Cultivo de rúcula: ¡Disfruta de tus propias hojas frescas en casa!

Advertisement

¡Bienvenido a una nueva aventura de huerto! En esta ocasión, te mostraré cómo cultivar rúcula de manera sencilla y sin complicaciones. La rúcula es una planta versátil que se adapta a diferentes climas, lo cual la convierte en una excelente opción para sembrar desde la primavera hasta el otoño, incluso en los días calurosos del verano.

rucula

Además de su valor nutritivo, la rúcula es un ingrediente culinario muy versátil. Podrás preparar deliciosas ensaladas o el famoso pesto de rúcula, una variante ligeramente amarga y picante del clásico pesto de albahaca.

Cómo sembrar rúcula

Sembrar rúcula es sumamente fácil y agradecerás tenerla siempre a mano en tu huerto. Tanto si la cultivas en un bancal como en macetas, simplemente entierra las semillas a unos tres centímetros de profundidad y con una distancia de tres dedos entre cada semilla. De esta manera, garantizarás que tengan suficiente espacio para crecer.

Cuidados

La rúcula no requiere muchos cuidados, pero como la mayoría de los cultivos, necesita un sustrato bien drenado para evitar encharcamientos, pudriciones y hongos.

Riegos

Los riegos deben ser regulares, pero evita excederte. Con regar una vez cada dos días, especialmente durante los días más cálidos, será suficiente para mantenerla saludable.

¿Sol o sombra?

Puedes sembrar la rúcula en cualquier lugar, ya que se adapta tanto a los espacios con semisombra como a aquellos más sombríos. Esto es especialmente útil durante el verano, ya que el exceso de sol puede amargar las hojas.

Further reading:  Beneficios del Vinagre para las Plantas: Guía Completa

¿Plantar rúcula?

A diferencia de otros cultivos, la rúcula no necesita ser trasplantada. Se siembra directamente en el lugar donde crecerá, ya que es una planta frágil que no tolera bien los trasplantes. No será necesario hacer semillero, ya que su forma propia se adapta perfectamente al terreno.

Una vez que las hojas alcancen un tamaño mediano, que suele ser a los 30 o 40 días de su siembra, podrás empezar a cosecharlas para disfrutar de su sabor fresco y delicioso. Recuerda dejar las hojas más pequeñas para que sigan desarrollándose.

Plagas de la rúcula

Al igual que otros cultivos, la rúcula puede ser atacada por plagas como el pulgón, así como por hongos como el oídio y enfermedades como la roya, que afectan tanto las hojas como las raíces.

Advertisement

cultivo de rucula

Una forma natural de combatir el pulgón es introducir mariquitas vivas en tu huerto. Estos simpáticos insectos se alimentan de pulgones y ayudan a mantener el equilibrio biológico.

El oídio es fácil de detectar debido a las manchas blancas en la superficie de las hojas. Puedes tratarlo utilizando purín de ortigas o purín de cola de caballo, ambos efectivos fungicidas caseros.

La roya es una enfermedad causada por diferentes hongos de los géneros Puccinia y Melampsora. Se caracteriza por pequeñas protuberancias en las hojas, que pueden llegar a caerse. Para prevenirla, evita mojar las hojas al regar y asegúrate de tener un buen drenaje en el suelo. Como tratamiento, puedes utilizar una mezcla de aceite de neem con bicarbonato sódico o fungicida a base de leche.

¿Qué esperas?

En resumen, el cultivo de rúcula es fácil, rápido y no requiere muchos cuidados. Además, es muy nutritiva y se adapta a diferentes climas y condiciones. ¿Qué estás esperando para sembrar rúcula en tu huerto?

Further reading:  Leucocoprinus birnbaumii: El Hongo Tóxico de los Jardines

Si te ha sido útil este artículo, déjame tu opinión en los comentarios. Recuerda que puedes apoyar al canal de Una Planta con una donación o ayudándome a difundir este contenido en las redes sociales. ¡Y no olvides visitar Una Planta para descubrir más consejos y trucos para tu huerto!


¿Qué te parece? ¿Te animas a empezar tu propio cultivo de rúcula? Si tienes alguna pregunta, déjala en los comentarios y estaré encantado de ayudarte.

Advertisement