Las Maravillosas Propiedades de la Planta de Patata

Advertisement

La patata es un alimento que ha formado parte de la dieta de muchas culturas a lo largo de la historia. Originaria de América del Sur, específicamente de Perú y Bolivia, su popularidad se expandió por Europa a través de Inglaterra e Irlanda. Fue descubierta por el español Gonzalo Jiménez Quesada en 1537, pero no fue hasta 1560 que llegó a España de la mano de Pedro Cieza De León. Hoy en día, la patata es consumida en todo el mundo y se ha convertido en un alimento básico en todos los hogares.

¿Cuáles son las propiedades de la planta de patata?

La planta de patata, además de ser deliciosa, ofrece una gran cantidad de beneficios para nuestro organismo. A continuación, te mencionaremos algunos de ellos:

  • Las patatas son una excelente fuente de energía debido a su alto contenido de carbohidratos, lo cual nos ayuda a mantenernos activos y enérgicos.
  • Contienen vitamina C, la cual fortalece nuestro sistema inmunológico y nos protege contra enfermedades.
  • Son ricas en vitaminas del complejo B, hierro, potasio, ácido fólico y magnesio, lo cual contribuye a reducir los niveles de colesterol malo en la sangre.
  • La vitamina B6 presente en las patatas favorece la renovación celular, mejora nuestro sistema nervioso y ayuda a combatir el estrés, mejorando nuestro estado de ánimo.
  • Además, las patatas no contienen gluten, por lo que son una opción ideal para las personas con intolerancia o alergia a este componente.
  • Son una excelente fuente de almidón, proporcionándonos energía para afrontar el día a día.
  • Su alto contenido en fibra favorece la digestión y ayuda a prevenir el cáncer de colon.
Further reading:  Mi Planta de Naranja Lima: Una Historia Emotiva y Transformadora

Es importante tener en cuenta que la patata en sí no engorda, sino que es la forma en que la cocinamos lo que puede hacerla menos saludable. Por eso, te recomendamos que la consumas hervida o al horno, evitando frituras y salsas calóricas.

Los beneficios de la patata aplicados a la estética.

¿Sabías que la patata también puede ser una aliada en tu rutina de belleza? Gracias a sus propiedades, este tubérculo puede ser utilizado en diversos tratamientos estéticos caseros. A continuación, te mencionaremos algunos de ellos:

  • El zumo de patata es eficaz para reducir las manchas en la piel.
  • Puede aliviar quemaduras solares, simplemente aplicando finas rodajas sobre la piel afectada.
  • Una mascarilla de patata puede ayudarte a tratar problemas como el acné, piel seca, piel grasa y rostro cansado.
  • Además, las patatas aportan suavidad a nuestra piel, reducen la inflamación y alivian la irritación cutánea.
  • Si aplicas rodajas de patata en tus ojos, al igual que se hace con el pepino, podrás notar resultados espectaculares.

¿Cómo se cultiva la patata en la huerta?

El cultivo de la patata es sencillo y puede realizarse tanto en una huerta urbana como en un espacio tradicional. A continuación, te presentamos los pasos básicos para obtener unas patatas de primera calidad:

  1. La siembra de la patata se realiza después de que haya pasado el riesgo de heladas. En climas fríos, se recomienda sembrar en los meses de febrero y marzo, y en climas cálidos, a finales de enero.
  2. Elige patatas de siembra de buena calidad.
  3. Si las patatas son grandes, puedes cortarlas en trozos, asegurándote de que cada trozo tenga uno o dos brotes. Realiza el corte 2 o 3 días antes de sembrarlas para permitir que se cicatricen. Si son patatas pequeñas, elimina los brotes en exceso y deja solo 3 por patata.
  4. Advertisement
  5. El suelo debe ser fértil y rico en materia orgánica. Puedes aplicar estiércol o humus de lombriz para mejorar su calidad.
  6. Para evitar plagas, puedes utilizar insecticidas ecológicos como la tierra de diatomeas o el sulfato de hierro.
  7. La distancia entre las patatas debe ser de 30 a 40 cm.
  8. Realiza un agujero e introduce la patata con los brotes hacia arriba. Se plantan en hileras o caballones con una separación de aproximadamente 70 cm. Recuerda regar el agujero o la zanja dos veces antes de plantar las patatas.
  9. Si cultivas patatas en un huerto urbano, utiliza un soporte de cultivo con una capacidad de al menos 10 litros de sustrato por planta.
  10. El riego posterior debe ser abundante.
  11. A medida que las patatas crecen, ve aplicando tierra en los lados del caballón para evitar que reciban luz directa.
  12. La recolección se realiza aproximadamente en el mes de junio. Dos semanas antes de la cosecha, corta las matas para que las plantas se sequen y sea más fácil recolectar las patatas.
  13. ¡Ahora solo queda disfrutar de tus deliciosas patatas caseras y ecológicas!
Further reading:  Descubre los increíbles tipos de Dracaena para tu hogar

¿Cómo almacenar las patatas?

Si deseas mantener tus patatas frescas y conservar todas sus propiedades, te recomendamos seguir estos consejos:

  1. Espolvorea las patatas con los polvos Granet Masso, un producto permitido en la agricultura ecológica elaborado con piretrinas naturales.
  2. Coloca las patatas en una caja de cartón o madera en un lugar fresco y sin exposición directa al sol.
  3. Cubre las patatas con papel y aplica los polvos Granet Masso entre las capas de patatas para garantizar una protección completa.
  4. Lávalas bien antes de consumirlas y recuerda taparlas siempre con papel.
  5. Ten en cuenta que las patatas tratadas con Granet Masso no podrán utilizarse para futuras siembras, así que guarda aparte algunas patatas sin tratar si deseas utilizarlas como semillas.

Así que, ¿por qué no te animas a cultivar tus propias patatas? Además de disfrutar de todos sus beneficios para la salud, podrás disfrutar de unas patatas caseras y ecológicas en tus comidas. ¡Manos a la obra!

Recuerda que si quieres encontrar más información sobre la planta de patata y otros productos ecológicos, puedes visitar Una Planta.

Advertisement