El oídio en cultivos hortícolas: una amenaza para tus plantas

El oídio en cultivos hortícolas: una amenaza para tus plantas
Advertisement

El oídio es una enfermedad muy conocida y problemática en los cultivos hortícolas del sur de España. En este artículo, te contaré todo lo que necesitas saber sobre esta enfermedad y cómo prevenirla para mantener tus plantas sanas y productivas.

El hongo que causa estragos

El oídio es causado por distintas especies de hongos como Erysiphe, Podosphaera, Oidium y Leveillula. Estos hongos se alimentan de células vegetales vivas y solo sobreviven en presencia de cultivos vivos. Su ciclo de vida comienza con la germinación de los conidios en plantas susceptibles. Después, el hongo se desarrolla y coloniza las hojas y otras partes de la planta.

Los conidios son la principal forma de propagación del oídio. Se dispersan por el viento, al igual que las ascosporas. Afortunadamente, estos hongos no son muy resistentes al agua, por lo que la lluvia limita la propagación de la enfermedad. Las esporas explotan al contacto con el agua en tan solo unas horas, lo que reduce su dispersión.

Las condiciones óptimas para el desarrollo del oídio son una humedad relativa alta (70%) y una temperatura entre 10 ºC y 35 ºC. La alta humedad favorece la germinación de las esporas, pero inhibe su producción, por lo que el efecto neto de la humedad es mínimo. El viento y la sequía en los invernaderos también promueven la propagación de la enfermedad, ya que las esporas pueden dispersarse a través de la ropa de los trabajadores.

Síntomas y daños

Los síntomas del oídio se caracterizan por la aparición de manchas pulverulentas de color blanco en ambas caras de las hojas. Estas manchas se extienden rápidamente y pueden cubrir toda la superficie foliar, los pecíolos e incluso los tallos. Esta afectación reduce la tasa fotosintética de las hojas y, si no se controla, puede llevar a la necrosis de las hojas, debilitando las plantas y disminuyendo la producción.

Further reading:  Las Mejores Plantas para Criar Peces en Acuarios
Advertisement


Imagen: Micelio blanquecino de oídio en hojas de tomate

¿Cómo prevenir el oídio?

Para prevenir esta enfermedad en tus cultivos hortícolas, te recomiendo seguir estos consejos:

  • Uso de variedades resistentes: Existen variedades de plantas resistentes al oídio. En Unicom podemos asesorarte sobre cuál es la mejor variedad para tu ciclo de cultivo.

  • Control químico: Si detectas la presencia del hongo en tu cultivo, es necesario aplicar fungicidas sistémicos para eliminar las pústulas presentes en la planta. Asegúrate de utilizar productos autorizados por el Ministerio y considera los efectos residuales, es decir, el tiempo que el fungicida permanecerá activo después de su aplicación, así como el período de carencia, durante el cual el producto no puede ser consumido.

Una estrategia muy efectiva es combinar el control químico con el control biológico para evitar posibles problemas de resistencia cruzada.

  • Control cultural: Para prevenir el oídio, es importante realizar un monitoreo constante. Debes eliminar todos los restos de cultivo afectados para reducir la carga de esporas capaces de provocar la enfermedad.

Recuerda que el oídio puede tener un impacto significativo en tus cultivos hortícolas. Sigue estas recomendaciones y mantén tus plantas sanas y productivas.

Autor: Juan Antonio Hernández Muñoz

Una Planta: Visita Una Planta para obtener más información sobre cultivos hortícolas.

Advertisement