La maravillosa Trapoeraba morada: ¡descubre las características de esta sorprendente planta!

imagen

La Trapoeraba Púrpura, también conocida como Corazón Púrpura, debe su nombre a la hermosa coloración de sus hojas y tallos, que son totalmente púrpuras, al igual que sus flores magenta. Entre sus características destacadas se encuentran su resistencia a diversas condiciones, su rápida propagación y su fácil manejo en términos de mantenimiento y riego, entre otros cuidados.

Con tantas cualidades, es una planta muy solicitada para el paisajismo urbano y es ideal para aquellos que se aventuran en la jardinería. A continuación, te presentamos las instrucciones básicas para cultivar tu propia Trapoeraba, así como los principales adornos que pueden surgir de su aspecto. Continúa leyendo para obtener más detalles sobre los cuidados de la Trapoeraba morada.

Información básica de la Trapoeraba morada

imagen

  • Nombre científico: Tradescantia pallida purpurea
  • Otros nombres: Corazón Púrpura y Trapoeraba
  • Origen: México
  • Altura: 30~60 cm
  • Ciclo de vida: Perenne
  • Floración: Primavera y verano
  • Clima: Tropicales, ecuatoriales y subtropicales

La Trapoeraba morada se comercializa ampliamente como planta ornamental, tanto para el entorno doméstico como para el paisajismo exterior. Es una suculenta herbácea y pertenece a la familia Commelinaceae, originaria de México. Esta familia cuenta con más de 40 géneros y 600 especies conocidas. Sus tallos son largos y sus hojas crecen rectas para luego inclinarse, creando un efecto de cascada.

Cómo cuidar la Trapoeraba morada

imagen

El cuidado de la Trapoeraba no es complicado, lo cual la hace amigable para aquellos que no tienen mucho tiempo para la jardinería. Aquí te presentamos todo lo que necesitas saber sobre el mantenimiento de la Trapoeraba morada.

Iluminación óptima para la Trapoeraba morada

A la Trapoeraba morada le encanta la luz solar directa. Cultivarla en un lugar donde reciba pleno sol durante todo el día favorece su desarrollo. Sus tallos crecen rápidamente y su coloración púrpura se vuelve aún más vibrante.

En los jardines exteriores, se expande con facilidad y puede cubrir vastas áreas. Para el cultivo interior, las mejores ubicaciones para la Trapoeraba morada son los alféizares orientados al norte, ya que reciben la mayor incidencia de luz directa durante el año.

Sin embargo, también puede crecer en lugares con sombra o poca luz, como al amanecer o al atardecer. En estas condiciones, su crecimiento será más lento y sus tallos pueden volverse verdosos.

Temperatura óptima para la Trapoeraba morada

La Trapoeraba morada tiene un amplio rango de tolerancia a temperaturas debido a su resistencia y capacidad de adaptación al clima. Las temperaturas ideales para su cultivo van desde los 15ºC hasta los 35ºC. Sin embargo, debes prestarle más atención durante el tiempo frío, ya que tolera hasta los 10ºC, pero no temperaturas más bajas, especialmente si hay heladas.

Si las temperaturas exteriores son demasiado altas para la Trapoeraba, es necesario trasladarla al interior y utilizar aire acondicionado. En este caso, ten cuidado de no colocar la planta cerca de salidas de aire, como aires acondicionados o calefactores, ya que pueden dañar las hojas al secarlas.

Further reading:  8 plantas para dar vida a las zonas sombrías de tu jardín

Riego de la Trapoeraba morada

La Trapoeraba morada debe regarse cuando la superficie de la tierra esté seca. Puedes comprobarlo simplemente introduciendo la punta del dedo índice en la tierra. Sus hojas son suculentas, lo que significa que pueden resistir períodos secos, lo cual es ideal para aquellos que no disponen de mucho tiempo para la jardinería.

La frecuencia de riego varía según la velocidad de evaporación del agua de la maceta. Por lo tanto, las Trapoerabas que reciben sol directo todo el día necesitarán agua a diario, mientras que las que están a media sombra pueden regarse cada 3 días. Es importante tener cuidado con el exceso de riego, ya que esto puede pudrir las raíces.

Suelo ideal para la Trapoeraba morada

El suelo ideal para la Trapoeraba morada debe ser poroso, rico en materia orgánica y húmedo. La porosidad es necesaria para evitar el exceso de riego, y la humedad debe controlarse para que la planta no se seque por completo. La materia orgánica ayuda a retener la humedad y a nutrir la planta.

