Cómo elegir la mejor orientación para tu casa: Un ejercicio práctico

Cómo elegir la mejor orientación para tu casa: Un ejercicio práctico
Advertisement

¿Alguna vez te has preguntado por qué los girasoles siguen el movimiento del sol? Lo hacen porque responden a un estímulo: la luz solar. Al igual que ellos, podemos aprovechar la energía solar en nuestras casas de una manera inteligente.

En este artículo te mostraré cómo elegir la mejor orientación para tu casa, teniendo en cuenta la trayectoria del sol y la forma en que este incide en tu terreno. ¡Veamos qué opciones tienes!

La trayectoria solar y sus implicaciones

La trayectoria del sol se mueve de Este a Oeste durante el día. En el hemisferio Sur, la fachada Norte recibe sol constante, mientras que en el hemisferio Norte, la fachada Sur es la más beneficiada. Las fachadas Este y Oeste también reciben sol, aunque en menor intensidad y tiempo, lo cual varía según la temporada.

Es importante considerar el ángulo de incidencia solar, el cual cambia a lo largo del año. Dependiendo de la orientación de cada fachada, obtendrás diferentes niveles de luz natural.

Por lo tanto, debes relacionar cada fachada con el uso que le darás a cada habitación. Si te gusta despertar temprano con los rayos del sol, coloca tu habitación en la fachada Este. Si prefieres una sala sin mucha luz solar, opta por la dirección Sur o Norte, según tu hemisferio.

Recuerda que no hay reglas fijas, solo criterios a considerar. Tú decides cómo aprovechar al máximo la energía del sol según tu estilo de vida y el uso que le darás a cada habitación.

Further reading:  El fascinante mundo de las plantas potabilizadoras de agua

Terrenos y orientación: más allá de las cuatro fachadas

Usualmente pensamos que los terrenos y las casas tienen solo cuatro orientaciones: Norte, Sur, Este y Oeste. Pero, ¿qué pasa con el techo?

El techo es considerado la quinta fachada y puede ser una gran oportunidad para aprovechar la luz natural. Dependiendo del tipo de terreno que tengas, el techo puede convertirse en tu «Gran Salvación» para tener una casa confortable.

Existen cinco posibles tipos de terrenos para construir tu casa:

  1. Terreno amplio: ideal para el diseño de tu casa, con todas las fachadas disponibles para generar aberturas y aprovechar al máximo la energía solar.
  2. Terreno con un muro medianero: aún favorable, ya que dispones de cuatro fachadas para generar aberturas.
  3. Terreno con dos muros medianeros: en este caso, solo tienes tres fachadas disponibles.
  4. Terreno en medio de la «manzana»: dispones de tres fachadas, dos en sentido opuesto y el techo.
  5. Terreno con tres muros medianeros: puede ser un desafío de diseño, pero no es imposible lograr una casa de calidad. Aquí tienes un ejemplo de un diseño exitoso con solo dos fachadas: la principal y el techo.
  6. Advertisement

Oriantacion de mi casa

La fachada óptima y cómo reconocerla

Para elegir la mejor orientación para tu casa, debes reconocer y orientarla hacia la fachada óptima. Esta es aquella que está orientada hacia la trayectoria solar: al Norte en el hemisferio Sur y al Sur en el hemisferio Norte.

Es crucial evitar el error de generar grandes aberturas en la fachada principal sin evaluar su orientación respecto a la trayectoria solar. Si la fachada principal está en la dirección opuesta al sol, no generes grandes aberturas en esa dirección.

Further reading:  Mejorando nuestra convivencia a través del consumo responsable de recursos

Las principales aberturas de tu casa deben estar en la fachada óptima, mientras que en las otras fachadas, las aberturas deben ser más pequeñas y secundarias. Si tienes pocas fachadas disponibles, recuerda que puedes utilizar el techo como una opción adicional.

Ejercicio propuesto: conoce tu terreno y diseña tu casa

Ahora que tienes toda la información, te propongo hacer un ejercicio:

  1. Toma un plano o dibujo de tu terreno y marca las coordenadas (Norte, Sur, Este y Oeste).
  2. Incluye información sobre los deslindes, retiros y superficie disponible para construir.
  3. Identifica qué tipo de terreno tienes y cuáles son la fachada óptima y la fachada principal.
  4. Observa si hay elementos externos que afecten la incidencia solar en tu terreno.
  5. Con esta información, podrás evaluar qué estrategias de diseño bioclimático son pertinentes para tu proyecto.

¡Verás que, al seguir estos pasos, estarás más cerca de definir la mejor orientación para tu casa! Recuerda que tener una casa bien orientada es como disfrutar del atardecer mirando hacia el oeste.

Si tienes alguna pregunta o quieres compartir más detalles sobre tu terreno, déjame un comentario. ¡Estoy aquí para ayudarte!

Una Planta

Advertisement