Kifi: El tesoro oculto de la marihuana

Advertisement

¿Alguna vez te has preguntado qué son esos cristales pegajosos que cubren las flores de la marihuana? Pues bien, son los tricomas, unas glándulas de resina que contienen terpenos y cannabinoides, los compuestos que brindan los efectos psicoactivos y medicinales del cannabis.

En estas glándulas de resina, especialmente en los cogollos, se encuentra la parte más potente de la marihuana: el kifi. La calidad del kifi puede variar dependiendo de cómo se hayan cosechado las plantas. En España, es común encontrar kifi de baja calidad, proveniente de Marruecos y extraído de variedades de mala genética y secado al sol, prácticas poco recomendables.

Pero, si deseas obtener un kifi de excelente calidad, puedes hacerlo en casa utilizando buenas variedades, siguiendo buenas prácticas y empleando mallas y tamices. El kifi casero, proveniente de una planta bien cultivada y tratada, no tiene nada que ver con el kifi que conocemos de Marruecos.

Diferencias entre kifi y hachís

A menudo, se confunden el kifi y el hachís, pero existen diferencias clave entre estos dos productos de cannabis. El kifi es un concentrado de cannabis que se obtiene de los tricomas, las glándulas de resina presentes en los cogollos. Se puede recolectar mediante agitación o tamizado para separar los tricomas del material vegetal. El kifi es un polvo fino y dorado con altas concentraciones de cannabinoides y terpenos, lo que lo convierte en un producto altamente potente.

Further reading:  Tipos de Centrales Eléctricas: Una Guía Completa

Por otro lado, el hachís es un concentrado de cannabis que se produce mediante la separación de las glándulas de resina de la planta mediante calor y presión. El hachís se presenta en bloques o pasteles con diferentes colores y texturas según la región de origen. A diferencia del kifi, el hachís es un producto procesado que requiere más tiempo y esfuerzo para producir.

En resumen, mientras que el kifi se obtiene mecánicamente separando los tricomas de la planta, el hachís se produce aplicando calor y presión para separar las glándulas de resina. Ambos productos son altamente potentes y se utilizan comúnmente para hacer extractos y concentrados de cannabis.

Cómo extraer kifi de forma fácil

Si te gustan los concentrados de marihuana, una buena opción es tamizar kifi, obteniendo así una alta concentración de terpenos y cannabinoides. Extraer kifi en casa no es difícil, y te explicaré cómo hacerlo sin incluir material vegetal.

La forma más sencilla de hacerlo es utilizando un grinder polinizador. Este dispositivo nos permite extraer la resina más concentrada. Solo necesitarás adquirir uno y cada vez que tritures marihuana, las glándulas de resina se acumularán en la parte inferior del grinder.

Si utilizas un grinder de dos cámaras, es probable que los cristales de kifi más potentes se mezclen con la hierba seca o queden pegados en las paredes del grinder. Por eso, te recomiendo utilizar un grinder de tres partes, que permitirá que los cristales de kifi caigan a través de una malla o tamiz hasta el compartimento inferior.

Para extraer cantidades mayores de kifi, existen otras herramientas más apropiadas, como las telas de seda que permiten separar el kifi del material vegetal tamizando las flores. También puedes encontrar tamices especiales en el mercado que te ayudarán a separar toda la materia vegetal. El tamaño de los cristales de kifi oscila entre 75 y 125 micras, lo que dificulta la separación del material vegetal. Por eso, es recomendable tener tamices con diferentes micrajes para obtener diferentes calidades.

Further reading:  Piscinas naturales: ¿Una maravillosa idea o un desafío?
Advertisement

Recuerda que cuanto más claro sea el color del kifi, más puro será, mientras que si tiene un tono verde, significa que aún contiene restos de materia vegetal.

Consejos para almacenar kifi

Una vez obtenido el kifi, existen varias formas de utilizarlo y conservarlo. Aquí te brindo algunas ideas para mejorar el producto, mantener o incrementar su potencia y refinar su aspecto.

  1. Conservarlo con la menor cantidad de oxígeno posible es lo más recomendable, ya que el oxígeno puede dañar la materia.
  2. Si prefieres una forma de polvillo, más fácil de dosificar y con un sabor más original, guárdalo sin prensar en un recipiente hermético. Asegúrate de no dejarlo destapado por mucho tiempo.
  3. Si prefieres una forma prensada, que se asemeja al hachís, puedes utilizar un envase hermético. Ten en cuenta que este tipo de kifi producirá un efecto más narcótico, ya que el THC se descompone mejor cuando las glándulas de resina están rotas.

El kifi se puede consumir de diversas formas, ya sea en porros, vaporizadores, bongs, pipas o incluso en recetas con marihuana.

Las mejores variedades para hacer kifi

Si estás buscando variedades ideales para hacer kifi, aquí te presento dos opciones:

Maroc feminizada

Esta genética proviene de Marruecos y ha sido trabajada por el banco de semillas Female Seeds para maximizar su potencial. Es perfecta para todo tipo de extracciones de resina, como el kifi.

Pakistan Chitral Kush feminizada

Una variedad original de Pakistán, resistente y de gran calidad, perfecta para hacer kifi.

El kifi es uno de los productos más interesantes que se obtienen de la marihuana, además de ser uno de los más populares y de fácil acceso. Con tan solo un grinder de tres partes, podrás obtener un excelente kifi en la comodidad de tu hogar.

Further reading:  Plantas de interior con flores blancas: una selección elegante y relajante

¡Descubre el tesoro oculto de la marihuana y disfruta de todas sus propiedades! Recuerda que puedes encontrar más información en Una Planta.

Advertisement