Plantas del cerrado: una nueva esperanza en la lucha contra el cáncer

Plantas del cerrado: una nueva esperanza en la lucha contra el cáncer
Advertisement

El cerrado, uno de los ecosistemas más ricos de Brasil, podría convertirse en una fuente invaluable de nuevos tratamientos contra el cáncer. Investigadores de la Universidad Estatal de Campinas (Unicamp) están llevando a cabo un estudio multidisciplinar para descubrir propiedades antitumorales en las plantas de esta región. Dirigido por el oncólogo Paulo Eduardo Pizão, el equipo busca encontrar en la flora del cerrado compuestos que puedan combatir eficazmente esta enfermedad.

La investigación de la Unicamp

La investigación se divide en varias etapas, desde la recolección de plantas hasta la extracción, aislamiento e identificación de los compuestos activos presentes en ellas. Estos compuestos se someterán a pruebas en el laboratorio, donde se espera conocer su efectividad contra las células tumorales.

El laboratorio, que será uno de los primeros en su tipo en Brasil, está siendo equipado para el cultivo de células tumorales in vitro. Con el apoyo financiero de la FAPESP, el Programa de Formación de Jóvenes Investigadores en Centros Emergentes, la investigación involucra a profesionales de diversas áreas, como química, botánica, farmacología, biología y oncología médica. El objetivo principal es encontrar alternativas a los tratamientos quimioterapéuticos actuales, que no son suficientes para satisfacer las necesidades de los pacientes.

La importancia de las plantas del cerrado

El cerrado es conocido desde hace mucho tiempo por su biodiversidad y por ser el hábitat de muchas especies de plantas con propiedades medicinales. Estudios recientes han demostrado que estas plantas pueden ser una fuente prometedora de nuevos medicamentos. El ejemplo más destacado es el Taxol, un medicamento a base de la corteza de un árbol centenario llamado Taxus brevifolia. El Taxol ha demostrado ser efectivo en el tratamiento de tumores resistentes a otros fármacos quimioterapéuticos.

Further reading:  Tomate Negro de Santiago: Sabor Excepcional y Características Únicas

Los biólogos de la Unicamp realizaron una exhaustiva investigación bibliográfica para seleccionar las especies de plantas del cerrado más relevantes para el estudio. El Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos colaboró con los investigadores brasileños y los orientó en la elección de las plantas más adecuadas para su investigación.

El proceso de investigación

Las plantas fueron recolectadas en diferentes lugares del cerrado, principalmente en áreas de conservación del estado de São Paulo. Después de la recolección y la identificación botánica, las plantas se secan y se preparan para su análisis químico. Los compuestos de interés (hojas, tallos, raíces) se separan, se secan uniformemente, se muelen y se extraen con disolventes específicos.

Advertisement

Una vez extraídos, los compuestos activos se someten a pruebas de actividad en el laboratorio de cultivo celular. Se utilizan placas de cultivo con miles de células tumorales humanas para determinar la efectividad de los extractos de las plantas. Si el número de células en las placas disminuye o si todas las células tumorales mueren, se considera que el extracto es activo contra el cáncer. Sin embargo, es importante evaluar el potencial tóxico o venenoso de los compuestos, ya que la destrucción total de las células tumorales no garantiza necesariamente que la sustancia pueda utilizarse como medicamento.

El camino hacia nuevos tratamientos

La investigación y el desarrollo de nuevos medicamentos son procesos largos y complejos. Desde la fase de descubrimiento hasta que un nuevo fármaco llega al mercado, se necesitan en promedio diez años de estudios y pruebas. Durante este tiempo, se realizan estudios preclínicos que incluyen la adquisición, selección, producción, formulación y toxicología animal, así como estudios clínicos en animales y seres humanos.

Further reading:  La Fascinante Vida del Lino: Cultivo, Cosecha, Procesado y Usos

Aunque la investigación está en sus primeras etapas, los científicos están entusiasmados con el potencial de las plantas del cerrado para combatir el cáncer. Si en el futuro se descubren nuevos compuestos que demuestren ser efectivos contra esta enfermedad, podríamos estar ante una esperanza real para los pacientes y una revolución en el tratamiento del cáncer.

Video: Una Planta

Fuente: Unaplanta.com

Advertisement