Plantación de laurel en 6 pasos: con semilla o esquejes (guía práctica)

Advertisement

Si estás aquí, es porque deseas plantar laurel. El laurel (Laurus nobilis) es un árbol perenne con un increíble aroma y hojas muy apreciadas en la cocina. ¡Y lo mejor de todo es que no es exigente en cuanto a cuidados! Así que no hay excusas, vamos a plantar un poco de laurel. 🙂

¿Cómo sembrar o plantar laurel paso a paso en tu huerto, jardín o casa?

Si quieres sembrar laurel a través de semillas, sigue estos pasos:

  1. Limpia bien las semillas.
  2. Ponlas a remojo durante un día entero.
  3. Elige un lugar con buena luz solar y buen drenaje.
  4. Coloca las semillas en el semillero o en una maceta pequeña, a una profundidad de 3 cm.
  5. Cubre ligeramente las semillas con tierra.
  6. Ahora, ¡a tener paciencia! El laurel tardará aproximadamente 2 meses en germinar.

Pero debes saber que obtener una plantita de laurel a partir de una semilla puede ser un proceso largo y difícil. Lo más común y práctico es reproducir la planta mediante esquejes o hijuelos. Más adelante te explicaré detalladamente cómo hacerlo.

Además, siempre tienes la opción de comprar una pequeña plantita ya enraizada en un vivero.

Hojas y frutos del árbol de laurel, ideal para plantar en maceta
El laurel es un árbol bastante atractivo para cultivar porque no solo tiene hojas con diversos usos (aromáticos, culinarios, medicinales, etc.), sino que también es relativamente resistente a la falta de riego.

Reproducción del laurel por esquejes o hijuelos

Si quieres obtener tus propios esquejes, sigue estos pasos:

  1. Corta una rama de laurel de entre 15 y 50 cm de longitud.
  2. Elimina las hojas de la parte inferior y deja solo las más tiernas en la parte superior.
  3. Haz un corte en diagonal justo debajo de la última yema.
  4. Coloca la rama en un recipiente con agua, al que puedes añadir polvos enraizantes.
  5. Cuando las raíces crezcan varios centímetros, el esqueje estará listo para ser trasplantado.

También puedes utilizar hijuelos, que son plantitas de laurel que crecen alrededor de un árbol de laurel ya establecido. Estas plantas emergen de las semillas que caen del árbol y germinan con el tiempo.

Si tienes un laurel con hijuelos, puedes extraerlos con mucho cuidado para no dañar sus raíces. ¡Así tendrás nuevas plantitas para trasplantar a otro lugar!

Pero ahora surge la pregunta: ¿dónde y cómo deberías cultivar tu laurel? ¿Es válido cualquier zona? Y lo más importante: ¿cómo puedes cuidarlo para evitar que se muera?

Bueno, entiendo que tengas muchas dudas sobre todo el proceso de plantar y cuidar el laurel, pero no te preocupes, porque a continuación te explico todo paso a paso. Sigue leyendo.

Further reading:  Un blindaje para tu jardín: descubre el poder del sulfato de cobre para plantas

¿Dónde y cómo cultivar el árbol de laurel?

El laurel se puede cultivar de varias formas:

  • Como arbusto o pequeño árbol aislado en tu jardín.
  • En hileras en el campo.
  • Como seto.
  • También se puede cultivar en maceta.

Aquí tienes algunos puntos importantes a tener en cuenta para el cultivo de laurel:

  1. Consigue tus esquejes de laurel o adquiere plantitas en un vivero.
  2. Limpia bien el terreno, eliminando malas hierbas y restos de plantaciones anteriores, para asegurar que los nutrientes del suelo estén disponibles solo para la nueva planta de laurel.
  3. Prepara el terreno humedeciéndolo bien el día anterior para favorecer el sistema radicular de los esquejes.
  4. Cava un agujero profundo y el doble de ancho que el cepellón que se trasplantará.
  5. Ahueca las raíces de la plantita de laurel (si proviene de una maceta) para que no crezcan apelmazadas.
  6. Coloca la plantita de laurel en posición vertical en el agujero.
  7. Rellena los lados con tierra con cuidado, asegurándote de que quede suelta pero cubra todo el agujero.
  8. Espolvorea una capa ligera de humus u otro abono orgánico sobre la tierra para nutrir y mantener la humedad y temperatura del suelo.
  9. Por último, riega adecuadamente, evitando que el terreno quede encharcado.

¿Cuándo es la mejor época para sembrar laurel?

