Plantas con flores rosas: la belleza en tonalidades delicadas

Advertisement

El rosa es un color que siempre genera una sensación de alegría y armonía en cualquier entorno, ya sea en un jardín o en una terraza. Además, está asociado con valores muy positivos como la amabilidad, la empatía y la generosidad. Por esta razón, no es de extrañar que las plantas que producen flores en tonalidades rosas sean tan populares y adoradas.

Afortunadamente, existen numerosas especies de plantas que lucen flores de tonos rosados. Desde árboles majestuosos hasta arbustos fascinantes y plantas herbáceas encantadoras, hay una amplia variedad para elegir. En este artículo, te invitamos a descubrir algunas de las plantas más hermosas con flores rosas y aprender sobre sus características y cuidados.

Aliso de montaña (Hormathophylla spinosa ‘Roseum’)

Este tipo de planta es una opción ideal para aquellos que viven en zonas propensas a la sequía. El Aliso de montaña, anteriormente conocido como Alyssum spinosum, es una planta herbácea perenne que forma montículos de hasta 30 centímetros de altura. Sus ramas son espinosas y de ellas surgen hojas de pequeño tamaño de color verde grisáceo. Durante el comienzo del verano, produce hermosas flores rosadas agrupadas en racimos.

Para cultivar el Aliso de montaña, es recomendable ubicarlo en una zona soleada con un suelo bien drenado y proporcionarle riegos esporádicos. Esta planta es capaz de soportar temperaturas de hasta -7ºC, lo cual la hace muy resistente y adaptable.

Árbol del amor (Cercis siliquastrum)

El árbol del amor, también conocido como algarrobo loco, es un árbol caducifolio que puede llegar a medir hasta 6 metros de altura. Su tronco tiende a inclinarse ligeramente con el paso de los años, y su copa ramificada proporciona una sombra muy agradable. Sus hojas redondeadas, de color verde claro en el haz y glaucas en el envés, aparecen después de las flores. Estas últimas, de tonos rosado-lilas, brotan en primavera.

Este árbol se desarrolla mejor en lugares soleados y suelos ricos y bien drenados. No es una planta exigente en cuanto a cuidados, ya que tolera la sequía y las heladas de hasta -18ºC.

Azalea (Rhododendron simsii o Rhododendron japonica)

Las azaleas son arbustos originarios de Asia que alcanzan una altura aproximada de 1 metro. Por lo general, son caducifolios, perdiendo las hojas en invierno, aunque esto puede variar según la variedad. Florecen durante la primavera, y sus flores, que miden alrededor de 3 centímetros de diámetro, pueden ser blancas, rojas o rosas.

Estas plantas requieren un suelo ácido, por lo que es importante plantarlas en tierras con un pH bajo. Además, deben regarse con agua de lluvia o agua potable. Las azaleas son muy apreciadas por su belleza y delicadeza, y pueden ser una adición encantadora a cualquier jardín.

Azaleas

Clavel (Dianthus caryophyllus)

El clavel es una planta herbácea perenne originaria de la región mediterránea. Puede llegar a medir alrededor de 1 metro de altura, aunque existen variedades más pequeñas. Sus flores, que aparecen a lo largo de la primavera y el verano, brotan desde un tallo floral ubicado en el centro de la planta. Los claveles pueden presentar una amplia gama de colores, incluyendo blanco, rojo, rosa fuerte y rosa suave, como el de la flor de la imagen superior. También existen variedades bicolores.

Further reading:  Cultivar pitaya: 4 claves para el éxito

Para cuidar de los claveles, es importante ubicarlos en un lugar soleado para que puedan desarrollarse adecuadamente en posición vertical. Asimismo, es recomendable proporcionarles un riego moderado para que puedan lucir sus hermosas flores rosadas.

Jara rizada (Cistus crispus)

La jara rizada es una planta herbácea perenne que alcanza los 50 centímetros de altura. Sus hojas están cubiertas por «pelos» blanquecinos cortos, y produce flores rosas solitarias o en grupos durante la primavera. Esta especie es muy fácil de cuidar y puede soportar las sequías veraniegas, siempre y cuando haya estado en el suelo durante al menos un año. También es ideal para ser cultivada en macetas con sustratos que drenen rápidamente el agua.

Aunque la jara rizada teme el encharcamiento, no le perjudican las heladas moderadas, resistiendo hasta los -7ºC. Sin duda, es una planta ideal para añadir un toque de color rosa a tu jardín.

