Síndrome Mano-Pie o Eritrodisestesia Palmoplantar: ¿Qué Debes Saber?

Advertisement

¡Descubre todo sobre el síndrome mano-pie y cómo manejarlo durante el tratamiento contra el cáncer!

Cuando se trata de lidiar con el cáncer, es crucial prestar atención a los efectos secundarios que pueden surgir debido a los tratamientos. Uno de estos efectos secundarios es el síndrome mano-pie, también conocido como eritrodisestesia palmoplantar. A pesar de su nombre un tanto extraño, este síndrome puede causar enrojecimiento, hinchazón y dolor en las palmas de las manos y/o las plantas de los pies. Incluso se pueden formar ampollas en estas áreas afectadas. Aunque menos común, el síndrome mano-pie también puede manifestarse en otras partes del cuerpo, como las rodillas y los codos.

Síntomas y Causas del Síndrome Mano-Pie

El síndrome mano-pie puede variar en gravedad, desde leve hasta grave. Algunos de los síntomas leves o moderados incluyen:

  • Enrojecimiento similar a una quemadura solar
  • Hinchazón
  • Sensación de hormigueo o ardor
  • Sensibilidad al tacto
  • Tirantez en la piel
  • Callos gruesos y ampollas en las palmas de las manos y las plantas de los pies

Por otro lado, los síntomas graves del síndrome mano-pie consisten en:

  • Agrietamiento de la piel o descamación
  • Ampollas, úlceras o llagas en la piel
  • Dolor intenso
  • Dificultad para caminar o usar las manos

¿Pero qué causa este síndrome? Algunos medicamentos utilizados en el tratamiento del cáncer pueden afectar el crecimiento de las células cutáneas y los vasos sanguíneos en las manos y los pies. Esto, a su vez, da lugar al síndrome mano-pie. Cuando estos medicamentos ingresan al torrente sanguíneo, dañan los tejidos circundantes, lo que provoca los síntomas mencionados anteriormente. Es importante tener en cuenta que no todas las personas que toman estos medicamentos experimentarán el síndrome mano-pie, y la gravedad de los síntomas puede variar de una persona a otra.

Further reading:  Nepenthes: plantas carnívoras fascinantes que atrapan insectos

Prevención y Manejo del Síndrome Mano-Pie

Si experimentas los primeros signos del síndrome mano-pie o notas que tus síntomas empeoran, es fundamental comunicarte con tu equipo médico. Ellos podrán ajustar tu tratamiento o brindarte estrategias para mitigar los síntomas. A continuación, te compartimos algunos consejos que podrían ayudarte:

  • Evita usar agua caliente al lavar platos o bañarte. Opta por duchas o baños con agua fría y seca suavemente tu piel con toques suaves.
  • Refresca tus manos y pies aplicando bolsas de hielo, agua fresca del grifo o una toalla húmeda durante 15 a 20 minutos. Recuerda no poner hielo directamente sobre la piel.
  • Advertisement
  • Evita fuentes de calor, como saunas o la exposición solar directa.
  • Durante las primeras 6 semanas de tratamiento, evita actividades que ejerzan presión o fricción en las manos y los pies, como correr, practicar deportes con raqueta o hacer ejercicios aeróbicos.
  • No utilices productos químicos abrasivos en jabones para ropa o productos de limpieza, y evita los guantes de goma o vinilo sin forro al lavar con agua caliente.
  • Hidrata tus manos con cremas especiales y evita frotarlas o masajearlas con lociones.
  • Viste calzado y ropa que permita la ventilación de tu piel.
  • Considera visitar a un podólogo antes de comenzar el tratamiento contra el cáncer para tratar callosidades y uñas gruesas, si es necesario. El podólogo puede recomendarte productos que reduzcan la fricción y la presión.

Tratamiento del Síndrome Mano-Pie

Cuando se toman medicamentos conocidos por causar el síndrome mano-pie, es posible que el médico recete medicamentos antiinflamatorios tópicos, como cremas corticoesteroides. Además, es posible que ajuste la dosis de quimioterapia o el cronograma de tratamiento. Incluso podrían suspender temporalmente la quimioterapia hasta que los síntomas del síndrome mano-pie mejoren. Algunas opciones de tratamiento adicionales incluyen el uso de analgésicos tópicos, cremas exfoliantes humectantes y bolsas de hielo durante la administración de quimioterapia.

Further reading:  El Jabón Potásico Mercadona: El Secreto Ecológico para Cuidar Tus Plantas

¡Recuerda que cada persona es diferente y los síntomas pueden variar! Siempre es importante comunicarte con tu equipo médico para recibir la atención adecuada.

Recursos relacionados:
Afecciones cutáneas
Efectos secundarios de la quimioterapia

¡Si deseas obtener más información sobre el síndrome mano-pie y otros temas relacionados con la salud, visita Una Planta ahora mismo!

Advertisement