La primavera es la época ideal tanto para sembrar como para trasplantar el laurel, ya que las temperaturas son suaves y permiten que la nueva planta se aclimate antes del calor del verano. También es posible plantar laurel en otoño.

Árboles de laurel podados en forma de arbusto
El árbol de laurel es ideal para dar forma a arbustos esféricos u otras formas creativas. También se puede cultivar en macetas de tamaño moderado.

En resumen, plantar laurel es sencillo, con la precaución de evitar las temporadas más frías y calurosas del año.

Distancia de siembra y requerimientos de insolación

Si siembras varias plantas en el mismo terreno, mantén una distancia de 15 a 30 cm entre cada una.

El laurel necesita al menos 4 horas de sol directo al día para crecer adecuadamente. Por lo tanto, la ubicación ideal es en una zona de semisombra, evitando que esté completamente a la sombra.

¡Un gran error sería privar al laurel de la luz solar!

Cultivar laurel en macetas: una buena idea

Si no tienes terreno o jardín, o si el clima de tu zona no es adecuado para el cultivo de laurel, una excelente opción es cultivarlo en macetas. El laurel se adapta muy bien a este tipo de cultivo y así podrás disfrutar en casa de los beneficios de sus hojas y su aroma.

En macetas, este arbusto puede alcanzar hasta 2 metros de altura, por lo que necesitarás un recipiente con capacidad para sostenerlo, con una profundidad mínima de 50 cm y un diámetro de 60 cm.

Prepara la maceta colocando una capa de gravilla o arena en el fondo para favorecer un buen drenaje. Esto es importante para evitar que las raíces estén siempre empapadas y se pudran.

También es recomendable utilizar tierra rica en materia orgánica.

Cada dos años, trasplanta el laurel en primavera, retirando aproximadamente un tercio de sus raíces.

Como mencioné anteriormente, coloca la maceta en un lugar soleado o semisombreado, bien iluminado y con luz solar directa. Sin embargo, ten cuidado de que en verano, cuando los rayos de sol son muy intensos, las hojas no se quemen.

Further reading:  ¡Descubre la Moreia Planta y cómo cuidarla adecuadamente!

En invierno, puedes proteger la maceta del frío llevándola al interior.

Podar el laurel en forma de setos

El laurel se puede podar y dar forma de diferentes maneras. Para crear un seto de laurel, puedes plantar de cuatro a seis plantas por metro, dependiendo de su tamaño.

Para estimular un crecimiento denso y la forma deseada, es recomendable podar durante los meses de verano. Podando los nuevos brotes, asegúrate de que alguno de ellos crezca en la dirección que deseas. Es un proceso simple, pero requiere cierta disciplina.

Cuidados del árbol de laurel para tu huerto o jardín

Insolación

El laurel necesita al menos 4 horas de sol directo al día. Puedes ubicarlo directamente al sol o en una zona de semisombra, evitando que esté completamente a la sombra. Esto es especialmente importante si vives en una zona con veranos muy calurosos, ya que el sol intenso puede quemar sus hojas.

Temperatura

El laurel crece con facilidad en climas templados, como el mediterráneo. La temperatura ideal para el laurel oscila entre 15 y 30 grados Celsius. Es resistente al calor y puede soportar suaves heladas en invierno. Sin embargo, es recomendable protegerlo de las heladas más intensas llevándolo al interior o cubriéndolo con plástico de burbujas. También evita las corrientes de viento frías en invierno.

Advertisement

Sustrato para plantar laurel

El suelo ideal para el laurel es suelto y rico en materia orgánica. Elige un terreno con buen drenaje, ya que las raíces del laurel son propensas a la formación de moho si se encharcan.

Riego

El riego debe ser moderado, una vez por semana es suficiente. El laurel puede soportar la falta de riego, pero evita dejarlo completamente seco.

Abonado

Es recomendable abonar en primavera y verano con fertilizantes ricos en nitrógeno para promover el desarrollo de partes verdes. También puedes enriquecer el suelo con materia orgánica, como humus de lombriz o estiércol.

Poda

La poda no es estrictamente necesaria, pero ayuda a eliminar ramas secas, controlar el tamaño de la planta y darle forma. Algunas formas populares para podar el laurel son cónicas y piramidales.

Riego adecuado para mantener el laurel vivo y con hojas hermosas

El laurel es una planta de secano que no requiere riegos frecuentes. De hecho, es preferible que escasee el agua a que le sobre. El encharcamiento del suelo puede provocar la pudrición de las raíces y otros problemas. Por lo tanto, riega cuando la superficie esté ligeramente seca y evita el encharcamiento. ¡Cuidado con regar en exceso!