Malva rosa (Lavatera trimestris)

La malva rosa es una hierba anual que tiene una esperanza de vida muy corta, generalmente menos de doce meses. Sus semillas germinan en primavera, florece en verano y comienza a marchitarse a medida que las semillas maduran en otoño o principios de invierno. Sin embargo, es posible recolectar las semillas cada primavera, ya que suelen germinar rápidamente. Esta planta puede alcanzar una altura de hasta 120 centímetros y produce flores rosadas de aproximadamente 4 centímetros de diámetro, lo que la convierte en una opción muy bonita y atractiva.

Para disfrutar de la malva rosa, es recomendable ubicarla en un lugar soleado, ya sea en el jardín o en una maceta. Además, debe regarse de manera regular sin llegar a encharcarla. Durante la floración, es aconsejable abonarla ocasionalmente, especialmente si se encuentra en un recipiente, utilizando abonos específicos para plantas de flor.

Palo borracho (Ceiba speciosa)

La Ceiba speciosa es un árbol caducifolio imponente que puede alcanzar una altura de 25 metros o más. Su tronco en forma de botella puede medir hasta 2 metros de diámetro y está cubierto de gruesas espinas cónicas. Este árbol tiene una copa ramificada y durante la primavera y, en algunos casos, también en verano, produce flores con pétalos de color rosa.

En países como España, el palo borracho se cultiva ampliamente en jardines, pero es importante tener en cuenta que necesita mucho espacio para crecer adecuadamente. También requiere una exposición directa al sol y un suelo bien drenado. Esta especie es capaz de resistir temperaturas de hasta -7ºC.

Género Prunus

Dentro del género Prunus, encontramos una variedad de árboles de hoja caduca que pueden alcanzar una altura promedio de 10 metros. Muchas de estas especies son cultivadas en huertos por sus frutos comestibles, como el almendro (Prunus dulcis), el ciruelo (Prunus domestica) y el cerezo (Prunus avium). Sin embargo, también existen muchas otras variedades admiradas por sus hermosas flores rosadas, como las que mencionamos a continuación.

Prunus glandulosa ‘Roseo Plena’

Esta variedad se desarrolla como un arbusto caducifolio que alcanza una altura de hasta 1,5 metros. Produce abundantes flores dobles de color rosa en primavera, lo que la convierte en una auténtica joya para los jardines e incluso para las macetas. Crece tanto a pleno sol como en semisombra, tolera la sequía y las heladas de hasta -20ºC. Sin embargo, es importante evitar el riego excesivo, ya que puede ser propenso a enfermedades fúngicas como el mildiu.

Further reading:  Insecticidas Naturales para el Cuidado de Tus Plantas

Prunus serrulata

El Prunus serrulata, conocido como cerezo japonés o cerezo de flor japonés, es un árbol caducifolio que crece hasta los 7-9 metros. Tiene un tronco solitario y una copa densamente ramificada y poblada de hojas que cambian de color durante el otoño. Sus racimos de flores son principalmente de color rosa, aunque también pueden ser blancas. La variedad ‘Kanzan’ es especialmente conocida por sus hermosas flores rosadas. Es recomendable cultivarlo en climas templados y suelos ligeramente ácidos. Durante el verano, se debe regar regularmente para evitar la deshidratación. Esta especie puede resistir temperaturas de hasta -20ºC.

Advertisement

Prunus x subhirtella ‘Pendula Plena Rosea’

Esta variedad alcanza una altura de 4 metros y tiene hojas verdes que cambian de color durante el otoño, volviéndose amarillas, naranjas o rojizas. Sus flores aparecen en primavera, poco después de que haya reiniciado su crecimiento después del reposo invernal. Tolera diferentes tipos de suelos, como los arenosos y los calcáreos, y puede resistir heladas de hasta -26ºC sin sufrir daños. Sin embargo, requiere riegos moderados y temperaturas suaves durante el verano.

Jacinto (Hyacinthus)

El jacinto es una planta bulbosa originaria de la región mediterránea. Durante el invierno y la primavera, desarrolla hojas lanceoladas de color verde que crecen de forma vertical. En la primavera, florece produciendo un tallo floral no demasiado largo del cual brotan numerosas flores de color blanco, azul o rosa. En resumen, la planta florecida tiene una altura total de aproximadamente 10-15 centímetros.

El jacinto se desarrolla mejor cuando se expone a la luz directa del sol y resiste el frío. Sin embargo, algunas personas optan por cultivarlo en interiores. Esta planta bulbosa es una opción hermosa y fragante para añadir toques de color rosa a tu entorno.

