¿Por qué las hojas de mis plantas de interior se ponen amarillas?

Advertisement

Si tus plantas de interior comienzan a mostrar hojas amarillas, puede ser parte de su ciclo de crecimiento natural. Sin embargo, si el cambio de color ocurre repentinamente, de un verde brillante a un amarillo apagado y triste, es probable que tu planta no esté tan feliz como debería y necesite una intervención urgente.

Cuatro consejos caseros para evitar que tus plantas de interior se pongan amarillas

Cuatro trucos caseros para evitar que las plantas de interior se pongan amarillas

¿Por qué las hojas de mi planta se han vuelto amarillas?

El color amarillo en las hojas indica que tu planta está sufriendo de clorosis, un proceso botánico en el que las hojas se vuelven amarillas. A veces, esto es completamente natural e inofensivo, como una señal de que se acerca el otoño, y no hay motivo de preocupación.

En otros casos, el amarillo en las hojas puede ser una señal de un problema, como la falta de nutrientes o un exceso de riego que está ahogando a tu planta.

¿Hojas amarillas? Tu planta necesita más nutrientes

En helechos, potos e incluso en fresas y frambuesas cultivadas en macetas o huertos urbanos, la aparición de hojas amarillas, especialmente entre los nervios de la hoja, suele ser una señal de que a tu planta le faltan nutrientes.

Normalmente, esto se debe a una deficiencia de hierro si afecta a las hojas más jóvenes, o a una carencia de manganeso o magnesio si las hojas más maduras se vuelven amarillas primero. Esto suele ocurrir cuando el pH del suelo es demasiado alto, lo que dificulta que la planta pueda absorber el hierro necesario.

Further reading:  Razones por las cuales tus plantas de interior no sobreviven

Las plantas necesitan hierro para formar clorofila, el pigmento verde presente en las hojas y otras partes verdes, que utilizan para capturar la luz del sol y convertir el dióxido de carbono y el agua en azúcares para alimentarse a través de la fotosíntesis.

Para solucionar este problema, puedes utilizar quelato de hierro, ya sea como abono foliar aplicado directamente sobre las hojas con un pulverizador, o añadido a la tierra de la maceta. Este producto también se conoce como reverdeciente anticlorosis, ya que corrige rápidamente el pH del suelo y ayuda a que las raíces puedan absorber el hierro necesario para recuperar su color verde.

Advertisement

Sin embargo, si las hojas ya están pálidas y el aspecto general de la planta es desagradable, es posible que esté infectada por un virus y sea necesario deshacerse de ella. Algunos virus pueden causar un color amarillo uniforme en las hojas, mientras que otros crean patrones como motas, mosaicos, líneas o círculos.

O puede que estés regando demasiado

Otra razón por la que las hojas de tus plantas de interior, como el poto, empiezan a amarillear puede ser el exceso de riego o el suelo demasiado compacto. En ambos casos, el resultado es el mismo: la planta se ahoga y no puede absorber los nutrientes necesarios para crecer adecuadamente.

Este problema no termina ahí, ya que las hojas amarillas eventualmente se volverán marrones, se debilitarán y finalmente se caerán. Es una sentencia de muerte para tu querida planta.

Lo mismo ocurre con las plantas aromáticas de hojas frescas, como la albahaca. Si las hojas inferiores se vuelven amarillas, es probable que las raíces estén encharcadas. Intenta reducir el riego a una vez por semana. No te preocupes si las hojas se caen un poco, la albahaca puede tolerar la falta de agua, pero no soportará estar demasiado mojada.

Further reading:  18 Flores Bellas que Empiezan por K

¡No te pierdas ninguno de nuestros artículos! Suscríbete a nuestros boletines.

Una Planta

Advertisement