Las plantas acuáticas más sencillas de cuidar para tu estanque

Si alguna vez consideraste tener un estanque en tu jardín o una pequeña versión en tu terraza, déjame decirte que existen numerosas ventajas y razones por las cuales deberías dar ese paso.
En este artículo, te contaré cuáles son los principales beneficios de tener plantas en tu estanque y, además, te revelaré algunas de mis favoritas para que puedas llenar de naturaleza el rincón acuático de tu hogar.

plantas acuaticas

Los beneficios de tener plantas en tu estanque

Más allá de su innegable valor estético, las plantas desempeñan una función práctica esencial para mantener la salud de tu estanque. Aportan sombra, lo que ayuda a prevenir la proliferación de algas y mantiene la temperatura del agua más fresca.
Además, muchas especies tienen la capacidad de oxigenar el estanque, lo cual es importante si tienes peces, y también pueden servir de alimento para ellos y otros animales acuáticos.

Tipos de plantas para tu estanque

El término «plantas acuáticas» engloba una amplia variedad de especies que difieren entre sí en muchos aspectos. A grandes rasgos, se pueden clasificar en cuatro grupos:

Plantas sumergidas

Estas plantas viven completamente dentro del agua y, en su mayoría, su función principal es aportar oxigenación. La elodea y la vallisneria son algunas de las más populares, aunque es importante controlar su crecimiento excesivo.

elodea y vallisneria

Plantas emergidas

Estas plantas tienen tallos, hojas, flores y frutos que se encuentran total o parcialmente fuera del agua, pero se enraízan en el lecho del estanque. El nenúfar y el ranúnculo acuático son las más conocidas en esta categoría.

Further reading:  Cruz de Malta (Ixora): Una Planta Versátil y de Bajo Mantenimiento

nenufar

Plantas flotantes

Estas plantas flotan libremente en el agua sin enraizarse en el suelo del estanque ni en las riberas. Son propias de aguas estancadas o cursos fluviales tranquilos. La famosa «lechuga de agua» es un ejemplo, aunque no tolera el frío, por lo que es necesario trasladarla al interior durante el invierno.

lechuga de agua

Plantas palustres

Estas plantas tienen su hábitat natural en las riberas de ríos y lagos. Suelen tolerar e incluso necesitar tener las raíces continuamente encharcadas. El cálamo, el papiro y el lirio amarillo son ideales para darle un toque exótico a tu estanque.

calamo
papiro y lirio

Para lograr un conjunto armonioso y equilibrado en tu estanque, es interesante combinar varias especies de cada una de estas categorías, siempre que el espacio lo permita.
Por ejemplo, puedes utilizar varias plantas sumergidas que oxigenen el agua y la mantengan clara y libre de algas, diferentes especies emergidas con flores atractivas, alguna planta flotante para dar ese toque especial de charca natural y, por supuesto, varias plantas palustres que se unan al resto del jardín y den continuidad a la parte húmeda.

Con una buena coordinación de estos elementos, podrás disfrutar de un hermoso jardín acuático, ya sea grande o en versión mini, que lucirá especialmente durante los meses de verano.

Las plantas de estanque más comunes y fáciles de cuidar

A continuación, te presento una lista de plantas acuáticas para estanques que requieren cuidados sencillos.

Nenúfares

Conocidos también como lirios de agua, pertenecen a la familia de las ninfeáceas y su nombre científico es Nymphaea. Son plantas exóticas muy comunes en la decoración de estanques y piscinas.
Sus flores, de gran tamaño y con múltiples pétalos en colores como blanco, rosa o amarillo, las convierten en plantas muy llamativas. Requieren luz solar, agua limpia y libre de contaminantes, y es aconsejable quitar las hojas secas.

Further reading:  ¿Cuántas mazorcas puede llegar a producir una planta de maíz?

estanque acuaticas

Ranúnculos

Esta familia, conocida científicamente como Ranunculaceae, cuenta con más de 400 especies. Todas ellas son venenosas. Estas plantas requieren abono cada dos semanas, especialmente durante la primavera y el verano, cuando crecen más.
Prefieren el clima soleado y cálido, aunque también pueden tolerar algo de sombra. Es necesario eliminar las hojas marchitas para permitir el crecimiento de nuevas. Existen variedades de ranúnculos en casi todos los colores imaginables: amarillo, blanco, rosa o rojo, cada una con características y curiosidades únicas.

Elodea

Esta planta no se destaca por su belleza estética, por lo que no podrás disfrutarla en el exterior. Sin embargo, desempeña un papel muy importante en el mantenimiento de la salud del estanque, ya que tiene la capacidad de oxigenar el agua mediante la fotosíntesis. Es fácil de cultivar y necesita una buena iluminación, ya que sus raíces se arraigan en el suelo.

Iris

El Iris pseudacorus, conocido como «lirio amarillo», crece en los márgenes o riberas. Es una planta herbácea perenne con un rizoma carnoso que es ideal para decorar el borde de un estanque. Pertenece a la familia de las Iridaceae y se reproduce tanto por rizomas como por semillas dispersadas en el agua.
Presenta hojas de un verde intenso y forma plana. Sus tallos pueden alcanzar hasta un metro y medio de altura. Una de sus características más interesantes es su capacidad para absorber metales pesados a través de sus raíces, lo que contribuye al mantenimiento del agua.

Cálamo acuático

Perteneciente a la familia de las Acoráceas, esta planta es una de las dos especies del género Acorus. También se la conoce como «ácoro dulce» o «ácoro aromático». Su hábitat natural se encuentra en aguas poco profundas, como lagos, ríos o estanques. En aguas con alta calidad nutritiva, puede formar estructuras densas.
Se puede plantar a pleno sol o en semisombra, aunque en climas muy calurosos es recomendable que reciba algo de sombra.

Further reading:  Insecticidas para plantas: Cómo mantener a raya a los molestos insectos

Disfruta de las plantas acuáticas y decora tu estanque para tener un jardín especial con estas hermosas plantas. Si quieres saber más, te invito a visitar Una Planta, donde encontrarás más información y consejos sobre jardinería.

YouTube video
Las plantas acuáticas más sencillas de cuidar para tu estanque