Jacintos

Petunia (Petunia x hybrida)

La petunia es una planta herbácea de pequeña altura, generalmente no supera los 20 centímetros, aunque en algunas variedades puede llegar a medir hasta 60 centímetros. Florece en primavera, pero desafortunadamente, en climas templados, su vida útil es corta. En España, se cultiva como planta anual o de temporada debido a su sensibilidad al frío. Sin embargo, se multiplica fácilmente a partir de semillas sembradas en primavera.

Las flores de la petunia pueden tener diferentes colores, como blanco, rojo, azul y, por supuesto, rosa. También existen variedades con flores multicolores. Para que esta planta luzca hermosa, es importante ubicarla en un lugar soleado y regarla cuando la tierra comience a secarse.

Petunias

Rosa de China (Hibiscus rosa-sinensis)

La Rosa de China es un arbusto caducifolio que puede medir hasta 5 metros de altura, aunque generalmente se mantiene más bajo, alrededor de 3 metros. Sus hojas son ovado-lanceoladas de color verde brillante y, en otoño, adquieren un tono amarillo antes de caer. Lo más fascinante de esta planta son sus flores, que pueden tener entre 6 y 12 centímetros de largo y ser de color rojo, amarillo, naranja o rosa. Algunas variedades de flores rosadas incluyen la «Pink Versicolor» y la «Dainty Pink».

Further reading:  Todo lo que debes saber sobre el gel de riego para tus plantas en Mercadona

La Rosa de China se cultiva mejor en lugares con climas suaves y suelos ricos en materia orgánica. Debe recibir luz solar directa o semisombra. En cuanto al riego, es importante proporcionarle agua regularmente, evitando el encharcamiento. Esta planta no resiste heladas moderadas, solo soporta temperaturas de hasta -3ºC, y siempre que sean puntuales.

Rosales (Rosa sp)

Los rosales son arbustos espinosos que pueden cultivarse en macetas o en jardines y alcanzan una altura de 1 a 2 metros, a excepción de las variedades trepadoras, que pueden superar los 5 metros. Estas plantas florecen casi todo el año, desde la primavera hasta el otoño en climas suaves, y no requieren muchos cuidados. Si buscas variedades con flores rosa, puedes optar por la «Ballerina», que produce flores pequeñas pero muy fragantes, o la «Carefree Wonder», con flores semi-dobles de color rosa oscuro.

Los rosales se desarrollan mejor cuando se ubican en lugares donde reciban al menos 4 horas de luz solar directa al día. Para lograr una floración abundante, es importante regarlos regularmente, ya que no toleran la sequía. En cuanto a las heladas, pueden resistir hasta -7ºC. La rosa es una flor muy querida en los jardines debido a su belleza y fragancia.

Rosa

Taray (Tamarix gallica)

El taray es un árbol o arbusto caducifolio que crece entre 6 y 8 metros de altura. Sus ramas son largas y flexibles, casi colgantes, y aunque tiene hojas muy pequeñas y escamosas, lo más llamativo son sus flores rosadas o blancas que aparecen durante la primavera. Estas flores atraen a insectos beneficiosos para el jardín, como las abejas.

El taray se recomienda especialmente para cultivos en áreas cercanas al mar o la costa, ya que se desarrolla muy bien en suelos arenosos y tolera los ligeramente salinos. Sin embargo, también se puede cultivar en el interior en suelos bien drenados y a pleno sol. Esta especie resiste la sequía y las heladas de hasta -7ºC.

Tulipán (Tulipa sp)

El tulipán, al igual que el jacinto, es una planta bulbosa que florece durante el invierno y la primavera. Es originario del norte de África, Asia y Europa del Sur. En la actualidad, existen cientos de cultivares disponibles en el mercado, ya que las especies puras son difíciles de encontrar. Las hojas del tulipán son más largas que anchas y tienen forma puntiaguda. Las flores brotan de un tallo que mide entre 10 y 15 centímetros de altura. En total, la planta con flores tiene una altura de aproximadamente 15-20 centímetros.

Es fundamental que el tulipán reciba luz solar directa para florecer adecuadamente. Además, se recomienda regarlo ocasionalmente para evitar que la tierra se seque. El tulipán es una opción muy hermosa y colorida para decorar jardines y macetas, especialmente en tonalidades rosadas.

Tulipanes

¿Cuál de estas plantas con flores rosas te ha enamorado más? Cada una de ellas tiene su encanto y puede agregar un toque especial a tu espacio verde. Explora todas las opciones y elige la que más te inspire. ¡Disfruta de la belleza de las flores rosas en tu jardín o terraza!

Una Planta: https://unaplanta.com

Advertisement