Cómo cuidar tus hortensias como una experta: la guía definitiva

Advertisement

¿Quién puede resistirse a pasar horas admirando fotos de hortensias? Son tan bonitas, decorativas y espectaculares que se convierten en la elección ideal para embellecer tu terraza, jardín o porche. Y lo mejor de todo es que ¡son muy fáciles de cuidar!

Las hortensias son unas de las flores más hermosas que existen. Durante la primavera y el verano, estas plantas florecen y deslumbran tanto en interiores como en exteriores. Aunque según el Feng Shui, las hortensias roban energía, así que es recomendable cultivarlas en el exterior.

Además de ser conocidas por su colorido y espectáculo floral, las hortensias son famosas por su facilidad de cultivo. Si eres nuevo en el cuidado de plantas y flores en casa, definitivamente debes familiarizarte con esta planta.

Cómo cuidar tus hortensias y prolongar su duración

Si quieres disfrutar de estas hermosas plantas con flores hasta octubre, es importante cuidar de ellas correctamente. Si aún no tienes una hortensia en casa o estás pensando en adquirir una, presta atención a estos consejos para su cuidado.

Riego adecuado para tus hortensias

Para que tus hortensias duren mucho tiempo, es crucial que siempre estén bien hidratadas. En primavera, por lo general, no tendrán problemas de riego, especialmente si están en exteriores, ya que es cuando más lluvias se producen. Sin embargo, cuando llega el verano y el agua escasea, debes aumentar el riego de tus hortensias, especialmente en días calurosos.

Un consejo útil es regar tus hortensias temprano por la mañana o al final de la tarde, evitando regar durante las horas de mayor calor. De esta manera, las raíces absorberán mejor el agua y evitarás que la planta se queme. Evita el encharcamiento del sustrato, ya que podría causar la pudrición de las raíces y dañar la planta. Además, de vez en cuando es recomendable humedecer las hojas para evitar que se sequen, asegurándote de no mojar las flores frondosas.

Duración de las hortensias

Las hortensias suelen durar muchos años, alrededor de cuatro. Es mejor colocarlas a la sombra para evitar que se quemen y prolongar su vida útil.

Otros consejos para el cuidado de tus hortensias

Antes de que llegue el verano, es importante trasladar tus hortensias a lugares donde no reciban luz solar directa. Idealmente, deben recibir sol por la mañana y sombra por la tarde.

Durante el invierno, riega tus hortensias solo cuando el sustrato esté seco, pero en verano no escatimes en frecuencia. Eso sí, deja que la tierra se seque entre riegos.

Further reading:  Cuidado y disfrute de las hortensias: Flores naturales y secas

Durante la temporada de crecimiento, riega tus hortensias tres veces por semana para estimular el desarrollo de las raíces. Las hortensias de hojas grandes y lisas requieren más agua, pero todas las variedades se benefician de la humedad constante. Si las riegas por la mañana, evitarás que se marchiten en los días más calurosos.

Aplica un fertilizante específico para hortensias, según el tipo. Existe un abono especial para intensificar el color azul de las flores. Si la flor es rosa, con este abono se volverá azulada.

Cómo cuidar tus hortensias en maceta

Las hortensias necesitan mucha humedad. Si las colocas dentro de casa, es recomendable regarlas con frecuencia. ¿El truco? Coloca un plato o bandeja con agua. En los meses más cálidos, incluso pueden requerir riegos diarios.

Otro aspecto importante es evitar regar las hortensias en macetas con agua con mucha cal, ya que esto puede hacer que adquieran un tono amarillento. Es mejor regarlas con agua potable o de lluvia.

Cómo podar tus hortensias

Para que tus hortensias sigan floreciendo en buen estado, es importante podarlas de vez en cuando. Si tienes muchas ramas en mal estado, la hortensia estará invirtiendo demasiados recursos en zonas donde no florecerá nada. Simplemente, eliminando las flores marchitas podrás permitir que tus hortensias crezcan saludablemente durante toda la temporada. Recuerda que la poda debe realizarse con cuidado y, si tienes dudas, puedes consultar con una floristería o vivero cercano.

