • Equilibradoras
  • Limpiadoras / Descargadoras
  • Energizadoras / Potenciadoras
  • Purificadoras
Further reading:  Cuida de tu Gypsophila Paniculata: la planta delicada con un encanto único

Importante: Precauciones antes de tomar un baño de hierbas

Antes de tomar un baño de hierbas, es importante seguir algunos pasos de precaución:

  • Verifica si tienes alergia a alguna de las hierbas utilizadas en el baño. Si no estás seguro/a, realiza una prueba simple frotando una pequeña porción de la hierba en tu piel y observa si hay alguna reacción alérgica.
  • Asegúrate de si el baño debe mojar la cabeza o no, ya que hay hierbas que no se deben aplicar en la cabeza.
  • Tu estado físico y mental deben estar equilibrados, sintiendo tranquilidad y paz (sin mucho alboroto o ruido).
  • No realices el baño después de haber consumido alcohol, ya que tu cuerpo no está preparado para el baño en ese estado.
  • Si sientes malestar durante el baño, siéntate en el suelo para recuperarte mejor.
  • Recuerda que este momento es personal y especial, aprovecha al máximo para beneficiarte.

Preparación de los baños paso a paso

Sigue estos pasos sencillos para preparar tu baño de hierbas:

  1. Coloca agua mineral o filtrada en una olla.
  2. Calienta el agua sin dejar que hierva. Apaga el fuego cuando comiencen a formarse burbujas.
  3. Si tu intuición lo sugiere, enciende una vela blanca o del color correspondiente al Orixá.
  4. Para hierbas frescas, retira las hojas de las ramas, pícalas y colócalas en un plato hondo con agua mineral.
  5. Realiza una oración inicial, solicitando la consagración divina de las hierbas para que sean activas, curativas, limpiadoras y regeneradoras de tu espíritu y cuerpo físico.
  6. Comienza a macerar las hierbas con tus manos mientras pides lo que necesitas.
  7. A continuación, agradece y coloca las hierbas dentro de la olla.
  8. Cubre la olla con un paño blanco durante 45 minutos. Luego de tu baño habitual, comienza el baño de hierbas.
  9. Advertisement
  10. Cuela las hierbas de la olla y deséchalas en una maceta de plantas o en un jardín.
Further reading:  Cómo Cuidar una Planta de Marihuana: Secretos para un Cultivo Exitoso

Para hierbas secas, colócalas directamente en la olla después del primer paso de calentar el agua. A continuación, realiza la misma oración inicial y cubre la olla con un paño blanco durante 45 minutos. Después de tu baño habitual, comienza el baño de hierbas. Luego, cuela las hierbas de la olla y deséchalas en una maceta de plantas o en un jardín.

Consagración del baño de hierbas

Después de tu baño habitual, coloca la olla en el lavabo del baño o en una silla y realiza la consagración del baño antes de aplicarlo en tu cuerpo. Coloca tus manos a la altura de los hombros y voltéalo hacia la olla mientras dices:

«Pai Criador, Madre Naturaleza, Reino Vegetal, les invoco, saludo y reverencio, y les pido que consagren con su divino poder estas hierbas para la preparación de este baño. Que se conviertan en una fuerza viva, activa, curativa, limpiadora y regeneradora de mi espíritu y mi cuerpo físico, dentro de mi merecimiento».

Continúa la oración pidiendo la anulación de cualquier demanda, maldición o rezo negativo activados en tu contra. Pide que se liberen todas las energías negativas del cuerpo y se dirijan hacia su destino correspondiente. Solicita la formación de un campo protector a tu alrededor y la irradiación de vibraciones cristalinas de fe sobre tu corona y campos.

Finaliza la consagración con tres respiraciones lentas y profundas, consagrando el baño con tus manos. Vierte lentamente el agua sobre tu cuerpo, visualizando todos los beneficios que estás recibiendo en tu cuerpo físico, mental y espiritual. Permanece dentro del baño durante aproximadamente dos minutos antes de salir.

Recuerda que es importante seguir siempre las precauciones y recomendaciones antes de realizar un baño de hierbas. Para obtener más información sobre este tema, te recomiendo consultar los libros «Rituales con Hierbas» de Adriano Camargo y «La Magia Divina de las Hierbas Sagradas» de Rubens Saraceni.

Further reading:  5 Ideas para Decorar con la Planta de la Prosperidad

¡Disfruta de tu baño de hierbas y aprovecha al máximo todos sus beneficios para tu bienestar! Una Planta te invita a explorar más sobre el fascinante mundo de las hierbas y su conexión con la energía.

Advertisement