¿Cuáles son las diferencias entre una planta eléctrica de gas y diésel?

Advertisement

La respuesta obvia a la pregunta sobre las diferencias entre una planta eléctrica de gas y diésel es el combustible que utilizan, no hay duda al respecto. Pero más allá del tipo de combustible, existen otras características estructurales que se pueden comparar entre un generador de gas y uno de diésel.

¿Qué es una planta eléctrica a gas?

Las plantas eléctricas a gas funcionan con gas como combustible. Estos modelos existen desde hace mucho tiempo y fueron diseñados originalmente como una alternativa ocasional a la energía tradicional. El funcionamiento básico de estas plantas es similar al de la mayoría de los generadores, con un motor de combustión interna que se enciende mediante un generador de electricidad.

¿Qué es una planta eléctrica a diésel?

Las plantas eléctricas a diésel son generadores de energía de gran potencia que generalmente se utilizan en entornos industriales. Funcionan mediante la combustión del gasóleo o diésel. Estos generadores son muy apreciados en el sector agroindustrial debido a su fuerza y ​​también pueden ser monofásicos o trifásicos. De hecho, son los modelos más vendidos a nivel mundial.

Cinco diferencias entre una planta eléctrica de gas y diésel

Accesibilidad de combustible

Cargar una planta eléctrica de gas es mucho más fácil que hacerlo con una planta de diésel. Sin embargo, el costo de ambos combustibles puede variar dependiendo de la geografía y su precio. Aunque ambos tipos de combustible son más económicos que otras fuentes de energía en el mercado. En Venezuela, tanto el gas como el diésel son combustibles nacionales, aunque puede haber algunos problemas para obtenerlos debido a eventos aislados de índole social.

Further reading:  Manual Rápido para el Manejo de Boro en las Plantas

Impacto ambiental

Ambos sistemas de combustible son menos contaminantes que otros combustibles fósiles. Esto está comprobado a nivel internacional. Sin embargo, el gas tiene mejores estadísticas en términos de impacto ambiental, ya que existen opciones de gas ecológico que son menos densas y más económicas. Aunque el diésel no puede competir en igualdad de condiciones, sus emisiones son reducidas en comparación con otros combustibles.

Potencia

Las plantas eléctricas de gas pueden utilizarse para alimentar diferentes espacios, tanto residenciales como comerciales. Sin embargo, debido al consumo y almacenamiento de combustible, el sector industrial tiende a preferir las plantas de diésel. Además, la potencia de las plantas de diésel es más estable durante largos períodos de funcionamiento en comparación con las plantas de gas, cuya capacidad de producción de energía tiende a disminuir rápidamente.

Mantenimiento preventivo

En este aspecto, las plantas eléctricas de gas superan a los generadores de diésel. Los generadores de diésel tienden a generar más derrames o fugas de fluidos en su sistema interno, lo que requiere una mayor atención para limpiar y reparar. Por otro lado, las plantas de gas tienen un mecanismo más limpio y menos invasivo. Además, su sistema de conducción genera menos polvo interior en comparación con las plantas de diésel, lo que facilita su limpieza.

Seguridad y costos

Las plantas de gas tienen una mayor probabilidad de sufrir incendios en comparación con las plantas de diésel, aunque esto no significa que no sean seguras. En realidad, son muy seguras y confiables. En cuanto al costo final de venta, las plantas de gas son un poco más caras debido a los requisitos del sistema de control y su motor, lo cual se traduce en precios internacionales más elevados.

Further reading:  Guía para el cultivo exitoso de plantas de marihuana
Advertisement

Ventajas de una planta eléctrica de gas

  • Son muy eficientes en situaciones de emergencia, ya que mantienen una continuidad perfecta.
  • Generan emisiones de gases muy bajas, lo que las hace menos contaminantes.
  • El gas natural se puede utilizar en sistemas de cogeneración en forma de calor, vapor, calefacción de aceite y agua caliente.

Desventajas de una planta eléctrica de gas

  • No es posible almacenar fácilmente el combustible.
  • En muchos casos, no hay infraestructura para la generación de gas en varios lugares, lo que limita su viabilidad.
  • Los componentes de las plantas de gas son más delicados, por lo que las piezas de repuesto pueden ser costosas.

Ventajas de una planta eléctrica de diésel

  • La portabilidad de las plantas de diésel es una de las mejores del mercado y es más fácil acceder al combustible en cualquier lugar.
  • Aunque pueden requerir un mayor mantenimiento, el costo de cualquier reparación posterior es menos costoso en comparación con otras plantas.
  • El diésel es un combustible poco inflamable.

Desventajas de una planta eléctrica de diésel

  • El sistema de filtración de las plantas de diésel es más grande, lo que puede resultar en un mayor costo de reparación o reemplazo de piezas en algunos momentos.

En última instancia, la elección del generador más adecuado depende de las necesidades y el uso específico. Las plantas eléctricas de gas y diésel siempre serán una solución viable para el suministro de energía tanto en el hogar como en los negocios.

En Una Planta ofrecemos plantas eléctricas a gas Cummins de 13 a 30 KW y plantas de diésel Cummins de 20 a 2000 KW. Nuestros productos son silenciosos, tienen precios de fábrica, vienen con 2 años de garantía y brindamos soporte postventa garantizado.

Advertisement