Plantas sin maceta: descubre la fascinante tendencia del Kokedama

Advertisement

Si eres amante de las plantas y deseas dar un toque sorprendente a tu hogar, el Kokedama es una técnica que debes conocer. Originaria de Japón y con más de 500 años de antigüedad, consiste en cultivar plantas sin maceta, creando una bola de musgo y sustrato donde la planta puede crecer y desarrollarse. ¿Quieres saber cómo cuidarlas en casa? ¡Continúa leyendo!

¿Qué es el Kokedama o plantas sin maceta?

El Kokedama es una técnica japonesa que reemplaza las macetas tradicionales por una bola de musgo y sustratos. Esta es una alternativa genial en el mundo de la decoración, ya que agrega un toque sorprendente en ambientes de diseño moderno.

La bola que alberga a la planta está formada por musgo, turba, akadama (un sustrato de arcilla) y arena de río. En muchas ocasiones, también se protege y decora con hilos o redecillas de fibras naturales. Las kokedamas generalmente se suspenden del techo como macetas colgantes, evitando la luz solar directa. También se pueden colocar sobre mesas, fuentes u otros soportes planos, brindando una vista única.

¿Qué cuidados necesita el Kokedama?

Estas plantas sin maceta requieren un sistema de riego peculiar. La bola de musgo se sumerge en agua para permitir que se hidrate y luego se escurre. En ocasiones, si la bola se seca ligeramente, se recomienda utilizar un pulverizador de agua.

La luz y la frecuencia de riego varían según el tipo de planta. Las kokedamas son ideales para plantas decorativas de interior que requieren humedad y sombra, siendo compatibles con el musgo. También se sugiere utilizar plantas de crecimiento lento para evitar que las raíces sobresalgan de la bola de musgo. Es importante destacar que las kokedamas se mantienen mejor en interiores, donde no reciben luz solar directa y se secan menos.

Further reading:  Cómo Cuidar una Kokedama: Secretos para el Éxito en su Cultivo

¿Cómo crear tu propia Kokedama?

La fabricación de kokedamas depende de tu destreza. Debes crear una bola con sustrato y agua, intentando darle una forma lo más redonda posible. El secreto radica en lograr una mezcla equilibrada de tierra, agua y abono. Una vez creada la bola, se hace un hueco para colocar la planta (puede ser de interior o exterior) y se rodea con sustrato, asegurándolo con cuerdas para evitar que se rompa. Finalmente, se forra la bola con musgo y se puede colgar usando cuerdas o hilos.

Advertisement

Si prefieres evitar la fabricación, puedes encontrar kokedamas en tiendas especializadas que incluso vienen con instrucciones de cuidado. Pregunta en floristerías, tiendas de arte floral o navega por Amazon para encontrar una amplia variedad.

¿Cómo decorar con Kokedama?

Las kokedamas sin soporte añaden color y un efecto sorprendente a cualquier espacio, convirtiéndose en el complemento perfecto para las plantas de interior. Además, al ser ecosistemas en miniatura, representan una alternativa más fácil de cultivar y que requiere menos cuidados en comparación con los bonsáis. El resultado es decorativo y vistoso, perfecto para crear composiciones con diferentes plantas y agregar un toque de naturaleza a tu hogar. También puedes colocar las kokedamas en jarrones transparentes para resaltar la bola de musgo y permitir el paso de la luz. ¡Imagina las posibilidades decorativas que puedes tener en tu dormitorio, cocina o salón!

Descubre el fascinante mundo del Kokedama y disfruta de las plantas sin maceta en tu hogar. ¡Visita Una Planta para obtener más información y adquirir tus propias kokedamas!

Advertisement