Plantas acuáticas para acuarios: descubre 10 tipos y cómo elegirlos

Si estás pensando en tener un acuario plantado, debes saber que es una tarea delicada. Las plantas acuáticas para acuarios deben ser elegidas cuidadosamente, ya que influirán en el bienestar de tus amigos nadadores.

pez dentro del acuario

Por lo tanto, es importante conocer las características de las diferentes especies y buscar aquellas que se adapten perfectamente al ambiente que estás cuidando. ¡Por suerte, podemos facilitar esta tarea! Sigue leyendo para conocer diez tipos de plantas naturales para acuarios y aprende cómo elegir la especie perfecta para diferentes espacios.

Beneficios de las plantas acuáticas

Tener plantas acuáticas en un acuario no es solo una cuestión de decoración. Las plantas verdes aportan muchos beneficios al ambiente de tus mascotas acuáticas. Según los expertos, los peces se sienten más cómodos cuando logramos simular su hábitat natural.

Además, las plantas acuáticas también ayudan a equilibrar las sustancias del agua, haciéndola más saludable y agradable para los nadadores. Sin embargo, para poder disfrutar de estos beneficios, es necesario saber elegir las plantas adecuadas. ¡Para aprender más sobre el tema, sigue leyendo la lista que hemos preparado a continuación!

Lo que necesitas saber sobre las plantas acuáticas para acuarios

Antes de comenzar con tu acuario plantado, es bueno tener una introducción al tema. Una planta en un entorno acuático requiere cuidados diferentes a las que viven en el jardín. Por eso, hemos preparado una guía con todo lo que un acuarista principiante necesita saber sobre las plantas acuáticas para acuarios:

1. Substrato

El sustrato es la base del acuario, donde las plantas se fijarán. Puede ser un sustrato fértil que proporcione nutrientes a la planta, o sustratos inertes que solo sirven como soporte y generalmente requieren menos cuidado. Los principales tipos de sustrato para acuarios son:

  • Cascalho: es un sustrato inerte y neutral, que no altera el equilibrio químico del agua. Es muy común y fácil de encontrar, ideal para aquellos que buscan un ambiente de fácil cuidado.
  • Basalto negro: al igual que el cascalho, el basalto negro es un sustrato inerte. Gracias a su color oscuro, crea un aspecto hermoso e interesante en el acuario.
  • Humus de lombriz: el humus de lombriz es un fertilizante potente utilizado en la jardinería. También es una buena opción para las plantas acuáticas, pero debe utilizarse con cuidado. Debido a sus numerosos nutrientes, puede favorecer el crecimiento de algas. Por lo tanto, se recomienda su uso para acuaristas más experimentados.
  • Sustratos especiales: en tiendas especializadas, como Petz, encontrarás opciones de sustratos industrializados preparados para diferentes tipos de acuarios. Estos productos son elaborados por profesionales y contienen indicaciones para crear un ambiente hermoso y saludable. Son ideales para aquellos que buscan ayuda al armar su sustrato.

2. Iluminación

Otro aspecto importante para los acuarios plantados es la iluminación. Para cuidar las plantas acuáticas, es necesario instalar lámparas especiales que proporcionen una iluminación directa y eficaz. Por lo general, se utiliza una regla de 0,5 vatios por litro de agua. Sin embargo, la potencia de la lámpara puede ser menor dependiendo del tipo de planta elegida.

Further reading:  Fungicida casero: Combina leche y bicarbonato de sodio para proteger tus plantas

3. CO2

Si recuerdas las clases de biología, sabrás que las plantas necesitan CO2 para crecer fuertes y saludables. En el caso de los acuarios plantados, no es diferente. Dependiendo de la especie elegida, puede ser necesario inyectar CO2 en el agua a través de cilindros especiales que se encuentran en Petz.

4. Nutrientes adicionales

Para el mantenimiento de las plantas acuáticas, a menudo es necesario utilizar fertilizantes. Este tipo de productos proporciona nutrientes adicionales para las plantas, lo que las hace crecer de manera más saludable. Sin embargo, estos suplementos deben utilizarse con precaución para evitar el crecimiento de algas.

Tipos de plantas acuáticas para acuarios

Las plantas acuáticas para acuarios plantados se dividen en varias categorías. Estas divisiones están relacionadas con sus características generales, como la posición en el acuario y la forma de crecimiento. Algunas son fáciles de cuidar y más adecuadas para acuaristas principiantes, mientras que otras requieren un mayor mantenimiento debido a su complejidad. Presta atención al tipo de ambiente que deseas crear, teniendo en cuenta principalmente las especies de peces de tu acuario.

