Cómo Multiplicar y Hacer Esquejes de Adelfas

Cómo Multiplicar y Hacer Esquejes de Adelfas
Advertisement

¡Descubre cómo multiplicar y hacer esquejes de adelfas de manera sencilla y exitosa!

La adelfa es una planta muy popular en los jardines y parques de las ciudades. Conocida por su llamativo colorido durante el verano, esta planta arbustiva también responde a otros nombres como laurel de flor, rosa laurel, trinitaria y baladre. Además, es una opción ideal para embellecer nuestro jardín, ya que su reproducción por esquejes resulta bastante fácil.

El crecimiento de la adelfa es rápido, pudiendo alcanzar varios metros en poco tiempo. Por este motivo, se recomienda realizar podas para favorecer el desarrollo y, sobre todo, la floración de la planta.

Aunque es común ver la adelfa por doquier, debemos tener precaución, ya que es una planta tóxica si se ingiere. Es importante manipularla con cuidado al hacer esquejes y, sobre todo, evitar que los niños la ingieran.

Cómo Multiplicar Adelfas

¡Hazlo de forma segura y exitosa!

Existen dos formas de multiplicar la adelfa por esquejes: en agua o directamente en maceta. Puedes elegir la opción que mejor se adapte a tus necesidades.

En ambos casos, es necesario seleccionar los tallos que se utilizarán para la reproducción. Estos tallos no deben tener flores y deben tener aproximadamente 20 cm de largo. Además, se deben eliminar las hojas inferiores desde la mitad del tallo.

La época ideal para hacer esquejes de adelfas es durante el verano. Por lo tanto, corta los tallos en julio o agosto para garantizar un mayor éxito en el enraizamiento.

Further reading:  Redescubriendo a Manuel Machado: La Belleza de "Adelfos"

Esquejes de Adelfas en Agua

Esta es una opción muy común y efectiva.

Una vez que tengas los esquejes de adelfa preparados, puedes utilizar un enraizante para mejorar la tasa de éxito. Puedes probar con enraizantes caseros como el de aloe vera o el de lentejas.

Coloca el tallo de adelfa en un bote o vaso con agua, asegurándote de que cubra todo el tallo que se deshojó previamente. En aproximadamente una o dos semanas, comenzarán a brotar raíces.

Después de un mes, tendrás tu esqueje de adelfa enraizado totalmente en agua. En este momento, deberás trasplantarlo a una maceta y cuidar de los riegos para que no le falte agua ni se seque el sustrato. ¡Ahora has reproducido con éxito la adelfa por esqueje!

Esquejes de Adelfa en Maceta

Esta opción te permite saltarte el paso de poner el tallo en un vaso o tarro de cristal, aunque igualmente puede ser igualmente eficaz. Sin embargo, no podrás controlar con exactitud si el esqueje ha enraizado o no. Recuerda utilizar algún tipo de enraizante para mejorar la tasa de éxito.

Con los tallos ya preparados, clava la parte sin hojas en una maceta de al menos 20 cm de profundidad. La mezcla ideal para rellenar la maceta es una combinación de turba y arena de río, a la que puedes añadir algo de humus de lombriz o compost.

Finalmente, solo queda vigilar los riegos y ubicar la maceta en un lugar con luz indirecta y buenas temperaturas. Es fundamental asegurarse de que el sustrato de la maceta no se seque. Tus esquejes de adelfas estarán listos para ser trasplantados a su ubicación definitiva en la próxima primavera.

Further reading:  Adelfa: Una Hermosa Flor con Peligro Oculto

Si deseas obtener más información sobre el cuidado de las adelfas y otros consejos útiles para tu jardín, visita Una Planta para descubrir una amplia variedad de recursos y productos para el cuidado de tus plantas.

¡Comparte este artículo con tus amigos y empieza a multiplicar tus adelfas de manera exitosa! 💚

Advertisement