La composición ideal del suelo para la Trapoeraba morada incluye turba, perlita y compost. La turba retiene el agua, la perlita proporciona oxigenación y drenaje, y el compost es la principal fuente de nutrientes. Las mezclas estándar para flores y jardines también funcionan bien.

Abonos y sustratos para la Trapoeraba morada

La Trapoeraba morada debe ser abonada durante la primavera, el verano y el otoño, a intervalos regulares de 30 días. Durante el invierno, la frecuencia de abono debe reducirse, ya que la planta tiene un crecimiento más lento debido al frío y deja de absorber nutrientes.

Es importante dosificar correctamente la cantidad de abono, ya que la estructura de la planta almacena nutrientes y solo es necesario reponer lo mínimo necesario. Los abonos con mayor concentración de fósforo, como NPK 4-18-8 o NPK 10-14-10, son los más adecuados, ya que favorecen la floración. Antes de abonar, riega la planta para evitar quemar las raíces.

Floración de la Trapoeraba morada

La floración de la Trapoeraba morada comienza en primavera y se extiende durante todo el verano. Durante este período, los arbustos de Trapoeraba se llenan de diminutos puntos de color claro, lo cual los hace aún más encantadores. Las flores tienen un encanto particular, y su delicada estructura es el toque final para las hojas de color púrpura intenso.

Las flores nacen individualmente en la parte superior de los tallos. Tienen tres pétalos de color magenta claro, casi lila, y pequeños estambres amarillos en el centro. Durante el apogeo de la floración, nacen varias flores al día, que se marchitan al anochecer y se renuevan al día siguiente.

Mantenimiento de la Trapoeraba morada

El mantenimiento de la Trapoeraba morada es prácticamente nulo, debido a su resistencia. Basta con retirar las hojas secas y envejecidas durante el verano y el otoño. Sin embargo, su rápido crecimiento requiere un control regular para evitar problemas de competencia con otras especies.

Si la planta se encuentra en una maceta exclusiva, debes trasplantarla a un recipiente de 2,5 cm a 5 cm más grande cuando las raíces llenen por completo la tierra y comiencen a salir por los agujeros de drenaje. Si la planta comparte espacio con otras, es fundamental podarla regularmente para evitar que absorba todos los nutrientes del sustrato y perjudique a las otras plantas.

Further reading:  Bichos Blancos en mis Plantas: Identificación y Eliminación

Macetas para plantar la Trapoeraba morada

Cuando elijas una maceta para tu Trapoeraba morada, asegúrate de que tenga orificios de drenaje bien espaciados y distribuidos, ya que esto es fundamental para garantizar un drenaje adecuado. Por esta razón, se recomienda no utilizar platos debajo de la maceta, ya que pueden obstruir los orificios. Si optas por una maceta colgante, la Trapoeraba crecerá en cascada, lo cual le dará un encanto adicional.

Los jarrones simples también son una buena opción y le darán mucha belleza si son de colores que combinen con el tono morado de las hojas, como el lila, el rosa o incluso el naranja, que es un tono complementario.

Poda de la Trapoeraba morada

La poda de la Trapoeraba morada se realiza principalmente por motivos estéticos y es ocasional y sencilla de realizar. Consiste en cortar las hojas quemadas o envejecidas, así como retirar las flores marchitas diariamente durante el período de floración.

Debido a su rápido crecimiento, los tallos de la Trapoeraba pueden alargarse y adelgazarse rápidamente, lo cual crea un aspecto desagradable en el paisaje. En este caso, la poda se puede utilizar para eliminar la mitad superior de los tallos más prominentes. La mejor época para podar es en verano, ya que la planta no sufre ningún efecto adverso y se recupera rápidamente.

Plagas y enfermedades comunes de la Trapoeraba morada

En cuanto a posibles enfermedades, la Trapoeraba morada no es vulnerable. Sin embargo, debemos prestar atención a la presencia de plagas, que se sienten atraídas por sus tallos y hojas.

Las plagas más comunes en el cultivo doméstico son los ácaros y las cochinillas, que se alimentan de la savia de la planta. Estos se pueden eliminar fácilmente con un insecticida a base de aceite de neem.

En exteriores, la planta es un blanco fácil para caracoles y orugas, que pueden comerse en exceso sus hojas. Para controlarlos, se puede colocar una capa de grava o tierra de diatomeas alrededor de la planta.

Propagación de la Trapoeraba morada

La propagación de la Trapoeraba morada se puede realizar mediante dos métodos: por esquejes y por germinación. El método de esqueje consiste en cortar una rama con 2 o 3 yemas (intersecciones con el tallo) y colocarla directamente en agua con luz solar constante hasta que aparezcan las raíces y se pueda plantar en una maceta.