Plagas y enfermedades que pueden afectar al laurel

Algunas plagas que pueden afectar al laurel son:

  • Cochinilla: puedes introducir insectos depredadores para controlarla.
  • Pulgón: se encuentra en el envés de las hojas.
  • Psila: se alimenta de las flores y las hojas tiernas en primavera.
  • Araña roja: aparece con temperaturas muy altas y baja humedad. Riega por la noche para combatirla.

En cuanto a las enfermedades, el laurel puede verse afectado por hongos como la antracnosis y el mildiu. Para prevenir estas enfermedades, evita suelos demasiado húmedos y asegúrate de que las plantas estén bien ventiladas.

Usos, propiedades y beneficios de las hojas del árbol de laurel

Las hojas de laurel son muy versátiles y se utilizan principalmente en la cocina y con fines medicinales.

Usos culinarios

Las hojas de laurel son excelentes para condimentar platos. Puedes usarlas secas o frescas en guisos, escabeches, sopas, estofados y otras recetas. Recuerda retirarlas al final de la cocción para obtener un sabor y aroma únicos en tus platos.

Further reading:  Cómo cuidar nuestras plantas en casa: una aventura para compartir con tus hijos

Propiedades medicinales

El laurel tiene numerosas propiedades beneficiosas para el organismo y se consume principalmente en forma de infusión. Algunos usos medicinales del laurel incluyen:

  1. Solucionar problemas de indigestión, acidez y gases. También estimula el apetito.
  2. Aliviar afecciones respiratorias como bronquitis y tos seca gracias a sus propiedades expectorantes y antiinflamatorias.
  3. Actuar como diurético, ayudando con la retención de líquidos y eliminando toxinas.
  4. Tener propiedades antiinflamatorias, aliviando dolores reumáticos y articulares.
  5. Regular los ciclos menstruales.

Otra forma de disfrutar de los beneficios del laurel es a través del aceite de laurel, que se puede preparar en casa o comprar en herboristerías. Este aceite se utiliza en aromaterapia y en el tratamiento de afecciones respiratorias.

El laurel como repelente de insectos

El laurel también puede utilizarse para crear insecticidas naturales contra ciertas plagas. Además, puedes colocar hojas de laurel en bolsitas de tela para proteger tus armarios de polillas.

Cosecha y almacenamiento de las hojas de laurel

Puedes recolectar las hojas de laurel en cualquier momento una vez que el árbol esté bien establecido. El mejor momento para recogerlas es temprano por la mañana, cuando su aroma es más fuerte y se preserva su aceite esencial. No recojas más de 1/3 de las hojas del árbol al mismo tiempo.

Las hojas se pueden dejar secar, ya que las hojas secas aportan más sabor que las frescas. Para secarlas, colócalas sobre toallas de papel sin que se toquen entre sí, en un lugar seco y bien ventilado durante aproximadamente dos semanas. Dales la vuelta una vez durante ese tiempo. Si aún están verdes oscuro al final de las dos semanas, déjalas unos días más.

Una vez que las hojas estén completamente secas, guárdalas en frascos o bolsas bien sellados. Su sabor durará aproximadamente un año.

Otra opción es triturar las hojas secas con una batidora para obtener un polvo de laurel. Sin embargo, personalmente prefiero utilizar las hojas enteras. 😉

Resumen y conclusiones sobre el cultivo de laurel

En resumen, aquí tienes algunas conclusiones importantes sobre el cultivo exitoso del laurel:

  1. La mejor forma de plantar laurel es mediante esquejes o hijuelos. El proceso de germinación a partir de semillas puede ser más difícil y largo.
  2. El laurel tolera bien el calor y la falta de riego.
  3. Sin embargo, no tolera el exceso de agua, ya que sus raíces pueden pudrirse y desarrollar moho.
  4. Utiliza suelos con buen drenaje y ricos en materia orgánica.
  5. No olvides que el laurel necesita sol directo durante al menos 4 horas al día.

Si has llegado hasta aquí, ¡es evidente que te apasiona el tema! En ese caso, te ofrezco la oportunidad de descargar mi ebook gratuito sobre los 10 peores errores que puedes cometer al cuidar tus plantas (ya sea en el huerto, jardín o interior). Aquí tienes el enlace de descarga: 10 Errores a evitar en tu huerto jardín.

¡Espero que esta guía te haya sido útil para plantar y cuidar tu propio laurel! Si tienes alguna pregunta, no dudes en dejarla en los comentarios.

¡Un abrazo y hasta la próxima!

-Mario Angulo

Cómo plantar laurel en tu huerto, jardín o casa

Advertisement