Disfruta de la belleza de las plantas acuáticas en tu estanque

Advertisement

Las plantas acuáticas son seres fascinantes que requieren una gran cantidad de agua en sus raíces para vivir. Pueden agregar un toque especial a tu estanque y crear un ambiente sorprendente y relajante. En este artículo, te presentaremos los diferentes tipos de plantas acuáticas que puedes incluir en tu jardín acuático. ¡Vamos a sumergirnos en este maravilloso mundo!

1. Plantas de aguas profundas

Si buscas plantas que aporten belleza y elegancia a tu estanque, las plantas acuáticas de aguas profundas son la elección perfecta. Algunas de las más conocidas son los nenúfares y la flor de loto. Estas plantas se sitúan en la zona más profunda del estanque y pueden crecer desde 40 hasta 90 cm de profundidad.

Para cultivarlas, simplemente coloca las macetas sobre unos ladrillos y ve retirándolos a medida que las plantas crecen. Sus hojas brindan sombra y evitan el desarrollo de algas, manteniendo el agua clara.

2. Plantas flotantes

Las plantas flotantes son una opción encantadora para adornar la superficie del agua de tu estanque. Estas plantas, como el jacinto de agua, la lechuga de agua y la oreja de elefante, no necesitan estar en macetas ni en el fondo del estanque. Simplemente se lanzan al agua y flotan libremente.

Es necesario controlar su crecimiento, ya que algunas especies se multiplican rápidamente. Sin embargo, son excelentes para mantener un equilibrio en el ecosistema acuático.

3. Plantas oxigenadoras

Las plantas oxigenadoras cumplen una función vital en los estanques y acuarios. Estas plantas, como el bricio, el myriophyllum verticillatum y la vallisneria, ayudan a mantener el agua clara absorbiendo minerales y dióxido de carbono. Tienen un crecimiento rápido, por lo que es importante controlar su desarrollo.

Further reading:  Descifrando los secretos de nuestros pies

4. Plantas de ribera o margen

Advertisement

Si deseas agregar un toque de naturalidad a tu estanque, las plantas de ribera o margen son ideales. Estas plantas, como el acoro, el lirio amarillo y el aro de agua, se sitúan en las orillas del estanque, con parte de sus raíces sumergidas en el agua.

Estas especies pueden vivir sin agua permanente en sus raíces, pero necesitan riego constante. Además, aportan belleza y hacen de transición entre el estanque y el jardín.

5. Plantas para las proximidades del estanque

Si tienes un suelo húmedo en las zonas cercanas a tu estanque, puedes aprovecharlo para cultivar diversas especies de plantas que disfrutan de esas condiciones. Algunas opciones interesantes son el astilbe, los bambúes, los helechos y la lobelia.

Estas plantas se adaptan perfectamente a suelos más húmedos y agregarán variedad y color a tu jardín acuático.

¡Sumérgete en el mundo de las plantas acuáticas!

Ahora que conoces los diferentes tipos de plantas acuáticas que puedes incluir en tu estanque, ¡es hora de sumergirte en este maravilloso mundo! Recuerda que puedes encontrar estas especies en viveros especializados en plantas acuáticas. Si quieres saber más sobre ellas, puedes consultar las fichas de cada planta en Una Planta.

¡Crea tu propio oasis acuático y disfruta de la belleza de las plantas acuáticas en tu hogar!

Advertisement