Cultivo de marihuana en suelo: fácil, rentable y ecológico

Cultivo de marihuana en suelo

El cultivo de cannabis en exterior, específicamente en suelo, es una de las formas más fáciles, rentables, económicas y ecológicas de cultivar esta planta. A través de medios simples, podemos obtener grandes beneficios. Pero, ¿cómo lograr un cultivo exitoso en suelo? Aquí te lo contamos.

Materiales necesarios para el cultivo en suelo

El material necesario para llevar a cabo este tipo de cultivo incluye:

  • Semillas de calidad: puedes usar semillas regulares o feminizadas, dependiendo del espacio disponible y el momento del trasplante.
  • Macetas de 0,25 litros y macetas de 11 litros.
  • Tierra de calidad: que contenga humus, mantillo, perlita y turba negra o fibra de coco.
  • Humus de lombriz.
  • Guano de murciélago en polvo y guano líquido.
  • Nutrihemp (cenizas de algas marinas).
  • Aceite de neem, pelitre u otro insecticida de origen biológico.
  • Propolis (fungicida y estimulador de las defensas naturales de las plantas).
  • Bacillus Thuringiensis.
  • Un pulverizador de 5 litros de capacidad.
  • Un tester de pH y un ácido reductor.

El cultivo paso a paso

A la hora de comenzar el cultivo en suelo, es importante considerar el tamaño final que deseamos para nuestras plantas. Si queremos obtener plantas grandes, debemos comenzar el cultivo a partir de mediados/finales de marzo, lo que nos permitirá obtener plantas de entre 250 y 350 cm, dependiendo de la variedad. Si preferimos plantas más pequeñas, podemos plantarlas un poco más tarde.

Colocaremos las semillas en germinación y, una vez que las raíces comiencen a mostrarse, las trasplantaremos a macetas de 0,25 litros, regándolas adecuadamente. En los días siguientes, solo las regaremos con agua corregida a un pH de 6, cada vez que la tierra se seque. Durante este proceso, es esencial exponer las plantas al pleno sol, ya que de lo contrario crecerán altas y débiles.

Further reading:  Milenrama: Una Planta con Virtudes Curativas

Después de aproximadamente tres semanas, las plantas deben tener alrededor de 20 cm de altura y tres pares de hojas reales. En este momento, si observamos una buena estructura radicular, será el momento de transplantarlas a macetas de unos 11 litros. Prepararemos la tierra mezclando un 80% de la tierra recomendada, un 20% de humus de lombriz, medio kilo de guano de murciélago y 250 gramos de nutrihemp por cada 100 litros de tierra. Después de mezclarlo todo uniformemente, procederemos al trasplante.

Durante las dos primeras semanas después del trasplante, regaremos las plantas cada vez que la tierra se seque, utilizando solo agua con el pH corregido.

Cultivo en tierra

Aspectos a considerar para un cultivo exitoso en suelo

Para obtener un cultivo exitoso en suelo, es importante tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Dejar al menos 2 metros de separación entre cada planta para un desarrollo óptimo.
  • Preferir la presencia de otras plantas de flor o de hoja en el jardín, para crear un microclima adecuado y favorecer la riqueza biológica.
  • Refrescar las hojas de las plantas en días calurosos, rociándolas con agua por las mañanas y las tardes, antes de que comience la fase de floración.
  • Tomar medidas para proteger las plantas del viento utilizando cuerdas y piedras.
  • Realizar tratamientos fitosanitarios preventivos utilizando productos biológicos, para evitar el uso de insecticidas químicos.

Cultivo de marihuana en tierra

Tratamientos fitosanitarios para el cultivo en suelo

En los cultivos en suelo, estamos expuestos a diversas plagas, por lo que es necesario realizar tratamientos preventivos biológicos. Estos tratamientos nos ayudarán a evitar el uso posterior de insecticidas químicos, que son más tóxicos y perjudiciales para nuestra salud y el medio ambiente.

Further reading:  Cuándo arranca la floración en el cultivo exterior y cómo manejarlo

A partir del trasplante a las macetas de 11 litros, podemos utilizar insecticidas a base de neem o pelitre mezclados con propolis. Estos tratamientos nos ayudarán a prevenir la aparición de araña roja, mosca blanca, pulgón y diversos tipos de hongos que afectan al cannabis.

Es importante realizar estos tratamientos de forma regular y regar y trasplantar en las primeras o últimas horas del día para evitar el calor intenso que podría dañar las plantas.

¡Te deseamos un cultivo exitoso!

Autocultivo de marihuana plantado directamente en el suelo