  • Rizoma: las plantas de rizoma, también conocidas como rosetas, son comunes en los acuarios. Se destacan por ser fáciles de mantener, lo que facilita la vida de aquellos que buscan un acuario de bajo mantenimiento. Tienen un tamaño mediano y vienen en diversos colores y formas, lo que las hace adecuadas para casi cualquier entorno.
  • Musgos: los musgos también son populares entre aquellos que buscan un acuario de fácil mantenimiento. Son resistentes, sobreviven en lugares con poca iluminación y no requieren la adición de CO2, algo común en los acuarios plantados.
  • Plantas tapizantes: también conocidas como plantas bajas, añaden un encanto especial al acuario creando ese ansiado aspecto de alfombra verde. Aunque relativamente fáciles de cuidar, estas especies requieren un sustrato fértil, lo que puede ser un poco más complicado para los acuaristas principiantes.
  • Plantas flotantes: las plantas flotantes son aquellas que se encuentran en la superficie del agua, creando un espacio exótico y diferente. Son excelentes opciones, ya que gracias a sus propiedades, ayudan a limpiar el agua de sustancias tóxicas liberadas por los desechos orgánicos naturales de los acuarios.
  • Bulbos: los bulbos son plantas más grandes que alcanzan un tamaño considerable. Por lo tanto, solo se recomiendan para acuarios grandes. Son relativamente fáciles de cuidar siempre que tengas suficiente espacio.
  • Plantas de tallo: también se conocen como plantas de corona. Tienen tallos delgados con hojas o pequeñas flores de diferentes colores y formas. Con los cuidados adecuados, pueden adaptarse a diferentes ambientes y crear una hermosa decoración.

10 tipos de plantas acuáticas para acuarios

Si estás buscando plantas acuáticas para tu acuario, presta atención a la siguiente lista. Hemos seleccionado 10 especies, destacando sus características y el tipo de entorno ideal para su crecimiento.

1. Amazonense

  • Mantenimiento: fácil
  • Temperatura: 20°C a 30°C
  • pH: 6.0 a 8.0
  • Substrato: simple
  • Iluminación: media
  • CO2: no necesario

La planta Amazonense se encuentra entre las más populares para acuarios. Es muy resistente y fácil de mantener, no requiere sustrato fértil ni inyección de CO2, lo que la hace perfecta para acuaristas principiantes. Alcanza una altura de 20 cm a 50 cm, por lo que es ideal para acuarios más grandes. Tiene hojas finas y largas que crean un encantador ambiente tropical.

Further reading:  Hambúrgueres à Base de Plantas: A Nova Tendência no Brasil

2. Anubia anã

  • Mantenimiento: fácil
  • Temperatura: 20°C a 30°C
  • pH: 6.0 a 9.0
  • Substrato: simple
  • Iluminación: media
  • CO2: no necesario

Existen diferentes tipos de Anubia anã que varían en características como el color y la forma de la hoja. La Anubia anã común, también conocida como Anubias barteri var. nana, es la más clásica de todas.

Es extremadamente resistente y fácil de cuidar, lo que la hace conocida como «la planta de plástico que crece» entre los acuaristas. Alcanza una altura promedio de 15 cm, por lo que puede adaptarse a acuarios medianos. Sus hojas anchas de un hermoso verde oscuro proporcionan refugio y protección a los peces. Por sus características, se considera una de las plantas naturales ideales para acuarios de bettas.

3. Bacopa caroliniana

  • Mantenimiento: medio
  • Temperatura: 23°C a 28°C
  • pH: 6.0 a 8.0
  • Substrato: simple
  • Iluminación: media
  • CO2: necesario

El género Bacopa también incluye algunos tipos de plantas acuáticas. La Bacopa caroliniana es la más clásica y fácil de mantener entre ellas. Aunque no requiere sustrato fértil, necesita inyección periódica de CO2, lo que la convierte en una especie de mantenimiento un poco más complejo.

Sin embargo, se considera una especie fácil de adaptar a diferentes entornos. Puede crecer hasta 40 cm, pero su crecimiento se puede controlar mediante la poda. Tiene un tallo con pequeñas y adorables hojas, pareciéndose a una suculenta encantadora.

4. Cabomba caroliniana

  • Mantenimiento: difícil
  • Temperatura: 20°C a 26°C
  • pH: 5.0 a 7.0
  • Substrato: fértil
  • Iluminación: alta
  • CO2: necesario

La Cabomba caroliniana es una planta acuática común que se encuentra a menudo en tiendas especializadas. Debido a que requiere sustrato fértil, inyección de CO2 y mucha iluminación, su mantenimiento es un poco más complejo.

Por lo tanto, se recomienda para acuaristas con experiencia en acuarios plantados. En la naturaleza, puede crecer hasta 70 cm de altura, pero en el acuario podemos controlar su crecimiento mediante la poda. Tiene un tallo grueso con hojas delgadas y hermosas.

5. Elódea común

  • Mantenimiento: fácil
  • Temperatura: 12°C a 28°C
  • pH: 5.0 a 9.0
  • Substrato: simple
  • Iluminación: media
  • CO2: no necesario

También conocida como Egeria densa, la elódea común es una planta muy resistente que incluso sobrevive a los acuaristas menos experimentados. En su hábitat natural, a menudo crece de forma descontrolada y se encuentra flotando en ríos y lagos de América del Sur.

