Milenrama: Una Planta con Virtudes Curativas

La milenrama (Achillea millefolium) es una planta que ha cautivado la atención a lo largo de los años por sus notables propiedades curativas. En la antigüedad, era ampliamente reconocida por sus capacidades antiinflamatorias y cicatrizantes para tratar heridas. Pero, ¿qué es exactamente la milenrama y cómo puede beneficiarnos en la actualidad?

Descubriendo la Milenrama

La milenrama es una planta vivaz y perenne, que crece entre 30 y 90 cm de altura. Sus tallos son altos, delgados y muy ramificados, con hojas divididas en segmentos finos, lineales o lanceolados. Además de su apariencia distintiva, esta planta tiene un aroma muy característico.

La milenrama se encuentra en estado silvestre en ambientes de montaña, prados, matorrales, laderas arbustivas y márgenes de caminos. Sin embargo, también se cultiva frecuentemente en parques, jardines y huertos. En España, es especialmente abundante en las montañas del norte de la Península.

Esta hermosa planta florece a partir de junio o julio, dependiendo de la altitud, y continúa hasta septiembre. Durante su floración, las sumidades floridas adquieren tonalidades que van desde el blanco hasta el naranja, pasando por el amarillo o dorado.

Propiedades Medicinales de la Milenrama

La milenrama contiene un aceite esencial que contiene camazuleno, alcanfor y linalol, así como flavonoides, lactonas sesquiterpénicas, aquileína, betaína, ácidos grasos y taninos. Estos compuestos confieren a la planta una amplia gama de virtudes reparadoras y medicinales.

En la medicina popular, la milenrama es muy apreciada y utilizada debido a sus propiedades antiinflamatorias, antiespasmódicas, hemostáticas y cicatrizantes. A continuación, enumeramos algunos de los usos más comunes de la milenrama:

  • Trastornos digestivos: se utiliza para aliviar los espasmos gastrointestinales, las náuseas y el vómito. Estimula la secreción de jugos gástricos y bilis, lo que ayuda a mejorar el apetito.
  • Inflamación en hígado y vesícula: favorece la disolución y eliminación de los cálculos biliares y renales, reduciendo así la inflamación en estas áreas del cuerpo.
  • Salud de la mujer: se recomienda para regular el periodo en menstruaciones irregulares o abundantes, aliviar la tensión premenstrual y los calambres musculares, favorecer la circulación pélvica y tratar problemas como la leucorrea vaginal.
  • Problemas circulatorios: la milenrama se muestra efectiva como estimulante sanguíneo en casos de varices, flebitis y hemorroides.
  • Cicatrización y curación: acelera el proceso de cicatrización de heridas, llagas y aftas bucales.
Further reading:  Amasisa: Thomas Lovejoy, el Defensor de la Amazonía

Milenrama

Infusiones de Milenrama y Otros Remedios Naturales

¿Cómo podemos aprovechar las virtudes de la milenrama en nuestra vida diaria? Aquí te presentamos algunas recetas de infusiones y remedios naturales que puedes preparar fácilmente en casa:

Tisana diurética con milenrama

Si deseas evitar la retención de líquidos y facilitar la expulsión de piedras en los riñones, te recomendamos una fórmula efectiva que combina partes iguales de milenrama con arenaria, cola de caballo y barbas de maíz. Para preparar esta tisana, simplemente hierve dos cucharadas soperas rasas de esta mezcla en medio litro de agua. Deja reposar por 15 minutos y puedes tomarla a lo largo del día, incluso fría. Sin embargo, ten en cuenta que si tomas medicamentos para la hipertensión o cardiotónicos, debes evitar este remedio.

Infusión de milenrama contra el dolor menstrual

Si buscas alivio para el dolor menstrual, puedes combinar partes iguales de milenrama, salvia, cola de caballo y hojas de melisa. Infunde una cucharada sopera de esta mezcla en una ración de agua durante 10 minutos y luego filtra la infusión. Se recomienda tomar dos tazas al día, comenzando nueve días antes de la llegada del periodo.

Decocción de milenrama para la cicatrización de heridas

Si necesitas acelerar la cicatrización de heridas, puedes preparar una decocción de milenrama combinada con consuelda, caléndula y rabo de gato. Hierve tres cucharadas soperas de esta mezcla en medio litro de agua durante 2 minutos, luego deja reposar durante 20 minutos y cuela la decocción. Puedes conservarla en la nevera para uso posterior.

  • Para aplicarla en heridas, remoja la herida con la infusión y repite varias veces. Lava la herida por la mañana y por la noche.
  • Para tratar llagas en la boca, utiliza la infusión anterior para realizar gargarismos.
  • Como opción alternativa, puedes aplicar hojas e inflorescencias hervidas en forma de cataplasma sobre heridas sangrantes para evitar la hemorragia.
Further reading:  Una Aventura en Harvest: ¡Explora y Descubre!

¡Descubre los beneficios de la milenrama y aprovecha sus propiedades curativas en tu vida diaria!

Asesora: J Mª Teixé, herborista de «El Manantial de Salud».