La Encantadora Pilea: Consejos para su Cuidado

Advertisement

La Pilea cadierei es una planta hermosa y de fácil cuidado. En este artículo, descubrirás los secretos para mantenerla feliz y saludable en tu hogar. ¡Acompáñame y aprende todo sobre la encantadora Pilea!

Luz: El Amor de la Pilea

Esta planta ama la luz, incluso el sol directo (excepto en las horas de mayor intensidad). Si la colocas en un lugar con poca luz, es probable que crezca alta y desgarbada. Durante el invierno, asegúrate de que reciba suficiente iluminación. Colocarla cerca de una ventana es ideal, pero ten cuidado de que las hojas no toquen el vidrio frío.

Temperatura: El Equilibrio Perfecto

La temperatura mínima recomendada en invierno es de 14 °C, aunque la Pilea puede sobrevivir a temperaturas más bajas si no se riega en exceso. En climas cálidos, puedes sacarla al exterior, pero evita exponerla al sol directo.

Humedad Ambiental: Un Rocío Refrescante

Esta planta es bastante tolerante en cuanto a la humedad. Sin embargo, puedes rociar su follaje de vez en cuando, especialmente durante el verano. Asegúrate de sacudir las gotas de agua que queden sobre la planta si está expuesta al sol.

Riego: La Moderación es la Clave

La Pilea no requiere riegos frecuentes. Durante el verano, es suficiente regarla de 2 a 3 veces por semana, y en invierno, una vez es suficiente. Evita el exceso de agua, ya que puede provocar la pudrición de las raíces y la caída de las hojas.

Further reading:  Los mejores generadores eléctricos para tu hogar: ¡Mantén la electricidad siempre a mano!

Abono: Alimenta su Crecimiento

Durante la temporada de crecimiento (primavera y verano), puedes fertilizar la Pilea con un poco de fertilizante líquido cada 15 días. Asegúrate de seguir las instrucciones del envase para obtener los mejores resultados.

Manteniendo su Forma: Despunta y Compacta

Si no quieres que tu Pilea crezca desgarbada, es recomendable despuntar de vez en cuando los brotes terminales, cortando unos centímetros de las puntas de los tallos. Esto fomentará un crecimiento más compacto y redondeado. Puedes realizar este proceso durante la primavera o el verano. Este mismo cuidado se puede aplicar a otras plantas, como el Cóleo, por ejemplo.

Cambio de Maceta: Un Nuevo Hogar

El trasplante a una maceta de mayor tamaño se recomienda cada año durante la primavera. Si la planta está desgarbada o ha crecido demasiado, no tengas miedo de recortar todos los tallos por la mitad antes de trasplantar. Esto ayudará a que crezca de manera más compacta.

Multiplicación: ¡Aprovecha los Recortes!

Puedes aprovechar los recortes de la Pilea para hacer esquejes y enraizarlos en una mezcla de arena y turba. Cúbrelos con plástico para mantener la humedad y mantenlos a una temperatura entre 18 y 21 °C. También pueden enraizarse sumergiendo los extremos de los tallos en agua hasta que aparezcan raíces.

Advertisement

Problemas Comunes y Soluciones

A continuación, te presentamos algunos problemas comunes que pueden surgir con la Pilea y cómo solucionarlos:

  • Tallos reblandecidos y con manchas negras en la base: Exceso de riego. Reduce la cantidad de agua y asegúrate de que la maceta tenga un buen drenaje.
  • La planta crece alargada con largos espacios entre las hojas: Falta de luz. Trasládala a un lugar más iluminado, poda los tallos más alargados y corta los brotes apicales para estimular un crecimiento compacto.
  • Alguna hoja se vuelve negra en invierno: Es posible que la hoja haya tocado el vidrio frío de la ventana. Cambia la planta de lugar.
  • Manchas de moho gris sobre las hojas: Exceso de riego que causa la infección del hongo Botritis. Deja que la planta se seque antes de regar nuevamente y elimina las partes afectadas.
  • Marcas de quemaduras en las hojas: Evita el uso de abrillantadores. Límpiala rociando con agua y utiliza un pincel seco.
  • Las hojas se vuelven negras y se caen: La temperatura es demasiado fría. Traslada la planta a una habitación más cálida, con una temperatura superior a los 15 °C.
  • Hojas lacias: Falta de agua. Sumerge la planta en un cubo con agua durante 10 o 15 minutos y luego déjala escurrir. Aumenta la frecuencia de riego y rocía regularmente.
  • Pérdida de hojas en invierno: La planta ha pasado frío. Muévela a un lugar más cálido.
  • Pulgones: Si encuentras hojas deformadas y pegajosas con pequeños insectos regordetes, utiliza un insecticida antipulgón.
  • Cochinilla algodonosa: Elimínalas con un algodón empapado en alcohol metílico o utiliza un insecticida sistémico cada 15 días hasta que esté limpia.
Further reading:  Tutores para Plantas 

Mantén tu Pilea Radiante

Ahora que sabes cómo cuidar adecuadamente tu Pilea, podrás mantenerla radiante y disfrutar de su belleza en tu hogar. ¡Recuerda que una planta feliz aporta vida y alegría a cualquier espacio! Si deseas obtener más información sobre la Pilea y otras plantas, visita el sitio web de Una Planta. ¡Feliz jardinería!

Advertisement