Cómo trasplantar tus hortensias

Si deseas trasladar tus hortensias al exterior, hazlo durante la primavera o el verano. Esta época del año es la más adecuada para adaptar tus hortensias al nuevo suelo y permitir que sigan floreciendo. Si las trasplantas en un clima demasiado frío, podrían dañarse fácilmente.

Además, es importante cuidar el sustrato que les añades al trasplantarlas. Utiliza un sustrato específico para hortensias para garantizar que se adapten bien durante este proceso de cambio de suelo.

Cuándo abonar tus hortensias

Desde marzo hasta septiembre, es recomendable abonar tus hortensias una vez por semana con un fertilizante líquido especial para hortensias y camelias.

Tipos de hortensias

Existen muchas variedades de hortensias, pero la Hydrangea macrophylla es la especie más común. Aunque también existen otros tipos populares, como los siguientes:

  • Hydrangea arborescens: un arbusto que puede alcanzar hasta 3 metros de altura. Sus flores blancas y diminutas se agrupan en grandes racimos.
  • Hydrangea paniculata: una variedad muy resistente que puede alcanzar hasta 4,5 metros de altura. Siempre se encuentra en color blanco.
  • Hydrangea petioralis: una hortensia trepadora que puede alcanzar hasta 20 metros de longitud. Sus flores suelen ser blancas y amarillas.
  • Hydrangea quercifolia: esta hortensia se destaca por sus hojas que se vuelven rojizas en otoño. Es la única variedad que presenta racimos en forma de cono.
Further reading:  Cuidando la Hortensia: Consejos Esenciales para su Crecimiento

Colores de las hortensias

Como mencionamos anteriormente, existen muchas variedades de hortensias, cada una con un color de flor diferente. Puedes encontrar flores blancas, rosas, rojas, moradas y azules. Este último color es muy deseado, pero ¿cómo lograrlo?

Aunque las hortensias lucen hermosas en cualquier color, las azules son especialmente cotizadas. El color de las flores de las hortensias varía según el grado de acidez o alcalinidad del suelo. Para obtener hortensias de color azul, debes asegurarte de seguir estos pasos cuidadosamente:

  1. Prepara el suelo con abono adecuado, bien drenado y con el nivel de acidez adecuado. Existen abonos específicos para hortensias.
  2. Haz un agujero lo suficientemente profundo para plantar la hortensia. Riega bien las raíces hasta que estén húmedas.
  3. Tapa el agujero y vuelve a regar la planta. Una planta recién trasplantada requerirá mucha agua.
  4. Advertisement
  5. Mantén la tierra húmeda los primeros días, pero evita el encharcamiento, ya que podría dañar la planta.
  6. Para obtener flores azules, es fundamental conocer el nivel de acidez del sustrato. Utiliza un medidor de pH para determinarlo. Si necesitas aumentar el pH, puedes añadir cal poco a poco al agua de riego. Si necesitas disminuirlo, diluye el jugo de limón en el riego y añádelo gradualmente. Sigue utilizando el medidor de pH hasta lograr un suelo ácido y mantén el riego con agua de lluvia o descalcificada.

Recuerda que la mejor época para hacer esquejes de hortensias es durante la primavera o el otoño, evitando los climas extremos del verano e invierno.

Cómo cambiar el color de las hortensias

Es posible cambiar el color de las flores de las hortensias. El color de estas flores depende del pH del suelo, es decir, de su nivel de acidez o alcalinidad.

Por lo general, las hortensias prefieren suelos ácidos, pero también pueden desarrollarse en una amplia gama de pH, que va aproximadamente de 4 a 8, lo que resulta en diferentes colores. Ten en cuenta que los experimentos para cambiar el pH del suelo deben realizarse al menos 60 días antes de la floración, ya que cualquier cambio posterior no tendrá el efecto deseado.

