El fascinante mundo de las plantas potabilizadoras de agua

Advertisement

¡Bienvenidos a un nuevo artículo de Una Planta! El agua es un recurso vital para nuestro bienestar y el equilibrio del ecosistema, pero lamentablemente, solo el 3% del agua disponible en el planeta es dulce. Por este motivo, se hace cada vez más necesario contar con sistemas que nos permitan acceder al agua potable de manera segura y confiable. Y es aquí donde las plantas potabilizadoras de agua juegan un papel fundamental.

¿Qué es una planta potabilizadora de agua?

Una planta potabilizadora de agua es aquella encargada de recolectar el agua superficial de ríos, lagos o embalses para someterla a un proceso de tratamiento que garantice su calidad y la haga apta para el consumo humano. Su principal objetivo es proveernos de agua limpia y segura, esencial para la supervivencia de todos los seres vivos.

Existen diferentes tecnologías capaces de potabilizar el agua, pero todas comparten tres principios fundamentales:

  • Combinación de barreras múltiples: se utilizan diferentes etapas en el proceso de potabilización para minimizar los riesgos.
  • Tratamiento integrado: se busca obtener el resultado deseado a través de un tratamiento completo y eficiente.
  • Tratamiento objetivo: cada etapa del proceso tiene una misión específica relacionada con la eliminación de contaminantes.

La importancia de la calidad del agua potable

El agua destinada al consumo humano está regulada por estrictos criterios de calidad establecidos por el Real Decreto 140/2003. Las plantas potabilizadoras de agua se encargan de cumplir con estos requisitos, eliminando microorganismos, parásitos y sustancias que representen un riesgo para nuestra salud. En este sentido, los profesionales de HIGIA en tratamientos de agua ofrecen servicios especializados para verificar la potabilidad del agua y asesorar a empresas y municipios sobre la legislación vigente. Su objetivo es velar por la salubridad de la sociedad, adaptándose a las necesidades de cada cliente para llevar a cabo su labor.

Further reading:  Cómo cultivar cacahuetes en casa: guía de siembra y recolección

Puedes obtener más información sobre el trabajo de HIGIA en tratamientos de agua visitando Una Planta.

Cómo funciona una planta potabilizadora de agua

Las plantas potabilizadoras de agua llevan a cabo diversos tratamientos para obtener agua apta para el consumo humano. A continuación, te explicamos brevemente cada etapa del proceso:

1. Captación

En esta fase, se recoge el agua de fuentes como lagos, ríos o embalses utilizando electrobombas que la elevan hasta la cámara de carga. En el trayecto, se utilizan rejas de distintos tamaños para retener los componentes sólidos presentes en el agua.

2. Coagulación

Una vez que el agua se encuentra en los tanques, se separan las partículas sólidas para que floten y puedan ser extraídas posteriormente. Se forman masas sólidas conocidas como flóculos, coágulos o grumos. Este proceso permite eliminar algas, placton y sustancias químicas que pueden afectar el sabor y el olor del agua.

Advertisement

3. Sedimentación

En esta fase, la gravedad se encarga de que los flóculos caigan al fondo del tanque sedimentador y se asienten allí, pasando a la siguiente etapa del proceso.

4. Filtración

El agua pasa a través de un medio poroso, como arena o carbón, eliminando los sólidos suspendidos y coloidales presentes en ella. Este proceso produce un efluente con baja turbidez.

5. Desinfección

En esta última etapa, se completa el proceso de acondicionamiento del agua mediante la destrucción de los organismos causantes de enfermedades o patógenos presentes en ella. La clarificación y la filtración previas son procesos que preparan el agua para la desinfección, disminuyendo la carga bacteriana y haciendo más eficiente este método.

Further reading:  Los mejores generadores portátiles solares para tener energía gratuita

Ventajas de las plantas potabilizadoras de agua

Las plantas potabilizadoras de agua nos brindan numerosas ventajas, como:

  • Alta calidad del agua potable, libre de gérmenes, rica en oxígeno y equilibrada.
  • Suministro de agua potable a largo plazo, sin necesidad de tratamientos adicionales y adecuado para el almacenamiento.
  • Menor vulnerabilidad ante las fluctuaciones en la calidad del agua de entrada.
  • Funcionamiento completamente automático, con registro interno y protocolar.
  • Sin riesgo operacional, ya que no requieren la adición de cloro, dióxido de cloro u otros productos químicos.
  • Mayor eficiencia energética y ambiental en los procesos de filtración.
  • Fácil adaptación a las fluctuaciones de capacidad.
  • Mejora significativa en el uso de la superficie y el espacio.

Desde HIGIA, expertos en Sanidad Ambiental, ofrecemos servicios específicos de desinfección. Si tienes alguna duda, no dudes en consultar a nuestros expertos.

¡Gracias por acompañarnos en este recorrido por el fascinante mundo de las plantas potabilizadoras de agua! Recuerda que en Una Planta encontrará más contenidos interesantes sobre el cuidado del medio ambiente y la importancia del agua en nuestras vidas.

Advertisement