Cómo cultivar pimientos morrones: disfruta de la huerta en tu hogar

¡Bienvenidos a Una Planta! Hoy vamos a hablar sobre cómo cultivar pimientos morrones en tu propia huerta. Estas deliciosas plantas, originarias del continente americano, han sido parte de nuestras mesas desde el siglo XV. Su cultivo es sencillo y con algunos consejos podrás disfrutar de tus propios pimientos morrones.

Cultivo de pimientos morrones

Para comenzar, necesitarás adquirir unas treinta plantas de pimientos morrones con cepellón. Puedes conseguirlas en mercadillos o viveros cercanos. El momento ideal para realizar la plantación es en primavera, en una zona soleada de tu huerta.

Al igual que con los tomates, es importante podar los tallos y dejar solo tres o cuatro ramas secundarias. Así aseguraremos un crecimiento adecuado de los pimientos. Además, coloca tutores individuales para ayudar a sostener las plantas a medida que crecen.

Las flores de los pimientos morrones surgen solitarias en las axilas de las hojas. La temperatura ideal para la fecundación es entre 20-25ºC. La cosecha se lleva a cabo desde principios de agosto hasta las primeras heladas. Sin embargo, ten en cuenta que los pimientos morrones son muy sensibles al frío.

Variedades de pimientos morrones

Existen varias variedades de pimientos morrones, pero las que más cultivamos son los del tipo California y los tipo Lamuyo. Los pimientos morrones tipo California son de forma cuadrangular, con carne gruesa y entre 8 y 14 cm de largo. Por otro lado, los pimientos morrones tipo Lamuyo son de origen francés, de forma rectangular y entre 15 y 20 cm de largo.

Further reading:  Los increíbles beneficios que la planta del curry puede ofrecerte

Ambas variedades son híbridas, lo que significa que no es posible reproducirlas a partir de semillas. Por eso, cada año adquirimos los plantones en el mercado.

Problemas y cosecha de los pimientos morrones

El cultivo de pimientos morrones es bastante sencillo y no suelen ser atacados por plagas. El único problema que pueden tener es con las heladas tempranas, que pueden dañar las plantas en primavera y afectar la cosecha en otoño.

Cuando llega el momento de la cosecha, debemos recolectar los pimientos cuando han alcanzado su máximo volumen y estén de color rojo. Podemos cortarlos con el pedúnculo utilizando una navaja.

Si queremos consumirlos antes de que maduren por completo, podemos recolectar algunos pimientos todavía verdes y dejarlos en un lugar oscuro y a temperatura ambiente para que maduren poco a poco.

Disfruta de tus pimientos morrones

Los pimientos morrones son muy versátiles en la cocina. Podemos consumirlos crudos en ensaladas, gazpachos y salpicones. También podemos asarlos o hacer mermelada con ellos. ¡Las posibilidades son infinitas!

Cabe destacar que los pimientos morrones son ricos en agua, fibra, vitaminas y minerales. Además, contienen una sustancia llamada capsantina, que tiene propiedades antioxidantes.

En conclusión, cultivar pimientos morrones en tu huerta es una experiencia gratificante. Desde Una Planta te animamos a cuidar de tus plantas y disfrutar de una buena cosecha. ¡Convierte tu hogar en un pequeño paraíso verde!

Si quieres encontrar más información sobre el cultivo de pimientos morrones y otras plantas, ¡visita Una Planta para descubrir todo sobre el apasionante mundo de la jardinería!

YouTube video
Cómo cultivar pimientos morrones: disfruta de la huerta en tu hogar