El fascinante mundo del filodendro: una planta de interior tóxica pero cautivadora

Advertisement

Las plantas de interior se han convertido en una tendencia indiscutible, ya que son el recurso perfecto para agregar frescura y naturalidad a cualquier habitación. Pero, ¿sabías que detrás de su apariencia colorida y hermosa se esconden algunas de las plantas más venenosas del mundo? Algunas de estas especies pueden ser tóxicas para los animales, otras para los humanos e incluso algunas pueden causar problemas simplemente con acercarse a ellas. Es impresionante cómo el simple contacto de ciertos componentes de estas plantas con nuestro cuerpo puede generar desde irritaciones y reacciones alérgicas hasta problemas más serios.

Una de estas plantas, que suele aparecer junto a crisantemos, aloe veras, potos o hiedras, es el filodendro. Esta planta, tan común en interiores, bonita y fácil de cultivar, esconde un inconveniente desconocido para muchos: su gran toxicidad. Los filodendros contienen cristales de oxalato de calcio que resultan tóxicos tanto para personas como para animales. Los síntomas pueden variar, desde dermatitis e hinchazón en el tracto digestivo y la boca en humanos, hasta espasmos, convulsiones y dolor en perros y gatos.

Por tanto, es crucial tener especial cuidado si tenemos mascotas en casa y evitar que se acerquen o se interesen por estas plantas. Podrían morderlas o ingerirlas, y la situación podría convertirse en una urgencia veterinaria. Los cachorros son particularmente vulnerables a estos peligros, ya que exploran el mundo que les rodea con su hocico y les encanta mordisquear y lamer todo lo que encuentran.

En caso de intoxicación, se recomienda lavar la boca con un trozo de tela húmeda y fría y eliminar cualquier savia de la planta que pueda estar en la piel y los ojos. Si ocurre una intoxicación con filodendro en humanos, es importante buscar asistencia médica de inmediato y no provocar el vómito, a menos que lo indique un centro de toxicología o un proveedor de atención médica.

Further reading:  Filodendros: ¡Las hojas más impresionantes!

Tipos y características de los Filodendros

Según el Jardín Botánico de Nueva York, existen alrededor de 500 especies de filodendros, plantas nativas de los trópicos de las Américas y el Caribe. Estas plantas tienen una gran variedad de formas de crecimiento, muchas de ellas son hemiepífitas, lo que significa que comienzan como semillas que brotan en los árboles en la parte superior del dosel, obteniendo nutrientes del árbol en el que crecen. En su etapa temprana, producen pequeñas hojas juveniles. Cuando estas hojas crecen lo suficiente, desarrollan raíces aéreas que se adentran en el suelo del bosque para obtener nutrientes. En su fase adulta, la misma planta produce hojas mucho más grandes, casi irreconocibles en comparación con las hojas juveniles.

Advertisement

Uno de los filodendros más populares como planta de interior es la costilla de Adán, que destaca entre los cientos de variedades existentes. A medida que crece, las hojas de la costilla de Adán (también conocida como Monstera deliciosa o Philodendron pertusum) se recortan y adquieren una belleza impresionante, pudiendo alcanzar hasta un metro de largo. Muy pocas plantas pueden competir con los filodendros en cuanto a la belleza de sus hojas, y además tienen un efecto purificador beneficioso.

Estas plantas, también conocidas como «manos de gigante» en otros países debido al tamaño y forma peculiar de sus hojas, son expertas en trepar y abrazar los grandes árboles de las selvas tropicales y subtropicales de América. Posteriormente, se adaptaron a los jardines de las regiones cálidas, por lo que es común encontrarlos en jardines y patios en Canarias y Andalucía. Sus largas raíces aéreas les permiten fijarse a los troncos y muros, absorbiendo la humedad de estos. Aunque hay menos especies arbustivas, también existen algunas variedades.

Further reading:  El magnífico Filodendro Rojo Imperial: Todos los secretos revelados

En resumen, los filodendros son plantas cautivadoras con una amplia variedad de formas y tamaños. Sus hojas, radiantes en belleza, pueden convertir cualquier espacio en un remanso de frescura. Sin embargo, es importante ser conscientes de su toxicidad y tomar precauciones, especialmente si hay mascotas o niños en casa. Disfrutar de estas maravillas de la naturaleza implica aprender a convivir con ellas de forma segura.

Una Planta

Advertisement