Cuando crece libremente, puede alcanzar hasta 1 metro de altura, pero en el acuario podemos podarla y controlar su tamaño. Tiene pequeñas hojas que se asemejan a una samambaia y es un refugio ideal para peces pequeños y tímidos.

peces nadando en el acuario

6. Hygrophila de río

  • Mantenimiento: fácil
  • Temperatura: 6.0 a 9.0
  • pH: 20°C a 30°C
  • Substrato: simple
  • Iluminación: media
  • Co2: no necesario

Esta es una planta de fácil y rápido crecimiento, perfecta para aquellos que buscan un acuario plantado en poco tiempo. Alcanza hasta 60 cm de longitud, por lo que es posible adaptarla a tus necesidades, dejándola más baja o alcanzando el centro del acuario. Su apariencia salvaje es ideal para aquellos que buscan un ambiente con un toque rústico.

7. Lentilha d’água

  • Mantenimiento: fácil
  • Temperatura: 22°C a 28°C
  • pH: 5.0 a 9.0
  • Substrato: no necesario
  • Iluminación: media
  • CO2: no necesario
Further reading:  Planta del dinero: 5 ubicaciones perfectas para atraer la buena suerte

Pequeña y de un verde intenso, la lentilha d’água se extiende por la superficie del acuario creando un hermoso paisaje. Al estar en la lista de plantas acuáticas que no necesitan sustrato, su mantenimiento es fácil y sencillo.

Además de los acuarios plantados, esta planta verde es muy utilizada en estanques ornamentales, agregando un toque extra de encanto al ambiente. Es muy apreciada por los peces, ya que crea un ambiente seguro y protegido.

8. Musgo de Java

  • Mantenimiento: medio
  • Temperatura: 18°C a 28°C
  • pH: 6.0 a 8.0
  • Substrato: no necesario
  • Iluminación: media
  • CO2: no necesario

Gracias a su versatilidad, el musgo de Java es uno de los musgos tapizantes más populares en el mundo del acuarismo. Si bien es originario de Asia, la especie se reproduce fácilmente en las aguas de Brasil.

Como crece apoyado en troncos y rocas, el musgo de Java también se puede considerar una de las plantas acuáticas que no requiere sustrato. A pesar de ser resistente y de fácil crecimiento, fijarlo puede ser un poco complicado para acuaristas principiantes. Puedes asegurarlo con hilo de pescar o pegamento especial para acuarios. Lo importante es utilizar materiales seguros para no alterar el equilibrio del agua.

9. Rabo de zorro

  • Mantenimiento: medio
  • Temperatura: 25°C a 25°C
  • pH: 6.0 a 9.0
  • Substrato: simple
  • Iluminación: media
  • CO2: no necesario

La Ceratophyllum demersum, conocida popularmente como rabo de zorro, es una especie polémica. Algunos la consideran una de las principales plantas para acuarios de bajo mantenimiento debido a su resistencia y durabilidad.

Sin embargo, otros acuaristas encuentran dificultades para cultivarla. Por lo tanto, es importante estar atento y retirarla rápidamente si muestra signos de no adaptarse, ya que su descomposición puede alterar el equilibrio del agua.

Una particularidad es que el rabo de zorro no tiene raíces y generalmente crece enredado en ramas y troncos. En tu acuario, puedes dejarlo suelto o atarlo a piedras y otros elementos decorativos, siendo también una de las plantas acuáticas que no requieren sustrato.

10. Helecho de agua

  • Mantenimiento: medio
  • Temperatura: 20°C a 28°C
  • pH: 5.0 a 9.9
  • Substrato: simple
  • Iluminación: media
  • CO2: necesario

Uno de los helechos más queridos en los hogares brasileños también tiene su versión acuática. El helecho de agua es una especie muy tradicional en la acuariofilia gracias a su versatilidad y resistencia.

El crecimiento fácil, sin embargo, puede ser un desafío. Es necesario estar siempre atento y listo para podar, ya que su crecimiento descontrolado puede sofocar a otras especies. Sus hojas crean un hermoso patrón ramificado que añade encanto a cualquier ambiente.

acuario limpio

Mantener un acuario plantado no es solo una elección estética. Un ambiente más natural brinda salud y bienestar a tus mascotas acuáticas. Con los 10 tipos de plantas para acuarios mencionados anteriormente, será fácil encontrar una que se adapte a tu entorno. ¡Y para más contenido de acuarismo, no dejes de visitar el blog de Petz!

Una planta para acuario es una excelente manera de crear un hermoso y saludable ambiente para tus peces. La elección correcta de plantas acuáticas puede proporcionar beneficios tanto estéticos como funcionales. Además de embellecer el acuario, las plantas ayudan a mantener la calidad del agua y proporcionan refugio y alimento para los peces.

YouTube video
Plantas acuáticas para acuarios: descubre 10 tipos y cómo elegirlos