Si notas que las hojas de tus hortensias se vuelven amarillas, es probable que necesiten más nutrientes o que el pH esté variando.

Además, cada variedad de hortensia tiene colores naturales distintos. Aunque es posible modificar estos colores alterando el pH del suelo, lo ideal es proporcionarles un suelo ácido, lo que también potencia el color de las hortensias.

Cómo decorar con hortensias

Hortensias en tu balcón o terraza

Si tienes un balcón pequeño o una terraza reducida, aprovecha la oportunidad para decorarlos y darles vida con hortensias en pequeñas jardineras. También puedes colocar las hortensias estratégicamente en mesas de comedor o tumbonas para que luzcan aún más. Utiliza maceteros de fibras naturales para realzar su belleza.

Further reading:  El Significado Encantador de las Hortensias

Ramos de hortensias dentro de casa

Además de decorar con plantas de hortensias, puedes cortar algunas flores y crear ramos de hortensias para adornar rincones de tu hogar. La zona de la oficina es ideal para agregar un toque natural y colorido con hortensias. Recuerda cambiar el agua a diario y usar un aerosol para humedecer los pétalos con regularidad.

Enfermedades y problemas comunes de las hortensias

Aunque las hortensias son excelentes para dar color a tu hogar, es importante mencionar algunos problemas que pueden surgir al cultivarlas. A continuación, te presentamos algunas enfermedades y problemas más comunes y sus soluciones para que tus hortensias luzcan hermosas y dignas de admiración.

  1. Una hortensia mustia y apagada: esto indica que necesita agua urgentemente. La solución es regarla de inmediato para que recupere su vitalidad. Evita el encharcamiento del sustrato para no pudrir las raíces.

  2. Caída de hojas: si las hojas se caen y la hortensia no florece, puede indicar falta de alimento o una alimentación insuficiente. Para que florezcan, las hortensias necesitan un abono específico para hortensias o para plantas acidófilas.

  3. Hojas amarillas con nervios verdes: esto indica clorosis. Las plantas necesitan clorofila para realizar la fotosíntesis y obtener energía, y para producir clorofila necesitan hierro como nutriente. La solución es utilizar quelato de hierro según las indicaciones del fabricante.

  4. Flores azules que se vuelven rosas: esto ocurre cuando no utilizas productos para mantener el color azul de las hortensias durante un tiempo. Recuerda regarlas con productos a base de alumbre (sulfato de aluminio) para mantener el color azul.

  5. Hojas amarillas: esto indica falta de luz o fertilizante. Las hortensias necesitan iluminación media, ni a pleno sol ni en sombra total. En verano, pueden estar en exteriores, pero en invierno no deben estar expuestas a temperaturas inferiores a 5 °C. La solución es exponerlas a la luz o abonarlas si es necesario.

  6. Manchas en las hojas: esto indica presencia de hongos. La solución ideal es utilizar azufre. Si el ataque es leve, puedes abonar la planta y aplicar fungicidas para protegerla hasta que se recupere.

  7. Telarañas en las hojas: esto indica que el ambiente es demasiado seco. La solución es eliminar las ramas afectadas y humedecer las hojas con un algodón mojado en agua jabonosa.

  8. Insectos en los brotes: si encuentras pulgones o moscas verdes en los brotes de tus hortensias, la solución es lavar bien la planta y utilizar insecticidas.

Sin duda, las hortensias son una excelente opción para agregar color a tu hogar. Aunque pueden presentar algunos problemas, su solución no es complicada. Apuesta por las hortensias y decora tu casa con tonos azules y rosas.

Si quieres estar al día de todo lo relacionado con las hortensias y otros temas de interés, suscríbete a nuestra newsletter.

Una Planta

Advertisement