La germinación se realiza a partir de las semillas producidas por la Trapoeraba, que pueden ser aéreas o subterráneas. Si deseas establecer un jardín o parterre, siembra las nuevas plántulas a una distancia de 10 a 15 cm entre sí. Los nuevos brotes son frágiles y pueden ser afectados por vientos fuertes, por lo que es importante proporcionarles protección contra corrientes de aire.

Características y curiosidades de la Trapoeraba morada

imagen

Además de ser una planta ornamental fácil de mantener, la Trapoeraba posee ciertas características que la hacen aún más interesante y simbólica.

Beneficios de la Trapoeraba morada

El mayor beneficio de la Trapoeraba morada es su capacidad para filtrar el aire interior. Es capaz de purificar ambientes cerrados, especialmente aquellos en los que pueden estar presentes compuestos orgánicos volátiles (COV). Estos compuestos son liberados por productos como barnices, solventes de pintura y productos de limpieza en seco que se suelen utilizar en reparaciones domésticas. Los COV son tóxicos cuando se concentran e inhalan durante mucho tiempo.

Further reading:  Floración: el fascinante proceso de creación floral

El color morado estimula la creatividad, lo cual hace que las actividades realizadas sean más productivas. Además, la presencia de plantas en el lugar de trabajo, como oficinas o despachos, reduce los niveles de estrés y ansiedad.

¿Es comestible la Trapoeraba morada?

Es importante destacar esta información porque muchas personas confunden la Trapoeraba púrpura (Tradescantia pallida) con la Trapoeraba azul (Commelina erecta), también conocida como hierba de Santa Lucía.

Además, la Trapoeraba morada es tóxica y nociva tanto para los animales domésticos como para los humanos. Al cortar su tallo u hoja, libera una savia que puede causar enrojecimiento e irritación en la piel. Es aún más peligrosa para los niños debido a la mayor sensibilidad de su piel. En caso de contacto con la savia, se debe lavar la zona con abundante agua y jabón. Si se ingiere, se debe buscar asistencia médica o veterinaria de inmediato.

El Feng Shui y la Trapoeraba morada

Según el Feng Shui, no se recomienda decorar la casa únicamente con plantas que no sean verdes, como la Trapoeraba morada. Los tonos morados o violetas se consideran prósperos y hacen referencia al poder y la realeza. Si no se armonizan correctamente, pueden provocar sentimientos de ambición y desinterés.

Para equilibrar las energías, existen algunas plantas de interior que cumplen muy bien esta función y combinan varias especies. Entre ellas, se pueden mencionar los lirios de la paz, con sus colores verde y blanco, que promueven la tranquilidad y la paz, y las zamioculcas, que también atraen la prosperidad, la salud y la esperanza con sus hojas de color verde brillante.

Cómo utilizar la Trapoeraba morada en la decoración

En los jardines, la Trapoeraba morada se expande rápidamente y forma hermosos parterres. El patio trasero puede obtener una alfombra púrpura natural, lo cual da aún más color a la fachada de la casa. En macetas, se puede combinar con otras flores para crear arreglos hermosos. Se recomienda contrastar el morado con follaje de tonos complementarios, como el amarillo y el rojo. Las begonias amarillas y rojas son opciones excelentes.

Dentro de la casa, la elección del jarrón es una buena oportunidad para usar la imaginación. Combinar el color del jarrón con las hojas de la Trapoeraba es una excelente manera de realzarla, pero se deben evitar los colores oscuros, ya que pueden apagar su brillo. Los jarrones de cerámica o con recubrimiento de sisal le darán un aspecto casero y rústico a la planta, haciéndola aún más alegre.

¡Decora tu casa con la Trapoeraba morada!

imagen

La Trapoeraba morada llama la atención por su tono profundo e impactante. Es una planta adaptable y versátil. Colócala en un lugar con pleno sol y riégala solo cuando la tierra esté seca.

Cultivar esta planta sin duda será muy gratificante y aportará encanto y ligereza a tu hogar. No escatimes en creatividad: utiliza y abusa de colores vivos y complementarios para decorar con tu Trapoeraba.

Tanto en el exterior como en el interior, esta planta aportará encanto y fluidez con sus hermosos arreglos y combinaciones, solo no olvides la toxicidad de su savia. Así que, ¡disfruta de la experiencia de cuidar una Trapoeraba morada, la cual será muy placentera y aportará muchos beneficios para tu bienestar!

¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo con tus amigos! Una Planta

YouTube video
La maravillosa Trapoeraba morada: ¡descubre las características de esta sorprendente planta!