Cómo fortalecer un talud con plantas

Cómo fortalecer un talud con plantas
Advertisement

Los taludes en nuestros jardines pueden surgir por diferentes motivos, como la construcción de una escalera, la presencia de un estanque, o simplemente para resaltar una zona del paisaje. Aunque son visualmente atractivos, los taludes también presentan desafíos en cuanto a la erosión del suelo y la pérdida de vegetación. Sin embargo, existe una solución natural para estabilizar estos taludes, y es utilizando plantas que fortalezcan y protejan el terreno.

Estabilizando el talud

Existen diversas opciones para estabilizar la superficie de un talud, como la creación de terrazas y bancales, la formación de rocallas, la utilización de traviesas de madera, piedras y muros de contención. Pero también es posible recurrir exclusivamente a las plantas para crear una cubierta vegetal que evite la erosión causada por el agua. Para esta solución natural, es importante seleccionar plantas de rápido crecimiento, que sean capaces de estabilizar el suelo desnudo y requieran poco mantenimiento.

Plantas herbáceas

Las plantas herbáceas son una excelente opción para cubrir los taludes. Estas plantas suelen extenderse a través de estolones y raicillas, creando una capa vegetal eficaz en el talud. También son recomendables aquellas que cuentan con rizomas, ya que forman una red de vegetación a poca profundidad. Estas plantas tienen la capacidad de absorber y retener el agua y los nutrientes presentes en el suelo. Algunas especies recomendadas incluyen la Vinca major y la Vinca minor, la hiedra (Hedera helix), el Pachysandra terminalis y la Stachys byzantina u orejas de liebre.

Arbustos

Los arbustos son otra opción a considerar, especialmente aquellos que toleran bien la sequía. Estas plantas desarrollan un sistema de raíces que profundiza en busca de humedad, lo que ayuda a afianzar el talud a una profundidad media. Algunas especies recomendadas incluyen el Cotoneaster dammeri, la lavanda (Lavandula angustifolia y Lavandula lanata), el romero rastrero (Rosmarinus officinalis prostratus), el enebro (Juniperus horizontalis y Juniperus x media), el cornejo (Cornus stolonifera o Cornus sericea), la genista (Genista sp.), el Hipérico (Hypericum calycinum), la cinquefoil (Potentilla fruticosa) y el Plumbago capensis.

Further reading:  Chlorophytum comosum: La Planta Multifacética para Interiores y Exteriores

Árboles

En cuanto a los árboles, se recomienda seleccionar aquellos de tamaño mediano a pequeño, ya que son capaces de sujetar la zona más profunda del talud. Lo ideal es optar por árboles con un sistema radicular que genere un mayor número de raíces en la superficie y en las zonas medias. Algunas especies adecuadas son el arce negundo (Acer negundo), el cinamomo (Melia azedarach), el jabonero de la China (Koelreuteria paniculata), el cerezo silvestre (Prunus avium), el espino blanco (Crataegus oxycantha), la morera blanca llorona (Morus alba ‘Pendula’) y el abedul (Betula sp.).

Advertisement

Mantas orgánicas y ‘bloomers’

Mantas y Bloomers

Para taludes de tamaño mediano a grande, existen recursos adicionales que pueden ayudar a fortalecer la vegetación. Uno de ellos son las mantas orgánicas, que están trenzadas con fibras naturales como la paja o el coco, y contienen semillas de gramíneas en su interior. Estas mantas se fijan al talud y se riegan abundantemente para que las semillas germinen y se conviertan en una cubierta vegetal. Otra opción son los ‘bloomers’, que son mezclas de semillas herbáceas de flor que se aplican mediante hidrosiembras. Para obtener resultados óptimos, se recomienda combinar estas técnicas con la plantación de árboles y arbustos.

Recomendaciones adicionales

Aquí tienes algunas recomendaciones adicionales para fortalecer y mantener tu talud:

  1. Evita el uso de césped en los taludes, ya que requiere de siegas continuas y un alto consumo de agua.
  2. Asegúrate de enterrar completamente las raíces de las plantas en el talud para evitar la erosión.
  3. Si colocas traviesas de madera formando terrazas, reducirás la velocidad del agua y facilitarás el suministro de nutrientes.
  4. Riega el talud por goteo para evitar el escurrimiento del agua.
  5. Utiliza abonos orgánicos o de liberación lenta para fertilizar las plantas del talud.
  6. Considera excavar una zanja de drenaje en la parte más baja del talud para canalizar y evacuar el exceso de agua.
Further reading:  Cómo propagar y plantar esquejes: consejos prácticos para lograrlo fácilmente

Recuerda que combinar árboles, arbustos y plantas herbáceas en tu talud garantizará un mayor fortalecimiento y una apariencia más atractiva.

¡No esperes más para fortalecer y embellecer tu talud con plantas! Si quieres obtener más información y consejos, visita Una Planta.

Nuestro agradecimiento a Agustín Bravo, jardinero proyectista, por sus valiosas aportaciones en este artículo.

Advertisement