Los problemas más comunes del Jade: cómo evitarlos o solucionarlos

Advertisement

Los problemas más comunes del Jade

Conocido como la planta del dinero, el Jade o Crassula ovata es una suculenta muy popular entre los amantes de las plantas debido a su belleza y a sus cuidados sencillos. Aunque no requiere atención diaria, es importante brindarle las condiciones adecuadas de luz y riego para evitar problemas en su desarrollo. En este artículo, compartiremos los problemas más comunes del Jade y cómo evitarlos o solucionarlos en caso de que ya los estés experimentando. Sigue estos consejos y te aseguramos que tus hermosas suculentas Jade estarán saludables y florecientes.

1. Pudrición

La pudrición es un problema común que surge debido al exceso de riego. Esta es una de las consultas más frecuentes que recibimos cuando las personas llevan una planta a casa: ¿cuándo y cuánto regar? Existen señales que indican cuando hemos regado en exceso, por lo que es cuestión de observación para saber cuándo es el momento exacto para salvar nuestra planta. Algunas de las señales incluyen hojas transparentes o amarillentas, hojas blandas o húmedas al tacto, y hojas que se desprenden fácilmente.

Solución: Aplica el «Método de riego y sequía», espaciando los riegos hasta que la tierra esté completamente seca. Si la planta está gravemente afectada, puedes considerar cambiar el sustrato por uno seco y poroso para mejorar el drenaje. Asegúrate también de que la maceta tenga agujeros de drenaje en el fondo para evitar encharcamientos en las raíces. Si algunas raíces están podridas, recomendamos eliminarlas con unas tijeras o cuchilla esterilizada, haciendo la menor cantidad de cortes posible.

Further reading:  Los cuidados de la planta del Vicks Vaporub que debes conocer

2. Deshidratación

La deshidratación es evidente cuando las hojas se ven arrugadas y secas, y al tacto no se sienten firmes. La solución más sencilla es regarlas, pero recuerda que si una suculenta muere por deshidratación es porque ha estado en esa condición durante mucho tiempo.

Advertisement

3. Etiolación

La etiolación es un síntoma común que indica falta de iluminación en la planta. Si no recibe la cantidad de luz necesaria, la planta comenzará a crecer hacia arriba en busca de luz. Esto cambiará la forma compacta del Jade y sus hojas estarán cada vez más separadas entre sí. La solución a este problema es podar la planta o, en casos más extremos, decapitarla.

4. Presencia de plagas

Una planta sana es el resultado de la atención que le brindamos. Debemos estar atentos a la presencia de plagas como la cochinilla algodonosa, caracoles, babosas e incluso pulgones. La solución consiste en eliminar las plagas en cuanto aparezcan, por lo que será necesario una observación constante. Si la plaga ya está presente, elimina los insectos lo antes posible utilizando una solución de agua y jabón en las hojas. Recuerda aplicar estos remedios al final de la tarde o en las primeras horas de la noche para evitar que las hojas se quemen con el sol.

Esperamos que estos consejos te sean útiles y que puedas disfrutar de hermosos y saludables Jades en tu hogar. Recuerda visitar Una Planta para obtener más información sobre el cuidado de tus plantas. ¡Hasta la próxima!

Advertisement